Energía

Quién es Al Yaber, el polémico empresario del petróleo que preside la COP28

  • Es el ministro de Industria y Tecnología Avanzada de los Emiratos, lidera la Compañía Nacional de Petróleo de Abu Dhabi y es director ejecutivo de Masdar
  • Es como "tener una multinacional del tabaco supervisando el trabajo interno de la Organización Mundial de la Salud", ha dicho de él la eurodiputada Manon Aubry
Sultan Ahmed Al Jaber

Se llama Sultan Ahmed Al Jaber, nació en Umm Al Quwain, Emiratos Árabes Unidos, y el pasado 21 de agosto cumplió 50 años. Es el ministro de Industria y Tecnología Avanzada de los Emiratos, pero también lidera la Compañía Nacional de Petróleo de Abu Dhabi (ADNOC) y es director ejecutivo de Masdar, o Abu Dhabi Future Energy Company, una empresa estatal de energías renovables emiratí fundada en el año 2006 como filial de la estatal Mubadala Investment Company.

Al Yaber estudió Ingeniería Química y Administración de Empresas en dos universidades californianas y Economía en el Reino Unido, y más tarde accedió a una beca de ADNOC para jóvenes con talento. Además de su puesto como ministro, fue presidente del Consejo Nacional de Medios, entidad que controla por completo la prensa de los Emiratos Árabes.

Aunque ha contratado a varias empresas a lo largo de su vida para tratar de ofrecer una imagen cordial que convenza al mundo, no ha conseguido que se le trata en serio como una persona comprometida con el cambio climático y el medio ambiente, y el hecho de que esté casado desde 2011 con Mana Al Otaiba, hija de uno de los ministros clásicos del Petróleo de los Emiratos, tampoco ayuda.

A pesar de su implicación en las energías limpias como alternativa a las tradicionales, Al Yaber no inspira confianza como adalid de la lucha contra el cambio climático. Ya el pasado mes de enero, cuando fue nombrado presidente de la conferencia climática COP28, cerca de medio millar de entidades civiles solicitaron al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, su destitución como presidente de la cumbre climática por la incompatibilidad del cargo con ser un potente actor en el mundo del petróleo.

De hecho, la filtración de unos documentos reveló que los Emiratos Árabes Unidos violaron el código de conducta planeando el uso arbitrario de la COP28 para proponer acuerdos sobre petróleo y gas a otros gobiernos mundiales.

En su propio beneficio

Además de ser el enviado especial de los Emiratos Árabes Unidos para el cambio climático, Al Jaber preside ahora, no sin polémica, esta Cumbre del Clima COP28, el evento climático más importante de cuantos existen, que tiene lugar del 30 de noviembre al 12 de diciembre en Expo City, Dubái. Sus lazos con el sector del petróleo y los actores que lo implican no le otorgan buena reputación. De hecho, ha invitado a la COP25 a las grandes compañías de hidrocarburos para que, en principio, busquen soluciones contra el cambio climático, lo cual ha suscitado muchas críticas, ya que se acusa a Al Yaber de utilizar el evento en su propio beneficio y aprovecharse de sus cargos para buscar alianzas energéticas con más de una docena de países.

El empresario emiratí ha supervisado una expansión destacada de la producción de gas y petróleo, cuando las petroleras están en entredicho por no contribuir a reducir su producción en favor de paliar los efectos del cambio climático. Es más, Al Yaber es un empresario tanto del petróleo, que defiende sin reparos, como de las energías limpias, y se muestra partidario de combinar ambas con financiación del sector privado.

Inversiones multimillonarias

Sultan Ahmed Al Jaber se inició como ingeniero en ADNOC. Fue nombrado director ejecutivo de Abu Dhabi National Oil Company (ADNOC) el 15 de febrero de 2016 y desde entonces, el empresario del petróleo ha cotizado en bolsa varias empresas de ADNOC y, a la vez, ha atraído cerca de 26.000 millones de dólares en inversiones internacionales de empresas como Eni, BlackRock, y KKR. Con estas dos últimas firmó un acuerdo de 4.000 millones de dólares para invertir en el desarrollo de infraestructura de oleoductos midstream

En julio de 2020, un consorcio de seis empresas firmó un acuerdo para invertir 20.700 millones de dólares en activos de infraestructura de ADNOC, en la que fue la mayor inversión en infraestructura energética jamás realizada en Medio Oriente y la mayor del mundo en ese momento. Desde ADNOC, Al Jaber ha tratado de aumentar la producción de petróleo crudo de 3 millones de barriles de petróleo por día en 2016 a 5 millones para 2030. El New York Times señaló que ADNOC era una de las pocas compañías petroleras que todavía hacía grandes inversiones en aumentar la producción en 2021.

Jugando a dos bandas

Al Jaber se ha posicionado, al tiempo, como un defensor del medio ambiente y ha invertido en proyectos de captura de carbono e hidrógeno verde, además de impulsar sus operaciones con fuentes de energía renovables . En todo caso, los numerosos analistas críticos con él aseguran que estas inversiones no son nada en comparación con la expansión de la producción de gas y petróleo de Al Jaber y más bien forman parte de una campaña para limpiar la imagen a Al Javer con un lavado verde.

Demasiados aspectos juegan en contra del emiratí y su papel ahora como presidente de la COP28 es uno más. Se le acusa incluso de haber manipulado la Wikipedia para quedar bien parado. Pero, sobre todo, el pasado 7 de junio se conoció que ADNOC, de la que Al Jaber es director, pudo leer correos electrónicos hacia y desde la oficina de la cumbre climática COP28 y fue consultada sobre cómo responder a los medios. La eurodiputada francesa Manon Aubry calificó el caso de "escándalo absoluto" y lo comparó con "tener una multinacional del tabaco supervisando el trabajo interno de la Organización Mundial de la Salud".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud