Firmas

Adónde vas, Cataluña

  • Muy documentado y claro, bienvenido sea este 'tamames' catalán
La portada del libro '¿Adónde vas, Cataluña?', de Ramón Tamames.

Quienes nos iniciamos en la economía devorando la Economía Española del profesor Ramón Tamames, y continuamos en la disciplina estudiando sus Estructuras Económicas, estamos felices: el maestro nos ofrece  ¿Adónde vas, Cataluña? Va Cataluña ¿al paraíso o a la ruina? El paraíso de Cataluña ¿es la independencia? o ¿es España? La ruina de Cataluña ¿vendría de su integración en España? o ¿de la separación?

Tamames analiza el desafío que los separatistas están lanzando a Cataluña y a España. En 420 páginas repasa la historia; debate los impactos del reto soberanista y los argumentos económicos del separatismo; y muestra vías para salir del laberinto independentista. De modo que en un solo y excelente libro tenemos pasado, presente y perspectivas de Cataluña.

La historia de Cataluña ocupa la mitad del texto. Muestra su encaje en la historia moderna y contemporánea española. Siguiendo a la historiografía catalana, esta dinámica se considera exitosa. A Cataluña le ha ido bien en España. De modo que aquél 'juntos muy bien', fundamenta el actual y futuro 'juntos (mucho) mejor'. Tras una amplia sinopsis histórica desde la Edad Media hasta la contemporánea, pasando por los Reyes Católicos, Austrias y Borbones, ¿Adónde vas, Cataluña? dedica un capítulo clave a la Constitución Española y al Estado de las Autonomías.

Recordaremos que en 1976 Ramón Tamames publicó un ¿Adónde vas España? Y luego participó en los Pactos de la Moncloa? Desde entonces, España vivió tres décadas de espléndida democracia, y las regiones tuvieron una profunda autonomía. En este tiempo Cataluña encontró su mayor libertad, bienestar y reconocimiento. Entonces, ¿a qué se debe el auge actual del secesionismo catalán? No obstante, cuando la estabilidad y éxito de España eran mayores, el catalanismo hegemónico cambió su tradicional vocación por la reforma de España por la decisión de abandonarla.

Probablemente esta deriva se explique por la debilidad sobrevenida del país en razón de la crisis económico-social 2007-2010, por la falta de vigor de muchas instituciones españolas, la endeblez de la justicia y la impunidad cuando no el abandono; por la quiebra de la Generalitat de Cataluña por el desgobierno del Tripartito y por CiU, los tráfagos de líderes catalanes; así como por la participación en la UE y la nueva situación internacional, menos tensa. Tras indagar los precedentes de referendos de secesión, especialmente en Québec y Escocia, Tamames concluye en la diferencia con el caso catalán.

También en ¿Adónde vas, Cataluña? se resume y debate con brío el argumentario nacionalista y el pretendido proceso de transición a la independencia. La economía política de una Cataluña independiente la revela insostenible por los cuatro costados. El balance no puede ser más negativo para la causa secesionista. "El liderazgo económico de España, por su introspección autonómica primero e independentista ahora, seguramente ya no corresponde a Cataluña. [?] También las inversiones extranjeras prefieren zonas más seguras del Estado español, en las que no hay el peligro de perder el mercado interno y quedar fuera de la Unión Europea." A pesar de esta claridad de concepto, por ahora los mercados financieros parecen ajenos al riesgo catalán.

En la última parte, y a modo de conclusiones y propuestas, Tamames trata de ver cómo Cataluña podría salir bien del laberinto independentista. Desde el modelo Prim' el autor propone un compromiso reconstituyente que auspicie un nuevo sistema de financiación autonómica, una agencia tributaria federal, un límite a la solidaridad interregional, la mutualización de la deuda de las Comunidades Autónomas, y que haga de Barcelona una ciudad de referencia de la nación española.

El análisis que Tamames hace de la cuestión catalana considera menos dos aspectos que serán clave en el resultado final y en el coste del desafío de los separatistas catalanes: los partidos políticos constitucionalistas y la sociedad catalana. En relación al primer aspecto, cabe señalar que, para el mejor fin del desafío separatista y para reducir el precio a pagar por él, será ineludible un pacto entre los dos partidos capaces de gobernar España, PP y PSOE. En relación a la sociedad catalana, la fractura que se aprecia entre una minoría separatista muy activa y una mayoría constitucionalista demasiado silenciosa, se agrandará en los próximos meses, a medida que los acontecimientos se precipiten. El Estado de derecho, y la democracia española, tienen abiertos en Cataluña un reto político de hondo calado y un riesgo de seguridad mayúsculo.

El libro está ampliamente documentado, tiene una estructura ágil, mezcla sabiamente análisis con información puntual, y se completa con las debidas notas y referencias. Muy bienvenido será, pues, este tamames catalán.

Ferran Brunet, Profesor de economía europea de la Universitat Autònoma de Barcelona.

comentarios17WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 17

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

-
A Favor
En Contra

Prefiero ¿ A donde nos dirigimos, catalanes ? Porque las visiones interesadas y que forman parte del problema no suelen ser ecuánimes y la respuesta esta en la urnas, no en las reflexiones de un extraño.

