Firmas

El poder del consumo digital y el crecimiento económico

La recuperación económica se consolida tras seis trimestres consecutivos con tasas de crecimiento intertrimestrales positivas. El Indicador Adelantado de Actividad Económica que elaboramos internamente en Seur apunta a un crecimiento del 0,6% en el último trimestre de este año y avanza un PIB del 1,3% para el conjunto del año.

A diferencia del comienzo de esta recuperación en 2013, donde el principal factor de contribución positiva fue el crecimiento en las exportaciones netas, en 2014 el inductor clave de crecimiento en el PIB está siendo la demanda interna y, de sus tres componentes principales, el consumo privado es el que más está aumentando.

En lugar de preguntarnos si hay recuperación del consumo estamos cuestionándonos si ésta es sostenible, lo cual no deja de ser un gran avance si analizamos el comportamiento del consumo de los hogares en España en el periodo 2008-2012. Sin duda, y gracias a nuestra actividad diaria que nos permite estar muy pegados a la economía real, podemos asegurar que uno de los principales propulsores del crecimiento en el consumo privado está siendo el aumento de las compras online.

Los vertiginosos avances en la puesta a disposición de un surtido global de productos, la facilidad del proceso de compra, la conveniencia del servicio de entrega y la multicanalidad, entre otros, hacen que este fenómeno sea imparable.

El caso español

En España ya el consumo online de moda es la mayor categoría de compra, seguido de tecnología, superando así a las tradicionales categorías más transaccionales de viajes y alojamiento. Aunque los datos oficiales registran con cierto retraso las actividades de comercio electrónico y hace unos días hemos sabido que en el primer trimestre de este año el crecimiento fue de más de dos dígitos respecto al año anterior, nuestras estimaciones tras la campaña de navidad apuntan a cifras muy superiores para el conjunto del año, tanto en volúmenes como en gasto medio.

Solo en el fin de semana del Black Friday superamos con nuestros servicios los 700.000 envíos de tiendas online a sus clientes, un 33% más que el año anterior, y la tendencia se mantuvo durante toda la campaña en la que hemos movido más de 15 millones de paquetes.

Si bien la evolución del mercado laboral en España será clave para impulsar el consumo privado en 2015, el crecimiento del consumo online seguirá incrementando su aportación al total del consumo y su peso será cada vez más determinante en el comportamiento de la demanda interna; según la Comisión Nacional del Mercado de la Comunicaciones, el peso del comercio electrónico en el PIB es del 1,3%, mientras que hace tres años era del 0,8%.

Estamos inmersos en plena economía digital de consumo; un modelo que con sus propias reglas está trasformando muchos sectores de la economía off line, en fase de crecimiento exponencial y cada vez más determinante en el desarrollo general de nuestra economía.

Cabe recordar que las tasas de compra online en España están muy por debajo de las de otros países y esto nos sigue abriendo más ventanas de crecimiento a futuro, no solo por el lado de la demanda interna sino por el de las exportaciones. Seguiremos sin duda en 2015 hablando del crecimiento del comercio online, solo tenemos que recordar que Estados Unidos se estima que este año el 44% de las compras navideñas se han realizado online.

Alberto Navarro. Consejero delegado de Seur.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin