Firmas

Síntomas de un crecimiento desequilibrado

  • O se transforma el modelo productivo o el gasto interno irá a la construcción
  • Es imprescindible que el Gobierno abandone la complacencia en la que vive
Imagen de iStock.

Durante años se nos ha repetido machaconamente que la causa fundamental de la crisis económica española era el desplome del gasto interno: si queríamos salir con rapidez de la depresión no nos quedaba otra que reanimar nuestros desembolsos para así fomentar la contratación de los numerosos parados.

El círculo virtuoso se antojaba obvio: más gasto interno implicaba más producción interna; a su vez más producción interna conllevaba más contratación interna; y, por último, más contratación interna animaba una nueva ronda de mayor gasto interno.

Algunos, sin embargo, ya alertamos en su momento de que el problema esencial de España no era de falta de demanda, sino de falta de una adecuada oferta interna: de un "modelo productivo" capaz de satisfacer las necesidades de la demanda.

A la postre, en 2008 se vino abajo el chiringuito productivo de España, basado en una hipertrofiada industria de la construcción alimentada por el endeudamiento exterior. Desde entonces, no ha habido cambio de modelo alguno: el valor añadido anual de la construcción y de las actividades financieras se ha desplomado en 80.000 millones de euros, mientras que el de la agricultura, la industria, las telecomunicaciones o los servicios profesionales, lejos de subir, han caído en otros 10.500 millones de euros. Sólo la hostelería, el comercio, el transporte o las actividades recreativas han compensado parcialmente tal desplome con un aumento de su valor añadido anual de 13.000 millones de euros.

Reemplazar el modelo productivo

Es decir, en 2013 todavía no habíamos encontrado reemplazo alguno para el modelo productivo de 2008 (y las tendencias a comienzos de 2014 se mantienen: industria estancada y telecomunicaciones estancadas, salvo por un leve repunte de los servicios profesionales y de las actividades recreativas).

Nuestra economía, pues, se mantenía grosso modo instalada en las ruinas de la burbuja inmobiliaria, de forma que cualquier incremento significativo del gasto interno únicamente nos permitía aumentar aquello que estábamos capacitados para producir: ladrillo.

Sí: en contra de lo que ingenuamente blasonan quienes sentencian que todo es un problema de demanda, si no transformamos previamente nuestro aparato productivo, un mayor gasto interno sólo puede incrementar la producción de ladrillo. Volver a 2008, es decir, a la burbuja inmobiliaria. Mas como no parece que los españoles deseen gastar más en ladrillo, ¿hacia dónde se filtrará necesariamente el mayor gasto interno? En efecto: hacia las importaciones (esto es, hacia la producción exterior que sí es demandada, pero no producida, por los españoles).

Así, durante la primera mitad de 2014 -esos pletóricos seis meses en los que el crecimiento económico ha regresado a España-, las importaciones de bienes han vuelto a crecer por primera vez desde 2010 y lo han hecho un ritmo interanual superior al 6%, duplicando de ese modo el déficit comercial que exhibimos durante el primer semestre de 2013. Dado que queremos gastar más y dado que aquello que queremos adquirir no somos capaces de manufacturarlo dentro (no hemos cambiado el modelo productivo), no nos queda más remedio que traerlo desde fuera.

El asunto no sería problemático si, paralelamente al aumento de las importaciones, también incrementáramos las exportaciones: por ejemplo, queremos consumir más petróleo que en 2013 pero como evidentemente no podemos producirlo dentro de España, fabricamos más jamón ibérico para intercambiarlo por el petróleo. Pero las exportaciones llevan inquietantemente estancadas desde hace ocho meses, con la única honrosa salvedad del turismo: dado que no hemos cambiado el modelo productivo de España tampoco somos capaces de fabricar cantidades crecientes de aquellas mercancías demandadas por los extranjeros.

Resultado: el mayor gasto interno se topa con una oferta no reestructurada y, por tanto, se filtra hacia el exterior. La demanda interna de bienes extranjeros (importaciones) crece sin un aumento proporcional de la oferta de bienes nacionales demandados por los extranjeros (exportaciones). Compramos más fuera pero sin vender más fuera: es decir, volvemos a endeudarnos con el exterior en lugar de empezar a repagar nuestra voluminosísima deuda externa.

¿Qué pasará cuando se den cuenta fuera?

Mientras los extranjeros nos continúen proporcionando financiación para seguir viviendo de prestado, acaso podamos mantenernos en la inestable calma actual. Pero si no transformamos intensamente nuestro modelo productivo (para exportar más o para producir dentro parte de lo que ahora importamos), ¿qué sucederá cuando los extranjeros se den cuenta de nuestra intrínseca incapacidad para amortizar el gigantesco capital que les adeudamos (equivalente al 100 por cien del PIB)? Pues que nos cerrarán el grifo, arriesgándonos a revivir los trágicos sucesos de 2009 o, todavía peor, de 2012.

Llegados a este punto, resulta absolutamente imprescindible que el Gobierno abandone la injustificada complacencia en la que vive instalado desde hace ya algún tiempo merced a una recuperación asentada, de nuevo, en el endeudamiento: que se olvide definitivamente de las "políticas de estímulo de la demanda" (¿queremos estimular todavía más las importaciones?) y que comience a implementar auténticas políticas de oferta.

Es decir, recortes del gasto público que permitan reducir sosteniblemente la carga impositiva y liberalizaciones de todos los mercados, incluyendo el laboral. Más capital privado y más libertad económica: las dos recetas clave para la prosperidad. Pero, por supuesto, el Gobierno no hará nada de todo ello: hace meses que dejó bien claro que prefiere finiquitar electoralistamente la legislatura aunque ello suponga hipotecar el futuro no muy lejano de nuestra economía nacional.

Juan Ramón Rallo, director del Instituto Juan de Mariana y profesor del centro de estudio OMMA.

comentarios68WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 68

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Pio Mola
A Favor
En Contra

El verdadero problema de España es ETA, que no piensa entregar las armas porque se las está vendiendo a los bolcheviques de Podemos.

Puntuación -19
#25
pisitófilos creditófagos
A Favor
En Contra

SÍ, PERO NO; LA SOLUCIÓN NO ESTí EN LA PRODUCCIÓN (OFERTA) NI EN EL GASTO (DEMANDA) SINO EN LA RENTA.-

SÍ: España sólo está viviendo la "cidcampeadoración" del modelo muerto Construcción & Consumo Efecto Riqueza, financiada con deuda pública (traída de recaudación tributaria del futuro), lo que le aboca al ESTRANGULAMIENTO FINANCIERO TOTAL FINAL, según nuestras estimaciones, en cinco trimestres, dada la saturación crediticia de familias (su endeudamiento está ¡aumentando!) y empresas (están medio amortizando Capital adquiriendo sus propias acciones); y no se ve casi la TRANSICIÓN ESTRUCTURAL hacia el nuevo modelo Inversión Productiva & Exportaciones.

PERO NO: La solución no es reducir el Gasto Público en pensiones (la única rúbrica del mismo que ha quedado ya reducible) sino la IMPOSICIÓN PRIVADA (plusvalías inmobiliarias, alquileres -cuyo ajuste prácticamente sigue inédito, como se prueba con el que paga el Banco Santander por su sede en Boadilla-, rentismo financiero fijo privado -cfr. dividendos travestidos como gastos financieros- y supersalarios).

¿Por qué los vendedores de crecepelo de la Libertad ("Pabloescobariana") de Mercadillo -perdóneseme la expresión- silencian sistemáticamente que, entre la Oferta (Producción) y la Demanda (Gasto: Consumo e Inversión, privados y públicos, y Comercio Exterior), está la Renta?

El mundo occidental, desde mediados de los 1980s, de la mano de la socialdemocracia/socioliberalismo (Tatcher, Felipe, etc.), ha caído en el CAPITALISMO POPULAR: "Todos capitalistitas". Y su población se ha apuntado inmediatamente a llevarse RENTAS IMPRODUCTIVAS.

Ya va siendo hora de que hablemos de que LA DISTRIBUCIÓN DE LA RENTA ES INEFICAZ. Demasiada Renta se descanaliza del mundo del Trabajo & Empresa. Y se hace casi coactivamente (cfr. el desahucio), lo que convierte la descanalización en una suerte de imposición privada ("Private Taxation"). Fíjense que no hablo de que la distribución de la Renta sea injusta. Eso ya tocará en su momento. Sólo hablo de su eficacia: ¿cuántos puestos de trabajo se crearían si, una vez monetizada la producción, toda la renta, por ejemplo, se entregara a los caseros?

Y, si los pabloescobares querulantes no quieren apuntarse al enfoque de la renta, al menos, que tengan pantalones para reconocer que lo que de verdad piden es que bajen las pensiones para preservar los alquileres.

El problema es la PRIVATE TAXATION que está asfixiando el TRABAJO & EMPRESA, porque lo único que crea riqueza es el trabajo organizado empresarialmente.

Finalmente, noten como el falsoliberalismo habla de liberalizar con la misma funcionalidad ideológica con la que el falsosocialismo habla de la lucha contra el fraude fiscal. En efecto, como pasa con la corrupción, y, en general, con la recogida de basuras, las enfermedades, la pereza, la avaricia, etc., se trata de cosas en las que tenemos que estar trabajando siempre, en cualquier coyuntura y situación estructural. Pero no son lo específico de nuestra época. A NOSOTROS NOS HA TOCADO UNA BURBUJA-PIRíMIDE GENERACIONAL INMOBILIARIA Y ES EN ELLO EN LO QUE DEBEMOS CENTRAR NUESTRO AFíN.

La burbuja-pirámide generacional se materializa en las tres fases que tiene toda economía:

- en la PRODUCCIÓN (27 millones de casas para apenas 16 millones de hogares reales);

- en la RENTA (buena parte de lo que, en Contabilidad Nacional, se llama Excedente Bruto de Explotación, no son más que mordidas usureras -injusticia conmutativa- de caseros); y

- en el GASTO ("himbersión" privada en cuatro ladrillos mal puestos y "fasto" público en obra civil y rescates inmohipotecarios).

Para salir adelante sólo hay un camino: el de la virtud. Y la virtud es...

DESENLADRILLARSE.

Este Gobierno español del PP, liderado por un registrador inmobiliario flanqueado por unas pisitos funcionarias del Estado excedentes, ha representado el intento desesperado del maquis inmobiliario (capitulado en 2010) por resucitar el modelo muerto en una suerte de guerra de guerrillas (cfr. la interpretación torticera del Memorandum de Entendimiento, p.e., en materia de banco malo, constituyéndose en verdad un mero fondo congelador, o la no-agresión a La Caixa, o el desguace de Repsol, o la reintegración en Endesa de los activos que se habían cedido a E-On para fardar de competencia, etc.). Por su parte, el amo del artefacto económico popularcapitalista, el PSOE, como era de esperar, ha escogido un candidato propicio, un exprimeinquilinos de poca monta que asegura la defensa de la ecuación de intereses del ladrillariado y parte del lumpen-ladrillariado.

La bisoñez de los movimientos críticos apunta a que el puñetazo encima de la mesa vendrá de fuera: de esa UE de 28 fiscos estatales, 262 regionales y 200.000 locales, a la que afortunadamente pertenece España. Será el 31/12/2015.

Gracias por leernos.

Puntuación 10
#26
Bob
A Favor
En Contra

Eso, yo no se como no cambiamos el sistema productivo y no nos dedicamos por ejemplo a fabricar coches voladores y espadas láser. Es algo sencillo, una orden ministerial y listo. No se que manía tenemos en parecer nos a EEUU que tiene las fábricas de Apple en China y crece gracias al dinero inyectado que va a la bolsa o a UK que no produce nada y sólo vive de la City y del aumento disparado de los pisos en Londres, o Francia que en una noticia aquí mismo habla de crecer en la construcción. Nosotros deberíamos parecernos a China. Fábricas y contaminación. ..,espera, no era China la de la madre de todas las burbujas inmobiliarias?

Puntuación -4
#27
Quasi
A Favor
En Contra

La descripción de la realidad es aceptable, pero la solución que propone es demasiado vaga e imprecisa: mójate Rallo, y así podremos valorar tus aportaciones

Puntuación 7
#28
Luis
A Favor
En Contra

La deuda de los hipotecados que la paguen los hipotecados.

Puntuación 8
#29
Patricia
A Favor
En Contra

Eliminar la deducción por compra de vivienda.

Puntuación -1
#30
-
A Favor
En Contra

El problema de España son los españoles con pedigrí; estos que enarbolan la rojigualda y el dinero lo guardan en los paraisos.

Puntuación 15
#31
pepez
A Favor
En Contra

Supongo que los que apoyan lo dicho en este artículo saben lo que están apoyando, es decir, el artículo lo que pide es recortes, y los recortes sólo se pueden aplicar donde hay más dinero, y en lo que más se gasta en España es en sanidad, educación, servicios sociales y pensiones, lo demás son cuatro duros, así que todos los que apoyan lo dicho y no ven un plan B que no sea lo que dice el gobierno, pero tampoco lo que dice este señor, todos los que no quieren esto y sólo quieren recortes, lo que quieren es que quien tenga dinero pague la sanidad y el que no, que se pudra, y así con los discapacitados o con la educación, y que bajen las pensiones. Supongo que en este periódico sólo comentan los que se pueden pagar de su bolsillo la educación, sanidad, o seguridad que quieran porque tienen dinero de sobra para ello. Teniendo en cuenta esto, entiendo que se comente así y que otros les voten a favor.

Puntuación 0
#32
Yomismo
A Favor
En Contra

Todo de acuerdo menos la solución que propones en el último párrafo. No se trata de liberalizar más, se trata de reindustrializar el país, de nacionalizar empresas que dan dinero al Estado en vez de regalarlas a los amigotes, por ejemplo las eléctricas, y no se trata de precarizar todavía más el mercado laboral ya bastante tocado. El consumo interno se reaviva ofreciendo empleo estable y de calidad y pagándolo de forma decente.

Pero esas recetas no interesan a un liberal como usted, ¿verdad?

Puntuación 1
#33
Usuario validado en elEconomista.es
Alí­ Jalá
A Favor
En Contra

Sólo hay 3 000 000 de funcionarios y 20 000 000 de votantes del PP-SOE.

El problema no son los funcionarios, la mayoría de ellos necesarios. Médicos, maestros, policías, bomberos....

El problema son los políticos......y los 20 000 000 que los votan

Puntuación 6
#34
Usuario validado en elEconomista.es
Alí­ Jalá
A Favor
En Contra

Sólo hay 3 000 000 de funcionarios y 20 000 000 de votantes del PP-SOE.

El problema no son los funcionarios, la mayoría de ellos necesarios. Médicos, maestros, policías, bomberos....

El problema son los políticos......y los 20 000 000 que los votan

Puntuación 1
#35
Faust
A Favor
En Contra

Para 32

Pero es que según predican los hooligans del liberalismo en una sociedad de libre mercado quien no gana dinero es porque es un vago y no se esfuerza lo suficiente, como si todo consistiese en trabajar duro y ya está. Y no trates de criticarles este razonamiento porque su estrechez mental les impide ver más allá.

Puntuación -1
#36
Kaesar
A Favor
En Contra

Que liberalicen más el mercado de trabajo, ya verán dónde se van a ir los buenos técnicos, ingenieros y consultores: ¿dónde les van a pagar 1.000 €, o dónde se valora su trabajo?

Las medidas de oferta que son necesaria son: fomentar la competencia real entre las grandes empresas para no pagar la energía, servicios bancarios, y telecomunicaciones de las más caras de Europa, y potenciar el nacimiento y fortalecimiento de las pequeñas empresas, y esto sólo se hace con capital, y vista la redistribución del capital tan desigual en España, pues blanco y en botella.

Los sectores estratégicos y básicos (bancos, energía, y telecomunicaciones) en régimen de oligopolio y en colusión con el poder político, las pequeñas empresas diseminadas y descapitalizadas, y la mano de obra cualificada huyendo del país, "¦ y el problema son los impuestos (de los más bajos de Europa, otra cosa es exigir la erradicación de la corrupción y mayor eficiencia en el sector público) y más reforma laboral (a ver si superamos a China).

Señor Rallo: análisis parcial, y peores recetas, tampoco esperaba menos de un talibán neoliberal.

Puntuación 7
#37
economiza_mas
A Favor
En Contra

Son muy interesante muchas de la intervenciones que se dan sobre en este articulo de Sr. Rallo, pero hecho en falta la opinión de muchos liberales sobre la corrupción en España y su incidencia en la falta de competencia entre empresarios, sean grandes o pequeños.

Puntuación 7
#38
BELEN
A Favor
En Contra

ME TEMO QUE NADIE SE HACE RICO TRABAJANDO A PICO Y PALA

Puntuación 4
#39
Bastiat
A Favor
En Contra

Tato... desgraciadamente El economista no es un buen lugar para el debate... pero dime... ¿Cómo va una empresa a sobrevivir si resulta que en cuanto las cosas bajan no pueden ajustar su plantilla de manera eficaz y rápida para evitar tener que cerrar la empresa porque no es rentable en esas circunstancias?

Puntuación 2
#40
Fran Caso
A Favor
En Contra

Yo este tema lo tengo claro. Es un error cerrar fabricas por un problema de precio de producto o coste. Para eso están las subvenciones. De ese modo, no hace falta despedir a nadie y se pueden pagar buenos sueldos. No hay actividades ruinosas sino subvenciones poco generosas.

Puntuación -10
#41
juan
A Favor
En Contra

Para que se entienda, la idea es que quien pueda invertir, 100.000 euros y quiera hacerse rico...lo invierta en un negocio, de los que dan empleo. Y no que destine ese dinero a comprar otro piso. Cambiar esa mentalidad es muy dificil, y una manera que venga de la mano del Estado, es HUNDIR LOS PRECIOS, aunque sea via alquiler social, o VPO.

La locura de éste pais es que la VPO y el Alquiler social, están por encima del precio de mercado (POR LEY).

Puntuación 4
#42
Usuario validado en elEconomista.es
JM23
A Favor
En Contra

¿Cuánto cuesta mantener a los banqueros fuera de la cárcel? http://ow.ly/Awwb5

Puntuación 0
#43
Fran Caso
A Favor
En Contra

#42 juan

La construcción crea más empleo que la industria. Además con un perfil laboral acorde a la formacion de los españoles.

Puntuación -3
#44
raul
A Favor
En Contra

Me hace gracia el artículo, se monta una película con cierto sentido para terrminar dando el zarpazo del ultimo párrafo diciendo que hay que liberarlo todo. NO CUELA.

¿Por qué no es el estado quien reindustrialice el país como lo hizo Corea del Sur?. No se puede dejar en manos del sector privado, ya hemos visto mil veces que no funciona.

Puntuación 7
#45
Fran Caso
A Favor
En Contra

#45 raul

El sector privado no funciona ya que tienen que buscar un producto cuyo precio sea superior al coste. Ese problema no existe en el sector publico. Se pueden pagar buenos sueldos y la gente no está presionada.

Puntuación -6
#46
ElTaTo
A Favor
En Contra

Bestiat #40

Pero entonces, que es lo que se pretende para los trabajdores españoles. Repasemos la situación actual que tenemos:

Ya existe el despido libre.

Despido gratuito, aun no, pero casi (es lo que se persigue)

Sueldos de miseria en la mayoría de los casos por muchísimas horas de trabajo

Herramientas para el empresario para someter a cualquier trabajador a una temporalidad

casi absoluta.

El empresario con las nueva reforma laboral se puede pasar por el arco del triunfo cualquier

marco de negociación colectiva.

Con la ultima reforma laboral, se puede despedir casi por cualquier causa con un coste

mínimo.



...

Entonces, qué es lo que se quiere decir cuando se repite reiteradamente flexibilizar el mercado laboral, establecer nuevamente el derecho de pernada.

Por que, bien, vamos a liberalizar el mercado laboral al máximo y a instaurar el despido gratuito, ¿pero no crees que habría que hablar del alguna mejora en los sueldos, triplicarlos como mínimo

Ese es el modelo americano, ¿no?, pero un yanqui gana del orden de 5 veces mas que un españolito por el mismo trabajo.

Puntuación 2
#47
Suspen
A Favor
En Contra

9: el comentario muy bonito pero por desgracia muy alejado de la realidad. No aporta nada.

Puntuación 1
#48
eltato
A Favor
En Contra

Ah, una cosa que dejaba en el tintero, lo que habria que establecer a nivel MUNDIAL es un limite de beneficios para las empresas, muchos pensaran que es una barbaridad, pero se arreglarian muchas cosas.

Puntuación 2
#49
A Favor
En Contra

Cuidado con tipos como este Rallo autor del articulo...El sueño de esta gente y la de sus amos neoliberales que gobiernan el mundo es privatizar TODO, incluído el agua que bebemos y el aire que respiramos...para esta gente , el PP es el brazo político del bolchevismo sovietico y los impuestos no debería existir más que para que papá Estado acuda a rescatar las empresas de sus amiguetes quebradas...pero eso de distribuir parte de los beneficios privados para sostener una sociedad digna, eso no es su misión (en su opinión claro). Es del partido de los "que se jodan (los parados)".

Puntuación 8
#50