Puntuación -21
#1
Urnas funerarias
A Favor
En Contra

Que al señor Tamames lo consideres un extraño (#1) ya habla de la ecuanimidad que propugnas. Por otra parte las urnas, cuando se utilizan para que unos pocos decidan lo que pertenece a ellos y a otros muchos, se convierten en una muestra de cómo se puede pervertir la palabra democracia. Pero en el fondo, lo que a mí me da es que lo que ocurre en Cataluña es una profunda, profunda falta de madurez, de la incapacidad para aceptar que los demás también progresan, de que la solidaridad es imprescindible y tan beneficiosa para el que la ejerce como para el que la recibe y, sobre todo, inmadurez para aceptar que a veces hay que renunciar a un objetivo cuando su logro no es acorde al bien común (al de TODOS).

Puntuación 30
#2
Caganers Cat tercermundistas
A Favor
En Contra

Arturet el tramposo Catalanista trilero de Mercadillo Catalan jajajajaja El Caganer apestoso de los PUCHOL-FERRUSOLA un patriota con cuentas en Andorra Suiza y Luxemburgo jajajaja oinsss si si Espanya ens Roba y la culpa es de Madrid de Madrit...juas juas juasss

Puntuación 3
#3
ADIOS CASPALUNYA
A Favor
En Contra

CACALUNYA NAZIONALISTA FUERA DE ESPAÑA YA=FUERA DELA UNIÓN EUROPEA=KOSOVO=AFRICA MEDITERRANEA!!

Puntuación 6
#4
xxi
A Favor
En Contra

CASPALUNYA UNIDA JAMAS SERí VENCIDA !!jajajajajajajajaja

Puntuación 4
#5
Catalunya nos Roba
A Favor
En Contra

AL 1

a 28

tienes toda la razón. La culpa la tuvo Franco por llevaros toda la industria (SEAT), autopistas y dejó al resto de España sin esas inversiones. Se tenía que comprar obligatoriamente del textil catalán (esto a finales del siglo 19 y principios del 20) mas caro y peor que el inglés. En Barcelona es donde mas se le aclamaba a Franco, aunque ahora se quiera negar la historia a base de mentiras. Para el resto de España solo quedaron las migajas. CATALUÑA ENS ROBA

Puntuación 14
#6
ESTAFA CAT
A Favor
En Contra

Desde hace tiempo el presidente de la Generalitat de Catalunya, el "molt honorable" Artur Mas, para justificar lo injustificable, la posible independencia de Cataluña y fomentar el odio de los catalanes hacia España, aparte de manipular la historia, viene diciendo que "España roba a Cataluña".

Esa palabra "robar", la quiero utilizar en sentido metafórico como expresión de una actitud que han tenido los diversos gobernantes de España de favorecer a esta región por encima de las demás, no mereciéndonos el resto de los españoles los desprecios e injurias que desde hace tiempo venimos recibiendo de los nacionalistas catalanes.

Hacia 1918 señalaba el sabio filósofo José Ortega y Gasset, que en España había dos regiones: se refería a Cataluña y al País Vasco, que eran las más favorecidas por los gobiernos y que a pesar de ello se mostraban esquivas con ellos.

Han pasado casi cien años desde esa aseveración, nos encontramos en un país libre en el que impera la democracia y en el que algunos "malos" españoles (en este momento en Cataluña más que en el País Vasco, aunque estos últimos sigan contando con el agravante de ETA), siguen actuando del mismo modo, queriendo romper una minoría, de los mas de cuarenta y siete millones de ciudadanos que viven en España, la unidad que proclama y asegura la Constitución de 1978.

Volviendo al inicio de este artículo, cuando ellos dicen que "España roba a Cataluña", podemos volver la activa por pasiva y decir en el sentido metafórico que hemos señalado que "Cataluña roba a España". Cuando durante el gobierno de Franco gran parte del dinero ahorrado por los españoles tenían un destino prioritario para Cataluña y el País Vasco, para potenciar allí los sectores industriales y fomentar la emigración de españoles hacia esos lugares.

También cuando en época de Franco se protegía la industria textil catalana, y se marginaba la de otros lugares, por ejemplo la de Salamanca, con tal desventaja de trato que las llevaban a la quiebra.

¿Se podía decir que Cataluña "robaba" a España cuando el gobierno llevaba allí a instalarse a las grandes empresas nacionales, como pudieran ser entre otras la SEAT de Martorrell o la Petroquímica de Tarragona?

Como consecuencia de esos apoyos económicos, Cataluña "robó" la sangre joven de España, donde las mesetas, Galicia y Andalucía se fueron empobreciendo y envejeciendo más y más: solo en el periodo 1950-1970, más de millón y medio de españoles se vieron obligados a abandonar sus raíces y marcharse a Cataluña, donde estaban las inversiones, muchas de ellas del Estado. Allí había puestos de trabajo y allí iba el dinero ahorrado por nuestras familias.

