Firmas

Ni monarquía ni república

  • El régimen político actual de España no es la monarquía, sino la oligarquía

La abdicación del Rey Juan Carlos I ha reabierto con toda su intensidad el debate sobre la forma de Estado óptima para España. Las opciones en liza parecen limitarse a la continuidad monárquica y a la ruptura republicana. En realidad, sin embargo, este falso dilema sólo contribuye a secuestrar el auténtico debate sobre la forma de gobierno, que no es entre monarquía o república, sino entre gobierno limitado y gobierno ilimitado.

Fue Aristóteles quien en su libro Política dividió las posibles formas de gobierno en tres parejas: monarquía (donde gobernaba una persona buscando el bien común) y tiranía (donde gobernaba una persona buscando su bien particular); aristocracia (donde gobernaba un grupo de personas buscando el bien común) y oligarquía (donde gobernaba un grupo de personas buscando su bien particular); república (donde gobernaba la mayoría de personas buscando el bien común) y democracia (donde gobernaba la mayoría de personas buscando su bien particular).

Claramente, la diferencia de fondo que traza Aristóteles entre las buenas formas de gobierno -monarquía, aristocracia y república- y las formas degeneradas de gobierno -tiranía, oligarquía y democracia- es que en las primeras el poder está estrictamente limitado y subordinado a mantener las bases de la convivencia y de la cooperación social dentro de la comunidad política, mientras que en las segundas el poder es irrestricto y va dirigido a que una parte de la comunidad política explote y parasite al resto.

Oligarquía como régimen político

Atendiendo a la taxonomía aristotélica, es obvio que el régimen político actual de España no es la monarquía, sino la oligarquía. El Rey es sólo la cabeza visible de una casta política especializada en medrar abusando de su poder, esto es, sangrando las propiedades y recortando las libertades de los ciudadanos. Quienes desean conservar el régimen monárquico tal cual está organizado en la actualidad no aspiran, pues, a preservar lo que no deja de ser una mera fachada monárquica, sino a perpetuar la presente oligarquía extractiva camuflada bajo la piel de cordero de la monarquía constitucional.

Pero atendiendo a esa misma taxonomía aristotélica, es igualmente obvio que muchos de quienes ondean hoy la bandera de la república no están sino defendiendo lo que el Estagirita denominaba "democracia" y que hoy podríamos asimilar con una democracia popular o, mejor todavía, una democracia populista: a saber, un régimen político donde el poder estatal es conquistado por una determinada coalición electoral y utilizado para esclavizar al resto de ciudadanos.

El verdadero objetivo de estos nuevos republicanos que Aristóteles habría calificado de antirrepublicanos no es sustituir a un rey de paja por un presidente de paja, sino valerse del Caballo de Troya del republicanismo para socavar los muy escasos contrapesos constitucionales que contienen la omnipotencia estatal.

Por eso, de hecho, quieren abrir un nuevo proceso constituyente: no para erigir auténticas barreras institucionales que impidan que el Estado abuse de su poder tal como hoy lo está haciendo la casta oligárquica dominante, sino para terminar de derrumbarlas otorgándole un poder absoluto a la autocrática coalición electoral triunfante. En definitiva, España no se debate hoy entre una monarquía y una república, sino entre una oligarquía y una democracia populista.

Nuestro país no se balancea entre ser una monarquía como Liechtenstein o una república como Suiza, sino entre seguir siendo una versión atemperada de una oligarquía extractiva como Argentina o un alumno europeizado de una democracia populista como Venezuela. Seguir repitiendo que las alternativas son o monarquía o república sólo sirve para viciar la discusión y ocultarles a los españoles la verdadera lucha de poder soterrada que está teniendo lugar: no se enfrentan dos sistemas políticos respetuosos con sus libertades, sino dos que pugnan por conculcarlas.

Ni monarquía ni república: ahora mismo, u oligarquía o populismo. Y la obligación moral de todo ciudadano que no agache la cabeza y se conforme con seguir siendo un siervo debería ser la de combatirlas a ambas.

Juan Ramón Rallo, director del Instituto Juan de Mariana y profesor del Centro de Estudios OMMA.

comentariosforum22WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 22

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Faustino
A Favor
En Contra

El problema con Aristóteles y su forma de razonar es que todo se reduce a dos opciones: bien o mal, blanco o negro, capitalismo o comunismo. Este tipo de pensamiento ha llevado a que tengamos una visión demasiado simple de la realidad. El ser humano y el mundo en el que vive son demasiado complejos como para reducirlos de ese modo.

Los problemas a los que nos enfrentamos hoy día requieren una perspectiva mucho más amplia para poder ser resueltos con eficacia.

Afortunadamente contamos con herramientas como la teoría del caos, las ciencias de la complejidad o el pensamiento sistémico que nos pueden ayudar. El problema es querer utilizarlas. Y me parece que el señor Rallo es uno de los que no están por la labor, y prefiere seguir aferrándose a los viejos dogmas.

Puntuación 2
#1
Hayek
A Favor
En Contra

Aristóteles será lo que sea, pero la descripción de las dos alternativas que Rallo propone se ajusta muy mucho a la realidad que vivimos

Puntuación 23
#2
Hipias
A Favor
En Contra

Oligarquía o populismo, esto es lo que hay.

Muy bien Rallo, yo diría que tienes toda la razón, esta es la triste realidad Española, entre argentina y venezuela.

maravilloso.....¿ y qué hacemos ?

Puntuación 17
#3
Badalona
A Favor
En Contra

Sr. Rallo, su reflexión es bastante acertada, pero no la conclusión. Píenselo bien y verá cómo una república perpetuaría aún más la casta oligárquica actual amén de una segura disolución de la nación española.

Puntuación 2
#4
Usuario validado en elEconomista.es
JRALICANTE
A Favor
En Contra

Estimado Sr. Rallo: Comparto el 100% de su gran artículo enhorabuena. La nación española:

1) No necesita a la monarquía, porque ya no aporta valor añadido a nuestro sistema político económico.

2) Tampoco necesita a una república porque simplemente el Gobierno del estado, nombrado por el pueblo, tiene a su Presidente que asume la función también de Jefe de Estado como pasa en muchos países del mundo.

3) Con todo ello los contribuyentes se ahorrarían 100 millones de euros que cuesta hoy mantener cada año a la Corona entre presupuestos directos más indirectos que nunca se informar al pueblo español el coste real anual.

Puntuación 8
#5
juanma
A Favor
En Contra

Señor Rallo, el lunes escuché decir al catedrático de derecho contitucional Fransec Carreras en el Búho de Mariano Alonso que en España tenemos una monarquía parlamentaria y que no es lo mismo que monarquía constitucional. Todas las monarquías españolas anteriores a estas han sido constitucionales por que el rey tenía (mucho o poco) poder pero que ahora, con su valor simbólico y sin poder es parlamentaria. Si lo entendía bien, habría un error en su artículo al hablar de monarquía constitucional

Puntuación 2
#6
desiderio
A Favor
En Contra

Una buena Monarquía y que se dejen de hostias.

Puntuación -8
#7
lombao
A Favor
En Contra

qué vergüenza de comentarios artificiales

Puntuación 5
#8
fosa
A Favor
En Contra

Puede que la monarquia sea anticuada, pero tener un presidente de estado y presidente de gobierno todos de los mismos grupos políticos o controlados por el opus o las logias o grupos económicos o peor, por grupos que se llaman partidos políticos que se reúnen en privado, en conversaciones secretas. con estrategias de controlar y dominar el estado totalmente etc. etc. ¿Qué da mas miedo?

Y por supuesto una presidencia es infinitamente mas cara y mas inútil para los intereses de España, al menos comparando con reyes normales.

¿por cierto?

Quien se invento ese sistema de logias o grupos "políticos" con derechos ilimitados para controlar en secreto, ni democracia y vendiendo o traicionando al país, cuando no robando, es legal???

Fuera los partidos políticos

Puntuación 1
#9
que coñazo dan los neoliberales
A Favor
En Contra

qué coñazo dan estos neoliberales, con su matraca dogmática, son como los stalinistas hace 50 años. Que el liberalismo realmente existente es esto que hay ahora en españa, privatización de beneficios y socialización de pérdidas....

el resto son utopias peores que el stalinismo

Puntuación -12
#10
lb
A Favor
En Contra

Al 10. Decirte que eso que indicas no es liberalismo. Eso es corporativismo o fascismo si lo llevas a un extremo.

Los liberales siempre han estado en contra de eso. No solo ahora si no desde hace más de 100 años

Puntuación 13
#11
F
A Favor
En Contra

La Democracia debe estar al servicio del pueblo,no al servicio de unos pocos,por lo que,lo que tenemos, es una OLIGARQUIA...tine razón el articulista,lo correcto seria una Democracia Popular...

Puntuación -1
#12
Bastiat
A Favor
En Contra

El profesor aquí lo clava pero es poco incisivo a la hora de decir la verdad.

Quienes están ahora enarbolando la bandera de la República no son antimonárquicos, son comunistas. SU labor no está en eliminar los privilegios de una familia, que en España son más bien pocos, sino en implantar un régimen que por un lado, con la reivindicación de la Segunda República, lo que pretenden es ganar una guerra que perdieron hace ya 75 años y, eso sí claramente, implantar un régimen comunista. No hace falta hurgan mucho en los planteamientos del quinceemero Pablo Iglesias Junior para ver que eso es así, comunismo puro y duro.

Bueno, pues para aquellos que sí creemos que los privilegios de una familia son inadecuados en los tiempos que nos ha tocado vivir, todo el planteamiento de la izquierda radical, y el PSOE está a un tris de convertirse en izquierda radical, nos echa para atrás toda esta fanfarria. Por porque se está secuestrado el debate sobre qué forma de república queremos, qué forma de gobierno y qué labores les otorgamos a la casta política para que no pueda hacer de nuestros bienes y derechos los que le de la gana...

Bueno, pues siguiendo lo que dice el quinceemero Pablo Iglesias Junior, lo que quiere es todo el poder para el Estado... No, Señores, el nirvana no se obtiene dejando nuestra libertad, nuestros derechos y nuestra hacienda en manos del comunismo... ¿O es que se han olvidado de que la URSS fracasó?

Puntuación 7
#13
F
A Favor
En Contra

Tenemos uno plutocracia u Oligarquia ,de los que mandan en la sociedad

Puntuación 2
#14
F
A Favor
En Contra

En España tenemos una Plutocracia,que es el Gobierno de los ricos,a través de sus representantes ,los políticos de derechas...

Puntuación -4
#15
de pena , un liberal
A Favor
En Contra

de acuerdo con rallo,por otra parte decir que no era el momento de aumentar mas instabilidad de la que ya hay dejando a un lado los probelmas de la gente que ya las esta pasando canutas,con paro, pobreza, y gracias a los jubildos, que mantiene a sus hijos en paro, de esto ni se habla ni se dice, nada , y lo que faltaba era la abdicacion del rey,para crear mas inestabilidad,de pena penita pena,

Puntuación 5
#16
QUE HARA,,,,,,
A Favor
En Contra

TIENE RAZON EL 16,AHORA SOLO SE HABLA EN TODOS LOS MEDIOS, Y TERTULIAS,DE QUE HA ABDICADO EL REY Y VAMOS A PONER A SU HIJO, Y LOS PROBLEMA SDEL CIUDADANO DE APIE , QUE SE JODAN,AHORA ESTAN ESTUDIAN EL GOBIERNO SOLO AHBER COMO COLOCAN AL HIJO,Y QUE HARA EL HIJO ARREGLARA LA UNIDAD DE ESPAÑA, QUE ESTA CASI YA DESTROZADA,EL PARO, LA DEUDA QUE TENEMOS POR UN SISTEMA DE AUTONOMIAS QUE SON EL CANCER DE ESTE PAIS,QUE HARA,,,,,

Puntuación 4
#17
Pedro
A Favor
En Contra

La monarquía y la República, señor docto, no son formas de gobierno, sino de Estado.

¡VaYA ERROR GARRAFAL!!!!!

Puntuación -4
#18
machoman
A Favor
En Contra

son de pena estos comentarios tan a favor de este "intelectual" de la tontería desprecia necesitados

Puntuación -3
#19
ipatiev
A Favor
En Contra

todos los partidos políticos los banqueros,la jerarquía de la iglesia la monarquía y los ricos todos a campos de exterminio que entren por una puerta y salgan por la chimenea viva el ESTALINISMO

Puntuación -5
#20
chosi
A Favor
En Contra

el artículo tiene una errata, no es república-democracia, sino democracia-oclocracia/demagocgia

Puntuación 0
#21
ipatiev
A Favor
En Contra

un rey no es rey por condición divina sino por que sus antepasados se lo montaron divinamente .y república si pero en manos del pueblo no en manos de la banca ..todas las familias reales del mundo deberían de acabar en campos de exterminio

Puntuación 0
#22