Evasión

Restaurante Antonella: le sorprenderá su decoración, pero volverá por su auténtica carbonara

  • Una apuesta en Madrid por el auténtico recetario de la gastronomía italiana
  • Le acompaña un interiorismo muy mediterráneo, herbáceo y lleno de luz
  • Hay que probar sus spaghetti alla carbonara, las focaccias y el tiramisú
Madrid

Lo primero que llama la atención en el restaurante Antonella (C/Diego Ayllón 16, Madrid) es su decoración. La línea es clara: espacio con mucha luz, abierto, con predominio de materiales naturales y clásicos como la madera, la piedra, la cerámica o los motivos vegetales; y con una paleta de colores que cabalga entre las tonalidades pastel y el contraste. Una apuesta de la interiorista Marta Banús que marida a la perfección con la oferta gastronómica de Antonella: un recetario italiano original.

Lea también: El sacrilegio de la carbonara con nata, también cosa de italianos

Lea también: La pizzería madrileña Grosso Napoletano, elegida la mejor de España y 21º de Europa

Esteban Arnáiz, cofundador del grupo de restauración madrileño Le Cocó, propietario de este local y cuatro más (Le Cocó, el Columpio, Giulietta y Fellina), explica que el interiorismo de sus restaurantes ha sido clave en su éxito empresarial. "Todos nuestros locales son especiales y únicos por su decoración". Lo cierto es que nada más entrar en Antonella, el comensal se da cuenta de que está en un espacio que ha decidido apostar por la decoración y con notables resultados. Está en una zona de Madrid que camina entre los edificios de oficinas y residenciales, pero Antonella transporta a la Toscana. Además de la luz, que dejan pasar los grandes ventanales y celosías, destaca el contraste de los rojos y granates -siempre asociados a la restauración italiana-, al protagonismo de las plantas aromáticas y otras variedades, o una despensa a pie de entrada, con una gran mortadela y un queso parmesano como trofeos.

Sin embargo, lo más interesante de este local es que el comensal, una vez vuelva a casa, no se quedará con la decoración o con el selfie que haya hecho, algo que cada vez es más frecuente en el mundo de la restauración. El cliente se quedará con un sabor de boca italiano, con la satisfacción de haber probado un pedazo de la Italia más original.

Ese es el secreto de Esteban Arnáiz, que comenzó apostando por la cocina mediterránea, pero de los cinco locales del grupo, tres son italianos. Restaurantes donde el producto y el equipo de cocina son mayoritariamente italianos.

La carta

Las pizzas son una opción recomendable, pero es más interesante probar la pasta, desde los spaghetti alla carbonara a los spaghetti al tartufo, parmigiano e uovo poché. Acompañar la comida con algunas de sus focaccias y terminarla con su tiramisú es obligatorio. Y el maridaje, mejor con vino italiano.

Restaurante Antonella Madrid

Dirección: C/Diego Ayllón 16. Web: antonellamadrid.com. Tlf: 91 590 436. Precio medio: 25€

El ambiente: más que italiano es mediterráneo, muy herbáceo y luminoso. Está en una zona de oficinas, pero podría estar en la Toscana.

Recomendación: animarse con el vino italiano y con sus spaghetti carbonara, auténticos.

Lo mejor: además de estar delicioso, sorprende mucho la forma en la que presentan el tiramisú.

A mejorar: se echa muy en falta un mantel para la mesa.

El maridaje: Marqués de Riscal Sauvignon Blanc 2018

Este es un vino monovarietal que Marqués de Riscal elabora con la variedad de uva francesa sauvignon blanc, que tiene su procedencia en la región del Loira. Fue introducida por la bodega en Rueda en 1974 y hoy cuenta con 70 hectáreas de viñedo con una edad media superior a los 25 años. Actualmente, forma parte de las variedades autorizadas por la Denominación de Origen Rueda y sigue el mismo proceso de elaboración que el Rueda Verdejo. Además, este vino ha sido elegido como el producto más innovador dentro de la categoría de bebidas ecológicas en los Premios Eco & Organic Awards Ibérica.

Presenta un color marillo pálido con reflejos verdosos. Es muy complejo en nariz y en boca, deja una sensación fresca y aromática de final limpio y persistente. Es un buen aperitivo y armoniza con mariscos de todo tipo y pastas. Se sirve a una temperatura de entre 8º y 10º.

Bodega Marqués de Riscal

D. O. Rueda

PVP recomendado: 9,40€

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0