También cuando en 1992 se celebro en Barcelona la Olimpiada, que costó más de un billón de las antiguas pesetas, financiada en gran parte con fondos del Estado, Olimpiada que Barcelona "robó" a Madrid, a las hemerotecas de aquellos años me remito, ya que en un principio se pensó pedir las olimpiadas para España con dos sedes, Madrid para el atletismo y los deportes de tierra y Barcelona para los juegos náuticos. Samaranch, con el silencio solidario de los madrileños se los llevó a su tierra, modernizando con ello la capital catalana y dotándola de infraestructuras muy por encima del resto de España.

Podemos igualmente decir que Cataluña "roba a España" cuando nos ha quitado parte de la historia común , y la ha manipulado a su antojo, presentándonos como un país opresor y a los catalanes como victimas de nosotros.

O cuando en el año 2006 se aprobó el nuevo Estatuto de Cataluña tan solo con el voto favorable del 35% del electorado catalán, en el que una de las Disposiciones Adicionales viene a decir, envolviéndola en el PIB, que más o menos el 18% de las inversiones del Estado serán para Cataluña; consecuentemente con esta cifra el 82% restante seria para repartir entre las otras 16 Comunidades Autónomas, más Ceuta y Melilla.

Por ello hay que decir a Artur Mas y sus secuaces, que basta ya de victimismos y engaños. Cataluña ha sido siempre una región privilegiada dentro del Estado español y ante la repetida y falsa frase de que "España roba a Cataluña", con los matices aquí señalados, es más apropiado decir que "Cataluña "roba" a España", que Cataluña es deudora con España y que "el iluminado Artur Mas", lo que puede hacer con el "follón" que ha creado es disculparse, irse y no tratar de romper la nación mas antigua de Europa, los más de quinientos años de historia común y de llenar de inquietud a los miles de españoles-catalanes que viven en esas tierras tan queridas por todos nosotros, porque formamos parte de una nación.

Puntuación 19
#7
jionel
A Favor
En Contra

cap a l-independencia companys

Puntuación -11
#8
aisenhauer
A Favor
En Contra

"la fractura que se aprecia entre una minoría separatista muy activa y una mayoría constitucionalista demasiado silenciosa" jajajjaaj ¿a quien quieren engañar? minoria independentista?si eso fuera asi,para que tanta preocupacion?

Puntuación -4
#9
Paz y Libertad
A Favor
En Contra

NO AL ODIO

NO A LA INTOLERANCIA

NO AL RACISMO

NO A LOS CHANTAJES

NO AL VICTIMISMO

NO A LOS SEPARADORES

NO A LOS FASCISTAS

STOP NAZIONALISMO CATALAN.

Puntuación 4
#10
Vacilón
A Favor
En Contra

Si Catalunya roba España, debo entender que os va la marcha, pañolitos: pretendéis que continúen con mas de lo mismo. Podrías decir como dios: creced y multiplicaros; pero muy lejos...

Puntuación -12
#11
Bucan
A Favor
En Contra

Muchas empresas que están afincadas en Cataluña tienen accionistas que son de todas regiones de España. O sea, muchas de esas empresas abandonarían una Cataluña independiente. Incluso algunas ya lo van haciendo ante la inseguridad jurídica que supone el crecimiento de ERC. Es un proceso lento pero inexorable.

Y todo eso sin contar con la salida de la UE, del Euro y la pérdida del mercado del resto de España. Y todo eso suponiendo que todo ese proceso de independencia fuera pacífico, que esa es otra.

Puntuación 4
#12
yo
A Favor
En Contra

Recomiendo el libro "El laberinto español" de Gerald Brenan, un hispanista inglés. Los toros desde la barrera se ven mejor.

Puntuación 2
#13
xTreme
A Favor
En Contra

12:

Quizás los accionistas que se sientan españoles deberían pensar en invertir en empresas no catalanas.

Desinvierte en Cataluña.

Invierte en España.

Se un buen español.

Puntuación 1
#14
Duran Lleida
A Favor
En Contra

Algún cómico (creo que inglí¨s) decía: "pobrecita Cataluña... tan

lejos de Dios y tan cerca de España" Que razón que tenia"¦.

Puntuación 0
#15
Sanches Camach
A Favor
En Contra

Claro! los catalanes somos los mas privilegiados... hasta Franco nos favorecia!!... que lavado de cerebro que llevais en España!!!

Por nuestra parte, no queremos más privilegios... nos vamos!

Quedaros con todos "nuestros" privilegios! que bien que vivireis sin Cataluña!!!

Ah! I la liga de las estrellas también os la podeis quedar... Ya montaremos algo!!

Puntuación -1
#16
ioroagrihghgpahfsiddfhzk
A Favor
En Contra

España la fundaros los catalanes (Ferran el católic) que se anexó Castilla, que en aquellos momentos era la región más pobre de Europa.

Por eso la tan insistente cantarella "tanto monta, monta tanto Isabel como Fernando"...

Perí² el invento degeneró en engendro... y hace siglos que estamos intentando salir...

España siempre lo ha evitado con inquisión, ejercito y dictaduras... esa es la historia!!!

Puntuación -2
#17