Gente y estilo

Una buena parte del primer premio se reparte en Pasaia (Gipuzkoa) y Bilbao

San Sebastián, 6 ene (EFE).- Una buena parte del primer premio de la Lotería del Niño ha recaído este año en Euskadi, en la localidad guipuzcoana de Pasaia, donde se han vendido unas 18 series del 22.654, y en Bilbao, donde se desconoce lo repartido porque se ha adquirido por el sistema electrónico y no en ventanilla.

Tanto en la capital vizcaína como en Pasaia se han descorchado las tradicionales botellas de cava ante las administraciones que han dado la suerte esta vez.

El júbilo era patente ante la situada en la calle Oarso de Pasaia, la número 3 de ese municipio, cuya propietaria, Itziar Maritxalar, ha explicado a Efe que, según sus cálculos, ha devuelto dos series y ha vendido dieciocho, lo que equivale a 36 millones de euros.

Cinco series las vendió al bar Laket, situado en una calle perpendicular a la de la administración, repleto de gente tras conocer la buena noticia, y otras diez a un bar del barrio donostiarra de Alza.

El resto ha sido comprado en ventanilla, como el décimo de Santos, un hombre de 60 años que aseguraba que hoy no va a comer roscón de Reyes porque se le ha cerrado el estómago de la impresión, al comprobar que acababa de ganar 200.000 euros con su décimo premiado.

Cuando ha visto el número, se le ha "ido" la cabeza y su mujer le ha preguntado incrédula por lo que estaba ocurriendo, ha añadido Santos, que con este dinero va a ayudar a sus hijos, "que tienen sus pisos por pagar".

La misma alegría que este pasaitarra la mostraban los miembros de una cuadrilla, que llevan un décimo entre veinte y que estaban muy satisfechos con su suerte porque les va a servir a muchos para ir de vacaciones, a otros para acabar de pagar el coche, y algún otro para ambas cosas.

"No me lo puedo ni creer, no me lo puedo ni creer", repetía otro vecino de la localidad sobre los 200.000 euros que le corresponden por su décimo.

Es la primera vez que la administración guipuzcoana da un premio de esta importancia, pero no así la bilbaína, que debe su nombre, "Lotería de los 400 millones", al dinero que repartió en 1969, también parte de un primer premio del Niño.

Ubicada el centro de la ciudad, hoy estaba cerrada, pero sus responsables han acudido rápidamente a abrir para celebrarlo.

Iñigo Gómez Barrenengoa, que lleva el local junto a su hermano Gonzalo, estaba contentísimo, y su mujer afirmaba que este ha sido "el mejor regalo de Reyes".

Hasta las 13:20 horas el dueño de la oficina de lotería no sabía la cantidad que había vendido y mientras los medios de comunicación esperaban en el exterior a tener el dato, la delegada de loterías de Bizkaia se ocupaba de hacer el recuento en el interior de la administración agraciada.

Lo que sí ha dicho a los periodistas es que todo lo ha vendido por el sistema electrónico, es decir, que la administración no ha tenido físicamente los boletos y no los ha vendido por ventanilla.

Esta es la decimoséptima vez que el primer premio del sorteo de El Niño recala en Bilbao. De las 29 veces que este sorteo ha repartido suerte en Euskadi, 20 ha sido en Bizkaia, 8 en Gipuzkoa y una en Álava.

Este año, el primer premio de El Niño se ha vendido también en Torremendo (Alicante), Roquetas del Mar (Almería), Gijón (Asturias), Badalona (Barcelona), Barcelona, San Vicente del Castellet (Barcelona), y los municipios gaditanos de Algeciras, Conil de la Frontera y Jerez de la Frontera.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin