Energía

El sector eléctrico, indignado por el 'apagón': podría provocar un gran corte de electricidad y obligará al uso de medidas hidráulicas

El sector eléctrico, indignado. La convocatoria de un gran apagón a nivel mundial, secundada por multitud de asociaciones ambientalistas en España y apoyada por el Gobierno e incluso alguna eléctrica como Unión Fenosa, podría tener graves consecuencias, como una gran interrupción del suministro eléctrico en España. Además, obligará al uso de medidas hidráulicas, con la consiguiente pérdida de agua, para evitar incidencias en el servicio.

El sector eléctrico, atónito ante el apoyo. REE (REE.MC) ha tenido que poner un operativo en marcha de urgencia para prevenir problemas. Así, fuentes de la empresa han explicado a elEconomista que dispondrán potencia rodante para bajada y para subida -centrales funcionado pero sin verter electricidad a la red-. De hecho, REE ha convocado una rueda de prensa esta tarde a las 19:30 para explicar su procedimiento de actuación ante el 'apagón' convocado veinticinco minutos después por multitud de asociaciones a nivel mundial.

Debido al mismo, el operador técnico del sistema tendrá que hacer frente a una posible caída indeterminada de la potencia y tendrá que responder cinco minutos después a una fuerte subida, lo que les obligará a poner en funcionamiento un sistema de emergencia para evitar que el apagón tenga consecuencias graves en el abastecimiento eléctrico nacional.

Esto es debido a que el sistema normalmente sólo puede responder a una caída de 3.000 MW en dos minutos o tres a lo sumo, pero no en quince segundos.

Obligará a medidas antiecológicas

El sector está molesto porque el Gobierno ha secundado oficialmente esta medida e incluso una eléctrica, Unión Fenosa (UNF.MC), se ha sumado a la convocatoria.

Lo irónico es que para intentar evitar graves incidencias, se tendrán que habilitar medidas de emergencia como el uso de sistemas hidráulicos -un operativo de bombeo de agua, al ser el sistema de producción más rápido de electricidad- con el consiguiente gasto de la misma.

Además, el dispositivo que obligará al operador del sistema eléctrico a mantener las máquinas 'en funcionamiento' provocará un aumento del consumo y, por lo tanto, un efecto contrario al buscado por los convocantes del 'apagón'.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint