Energía

Iberdrola vende tres gasistas de EEUU por unos 1.000 millones de euros

Madrid, 25 may (EFE).- Iberdorla informó hoy de que ha acordado la venta de su participación en tres distribuidoras de gas de Estados Unidos por unos 1.050 millones de euros (1.300 millones de dólares), dinero que destinará íntegramente a financiar la construcción de una línea de interconexión entre ese país y Canadá.

En concreto, IBERDROLA (IBE.MC)venderá a la compañía norteamericana UIL Holdings Corporation sus filiales Connecticut Natural Gas Corporation, The Southern Connecticut Gas Company y The Berkshire Gas Company a UIL Holdings Corporation, informó hoy la compañía.

Las tres distribuidoras se encuentran ubicadas en los estados de Connecticut y Massachussets, suman cerca de 369.000 clientes y distribuyen alrededor de 1,6 bcm (miles de millones de metros cúbicos) de gas al año.

Fuentes del mercado apuntaron que Iberdrola recibió media docena de ofertas por sus filiales estadounidenses de gas, lo que le ha permitido mejorar los ratios a los que compró Energy East.

La operación, sujeta a la obtención de las autorizaciones pertinentes, se enmarca en el plan de desinversión de activos no estratégicos de Iberdrola, que contempla la obtención de 2.500 millones de euros entre 2010 y 2012.

Los recurso obtenidos con la venta irán destinados a financiar la interconexión que la compañía tiene previsto construir entre el estado estadounidense de Maine y Canadá, con una inversión estimada de 1.400 millones de dólares.

Con este movimiento, Iberdrola reafirma su apuesta por Estados Unidos como uno de sus principales mercados de crecimiento, al que tiene previsto destinar hasta 2012 unos 7.000 millones, añadió la compañía.

El "macroproyecto" de redes en Maine, cuya construcción está previsto que comience en junio, supondrá la edificación y renovación de unos 800 kilómetros de líneas, así como la puesta en marcha de cinco subestaciones.

La nueva infraestructura, que mejorará las conexiones entre Massachussets, New Hampshire y Maine y estará operativa en cinco años, podrá atender las necesidades de siete millones de consumidores y beneficiará la integración de las renovables en el sistema eléctrico de la región de New England, cuyos clientes "sufragarán" la inversión vía recibo de la luz.

Iberdrola subrayó que la instalación acaba de recibir el visto bueno de la Comisión de Servicios Públicos de Maine (MPUC).

En el último año, Iberdrola se ha desprendido de otros activos, entre los que destacan el 2,7% de EDP, el 15,68% de Petroceltic International PLC o los activos de gas integrados en Seneca Lake.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin