Energía

La Junta mira hacia el biometano en su carrera por la descarbonización

  • La consejera del ramo destaca que el biometano es un gas almacenable y versátil
Mérida

La consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad, Olga García, ha asistido este martes en Mérida al Seminario sobre las plantas de biometano en Extremadura y su potencial para la valorización del residuo agrícola y vector de descarbonización. La Asociación Española del Gas, SEDIGAS, ha organizado este seminario cuya apertura ha corrido a cargo de su presidente, Joan Batalla.

Durante su intervención, la consejera ha recordado que en Extremadura se ha llevado a cabo una planificación rigurosa de la transición energética en la presente década hacia una economía climáticamente neutra y con una completa generación energética renovable. Olga García ha explicado que el Plan Regional va más allá del aprovechamiento solar, ya que "tenemos abierto un abanico completo de impulso para otras energías renovables, por ejemplo, los gases renovables como el hidrógeno, el biogás o el biometano que tienen el valor diferencial de ser gases almacenables y versátiles".

Ha subrayado que "el biometano tiene un gran futuro en Extremadura pues está totalmente alineado con las políticas europeas y extremeñas centradas en la economía circular, la valorización de residuos, la descarbonización de la economía y el desarrollo rural".

Según la consejera, en Extremadura existe la necesidad de descarbonizar el sector primario y valorizar los residuos generados en el mismo. "El biometano puede suponer, además, un vector de desarrollo frente al reto demográfico, ya que, dado el relevante papel del sector agrícola y ganadero en la producción, la instalación de plantas generadoras de biometano en zonas rurales crearía una fuente de empleo adicional, siendo un foco de atracción poblacional".

También ha resaltado que la reciente aprobación de un sistema de garantías de origen de los gases renovables que acredita la utilización de fuentes renovables en la producción de los mismos, aportará un valor añadido a la hora de comercializarlo que fomentará su consumo, con el consiguiente beneficio ambiental.

En cualquier caso, la consejera ha destacado que el desarrollo de los gases renovables en la región supone un gran reto para el que es necesaria la colaboración público-privada. Por ello, ha concluido animando a todos los agentes involucrados en la cadena de valor a que colaboren encaminando sus pasos hacia el despliegue del biometano en Extremadura, que ha considerado factible ya que se dispone de los medios tecnológicos necesarios para su producción y comercialización.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.