Firmas

Julio Anguita: Empresarios contra la empresa

Es curioso y también preocupante el velo ideológico con el que las organizaciones empresariales analizan, dictaminan y proponen soluciones en esta hora de la crisis. Sigo con asiduidad las declaraciones, intervenciones y propuestas del sector empresarial a través de lo que sus más conspicuos representantes manifiestan públicamente.

Hace unos días intervine en un debate sobre la crisis, sus características y la diagnosis de unas posibles alternativas. Dos de mis contertulios, personas representativas del liberalismo económico, se limitaron a recitar de corrido los lugares comunes que día a día constituyen la opinión de los representantes: la bondad intrínseca del empresario, la sobrecarga de una administración excesiva, las rigideces del mercado laboral y las necesarias reformas para impulsar la competitividad, las injerencias de los políticos en asuntos meramente empresariales y, en fin, la urgente y perentoria recuperación de la confianza para crear riqueza y empleo.

Este cansino, aburrido y hasta cutre discurso no sólo es una muestra de desconocimiento acerca de lo que nos enfrentamos, sino que además se caracteriza por obviar los datos más que evidentes que la realidad nos señala. Para ellos no existe el horizonte anunciado de que el dudoso crecimiento no irá acompañado de creación de empleo, ni que la Administración española es exigua en comparación con la de la UE-15; tampoco existe el desigual y creciente reparto de la renta entre trabajadores, y así un largo etcétera.

Pero lo que constituye un escándalo es el silencio de los portavoces empresariales ante la desviación del crédito por parte de la banca hacia inversiones especulativas y no hacia las empresas. Cuando no hay pequeño o mediano empresario que no acuse la cicatería bancaria a la hora de dar créditos, sus representantes siguen entonando la misma melopea, irreal y carente de base.

Ya es hora de hacerse una pregunta bastante pertinente: ¿a quienes representan estos representantes?

Julio Anguita, excoordinador General de IU.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum9

julius
A Favor
En Contra

Son cargos politicos, ni mas ni menos. en pocos casos estos "representantes" son personas que esten al cargo de sus empresas. Bueno si, de la propia confederacion de la que esperan verla crecer hasta limite insospechados. Pasa tambien con sindicatos y hasta con las asociaciones de padres y madres de alumnos. Nadie sabe como puede ser un padre elegido como representante si para ello ha invertido 10 años, y su retoño se encuentra ya fuera del sistema educativo...

Puntuación 21
#1
beltenebrós
A Favor
En Contra

iba a escribir un comentario sobre el artículo, pero antes tendría que leer la mierda que ha escrito, así que paso...

Puntuación -83
#2
Roberto
A Favor
En Contra

Los representantes de las PYMES no están muy de acuerdo con los planteamientos de la CEOE, por lo que no veo cómo se les puede meter en el mismo saco.

Puntuación 13
#3
pepe
A Favor
En Contra

La CEOE no me representa, como pequeño empresario veo que está gente analiza los problemas de la economía desde las nubes y no se dan cuenta del enorme problema que tenemos el 90% del tejido empresarial de este País que no es otro que la NULA capacidad de financiación que nos obliga a tener una tesorería desbordada lo que implica incluso desatender determinados vencimientos. Esta gente marea mucho la perdiz, señalando con el dedo a otros como responsables de la crisis, algo les irá con ello.

Puntuación 20
#4
Pepe
A Favor
En Contra

Aquí tiene un ejemplo perfecto de lo que ocurre cuando las funciones se institucionalizan: Empresarios burócratas que no representan a los empresarios, sindicalistas burócratas que no representan a los trabajadores. Por eso no me gusta la economía dirigida.

Sin embargo en una cosa tengo que darle la razón:Los fondos de la banca deberían utilizarse para financiar la economía real y no para la especulación financiera. De este modo cada vez se abre mas la brecha que existe entre una y otra; y no es posible un mercado sano que no se base en la economía real.

Puntuación 9
#5
Usuario validado en elEconomista.es
concil
A Favor
En Contra

El sistema capitalista tiende al monopolio. Los empresarios que están detrás de los mas grandes, realmente son perdedores, dentro del sistema. Como en la bolsa, tambien acabarán perdiendo.

Puntuación 3
#6
CDC
A Favor
En Contra

Este no se entera de que va la fiesta, calladito quedaría mucho mejor.

Hemos tenido y aún tenemos ejemplos prácticos de donde llevan sus ideas.

Puntuación -14
#7
MORGAN
A Favor
En Contra

tiene razón en la desviación de inversiones, pero a favor de zapatero, es decir tienen un montón invertido en deuda publica, por ello no va el crédito a empresarios. Y si el dinero en realidad se va a otro sitio expliquelo.

Puntuación 1
#8
rst
A Favor
En Contra

Sr Anguita, le refiero unos datos de publicados que le pasó Boyer en unos papeles a Zapatero acerca de lo exigua que es, según Vd., la administración española y que los empresarios ignoramos:

%PIB de Alemania de la masa salarial de funcionarios 7,5%

%PIB de España de la masa salarial de funcionarios 12%.

Por favor documentese antes de escribir sus sofisticas columnas.

Puntuación -3
#9