Fondos

¿Curarán los doctores Obama y Buffett a los fondos de salud?

  • Invertir en biotecnología y genéricos es mejor que hacerlo en farmacéuticas

Puede que al plan de reforma sanitaria ideado por el presidente de EEUU, Barack Obama, le estén creciendo enemigos por todas partes desde que fue anunciado en mayo: republicanos, aseguradoras, farmacéuticas... pero es posible que por fin haya encontrado un apoyo: el de los fondos de salud.

La mala noticia es que este apoyo está limitado sólo a unos cuantos productos, los que invierten en genéricos o se relacionan con la biotecnología, cuyo potencial de crecimiento aumenta a medida que crece el interés del Gobierno de EEUU por una sanidad gratuita.

La razón es simple: un sistema sanitario gratuito requiere de medicamentos baratos (los genéricos representan ya el 70% del mercado) y para ello es necesario que se desarrolle una tecnología que permita no sólo su implantación, sino también su distribución. Pero nunca llueve a gusto de todos, por lo que todo el potencial que presentan estas compañías actúa en detrimento de las farmacéuticas más tradicionales.

Quizá por ello, Procter&Gamble decidió la semana pasada vender precisamente su división farmacéutica a la irlandesa Warner Chilcott, que pagó por ella 2.170 millones de euros, para concentrarse en su negocio de productos de consumo.

A juicio de Pictet, parece que no se equivocó con esta desinversión. "La cobertura universal que propone Obama implica 50 millones de consumidores nuevos y una expansión del mercado de salud al 15%. Su coste vendrá de una mayor presión de precios a medida que el Gobierno se convierta en cliente y ahí las compañías biotecnológicas y los proveedores de genéricos pueden hacerlo mejor que las farmacéuticas", afirma Carmen Tang, gestora de PF Generics.

Rentabilidades del 20%

Precisamente este producto es uno de los que mejor comportamiento están registrando en el año. Gana un 24,31% en 2009 frente al 6,58% que se anotan de media los fondos ligados al sector de la salud. Entre sus principales posiciones se encuentran compañías como Teva (TEVA.NQ), Shire (SHP.LO) o Sandoz (esta última adquirió en el mes de mayo la empresa de genéricos Ebewe).

Sólo preceden al fondo de Pictet, en lo que a rentabilidad se refiere, dos productos, ambos relacionados con las nuevas tecnologías médicas. Se trata de Dexia Equities Biotechnology y Lacuna Adamant Global MedTech, que repuntan en el año un 33,70 y un 27,31%, respectivamente, según los datos de Morningstar.

Pero los fondos no son los únicos inversores que se han dado cuenta de las necesidades tecnológicas que requiere la industria de la salud. También Warren Buffett, uno de los gurús más reconocidos, ha visto potencial en las empresas tecnológicas ligadas a la salud. De hecho, según consta en su informe del segundo trimestre remitido a la SEC, el oráculo de Omaha entró en el capital de Becton Dickinson&Co, compañía que se dedica al desarrollo de tecnología médica, al adquirir 1,2 millones de acciones.

Por el contrario, redujo su participación en otras empresas de salud más tradicionales, sobre todo dentro del sector asegurador, como Wellpoint y United Health Group; la mantuvo en otras, como Sanofi Aventis (SAN.PA) o GlaxoSmithKline (GSK.LO), y la incrementó levemente en el gigante norteamericano Jonhson&Jonhson.

Internacionalizarse o morir

Una de las características clave con la que un gestor decide posicionarse en una compañía u otra del mismo sector es que cuente con un negocio diversificado. Y, si es en mercados emergentes, mejor. Pues bien, éste es, según los gestores, otro de los argumentos a la hora de seleccionar una cartera de valores ligados al sector de la salud.

"Las compañías se han visto obligadas a diversificar su negocio, a generar ingresos alternativos y a explorar nuevas oportunidades de crecimiento en mercados emergentes como Asia o Latinoamérica", afirma John Bowler, analista del sector salud de la gestora Schroders.

No en vano, los países emergentes no sólo están muy por detrás de los desarrollados en lo que se refiere al mercado crediticio (de ahí que cada vez más bancos opten por comprar negocios en mercados tan remotos). También están a años luz de los mercados desarrollados en lo que a Sanidad se refiere.

"Las compañías de genéricos en Europa del Este, África e India pueden seguir comportándose bien, dado el fuerte crecimiento doméstico. De hecho, el gasto farmacéutico es aún muy bajo en comparación con los 1.000 dólares per cápita de EEUU", afirma Tang.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin