Energía

El Gobierno anula la subasta y busca una vía para evitar la subida de la luz

Madrid, 20 dic (EFE).- El Gobierno ha anulado hoy la aplicación de la subasta de energía celebrada ayer y busca un nuevo mecanismo para calcular con criterios "objetivos y transparentes" el coste de este componente, con el objetivo de evitar la subida de la luz de más del 10 % que resultaba de la puja.

Tras advertir ayer de que iba a "intentar arreglarlo", en referencia al encarecimiento eléctrico, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha explicado hoy que "el Gobierno está trabajando en un procedimiento para fijar un precio alternativo al de la subasta", que ha tachado de "exagerada" y "en absoluto justificada".

La subasta Cesur celebrada ayer arrojó un incremento del coste de la energía del 25,6 %, lo que supondría un alza en la tarifa final del primer trimestre de 2014 del 10,5 %, a lo que habría que sumar el incremento de los peajes avanzado por el Gobierno.

Los repuntes en el precio de la energía -que determina la subasta- y los peajes -que fija el Gobierno para retribuir las actividades reguladas- hubieran supuesto el mayor incremento de la tarifa de último recurso, a la que están acogidos más de 16 millones de consumidores, desde la liberalización del mercado en 1997.

En esta situación, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha decidido hoy no validar la subasta Cesur ante "la concurrencia de circunstancias atípicas y en un contexto de precios elevados en el mercado diario durante las semanas previas" que ya estaban siendo investigados por el regulador.

Saénz de Santamaría ha precisado que estas "circunstancias atípicas" afectan tanto al volumen subastado como al número de rondas celebradas y serán detalladas en un informe que publicará la CNMC en las próximas dos semanas.

Tal y como establece la normativa vigente, esta invalidación ha sido revisada por el Ministerio de Industria, que ha resuelto suspender la aplicación del resultado de la subasta para el cálculo de la tarifa.

Estos supone que "no se va a producir la subida del 10,5 % que establecía el precio de la subasta", ha subrayado Sáenz de Santamaría.

Sin embargo, ha explicado, la normativa no prevé cómo fijar el precio en caso de que se invalide la aplicación de la subasta, por lo que "el Gobierno y el Ministerio de Industria trabajan para establecer un procedimiento que permita establecer el precio de la energía conforme a criterios objetivos y transparentes", que será aplicable desde el 1 enero.

Para llevar a cabo esta modificación, ha pedido un informe a la CNMC, un organismo que había recomendado reiteradamente desde hace cuatro años la introducción de cambios.

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, apuntaba esta mañana que tenía "sospechas de manipulación porque el precio que resultó en la subasta es un 7 % superior a las referencias de precios de contratos equivalentes".

Frente a esto, el presidente de la patronal de las grandes eléctricas Unesa, Eduardo Montes, ha respondido que espera que Soria tenga argumentos "muy fuertes" para decir que hay colusión -pacto ilegal- en la subasta porque "es muy duro".

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha considerado que "si el sistema de subasta ha estado manipulado habrá que mirar hacia atrás (...) y si alguien lo ha manipulado tiene que acabar en el banquillo".

Las asociaciones de renovables han pedido que se modifique el mercado eléctrico, mientras que los sindicatos han cargado contra la posible subida de la luz.

CCOO ha anunciado que impulsará una "movilización unitaria y urgente" contra el "tarifazo eléctrico", mientras que UGT ha considerado "fundamental y urgente" hacer, en el ámbito del diálogo social, una auténtica reforma de precios de la electricidad.

Mientras tanto, las organizaciones de consumidores han vuelto a exigir al Gobierno que ponga en marcha una reforma "profunda" que modifique el sistema de fijación de la tarifa eléctrica y que "congele" las tarifas por el momento.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin