Firmas

El Internet de las cosas y su impacto en las ciudades del futuro

Foto: Dreamstime

Las compañías tienen en su haber una cantidad masiva de datos y de su habilidad en la gestión de ellos dependerá su éxito o fracaso empresarial. El ya famoso Big Data permite convertir los datos en valiosa información, hecho este que ayuda a tomar decisiones determinantes incluso a tiempo real.

El inicio del segundo trimestre del año es un buen momento para hacer balance del ejercicio anterior y para valorar cómo estos nuevos conceptos pueden influir en el sector de la elevación. Actualmente, hay más dispositivos conectados que personas y de cara al 2020 se prevé que la cifra alcance los 50 millones. ¿Qué pueden aportar estos datos al modo en que las personas se mueven en las grandes ciudades? En total, se calcula que la conectividad generará unos 7 billones de dólares de beneficios al sector, algo que impulsará la demanda y reducirá los costes en un 30%. Esta nueva era nos da la oportunidad de proporcionar al usuario la ocasión de tener mayor poder de decisión. No hay que olvidar que los clientes tendrán a su alcance la facilidad de conseguir una respuesta proactiva y predictiva de los ascensores que utilicen. De esta manera, el hecho de aplicar el Internet of Things a su rutina diaria permite que los servicios sean verdaderamente inteligentes.

Volviendo a la importancia de los datos, hay que señalar que el Big Data es traducido en tiempo real con el objetivo de poder sintonizar conversaciones reales entre máquinas. Actualmente, algunas plataformas dan la posibilidad de que el ascensor reporte en tiempo real todos los datos posibles y así monitorizar, analizar y visualizar el servicio, mejorando el funcionamiento de sus equipos. El objetivo es conectar más de un millón de ascensores y escaleras mecánicas a la nube durante los próximos años. Sin duda, 2017 será un año clave en la incorporación del IoT y en la aplicación de la digitalización al sector.

Este paso adelante del sector tiene lugar gracias al buen momento por el que pasa el sector de la construcción. Los últimos meses de 2016 han sido testigos del resurgir de la obra nueva, algo que permitirá a las empresas de transporte vertical convertir en realidad todas las novedades tecnológicas disponibles.

El sector no puede o no debe dar la espalda a la continua urbanización que vivimos. Se calcula que alrededor de 200.000 personas se trasladan a las ciudades cada día, lo que equivale a 140 personas al minuto. Estos datos, irremediablemente impulsan el crecimiento de los edificios y, por ende y a largo plazo, de los nuevos equipos. Todo esto se traduce en la obligación que tienen las empresas del sector de estar en continua alerta en lo que a mantenimiento y modernización de equipos se refiere. Las ciudades están aplicando ya el Internet of Things a la gestión del día a día, pero ¿qué aporta concretamente a la urbanización? Desde movilidad, mejorando los sistemas de transporte urbano, a eficiencia energética, reemplazando la iluminación tradicional por inteligente, pasando por la gestión de residuos, evitando así pérdidas de tiempo y recursos innecesarios o dándole un uso sanitario, implantando el IoT en la mejora de la atención remota a los pacientes.

Dados los datos de urbanización anteriores, es imperativa la necesidad de llevar un estilo de vida urbana sostenible. En esta partida juegan un papel muy importante los edificios inteligentes, construcciones que permiten reducir los costes de energía mientras aumentan la productividad y la confiabilidad. Nuestro trabajo como profesionales del transporte en edificios está en ayudar a conseguir el objetivo de reducir entre un 30 y un 50% de energía, aplicando las nuevas tecnologías y la digitalización. Este último concepto hará posible que un usuario esté conectado con el edificio desde que llega a la puerta hasta que se sienta en su lugar de trabajo o en su hogar.

En definitiva, el Big Data ayuda a incorporar la digitalización al sector, algo que, sin duda, conseguirá aspectos tan sencillos como reducir los tiempos de espera del ascensor. No hay que olvidar que el ascensor es el medio de transporte más utilizado en el mundo con más de 12 millones de ascensores en funcionamiento que mueven a 1.500 millones de personas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0