Empresas y finanzas

Las empresas reconocen que la maternidad supone un freno en la carrera profesional de las mujeres

Imagen: Dreamstime.

Las empresas son conscientes del freno que representa la maternidad en la carrera profesional de las mujeres y que avanzar hacia la igualdad con medidas adecuadas puede representar una oportunidad, incluso, de negocio para las sociedades.

Así lo han apuntado varios expertos en un debate organizado por Servimedia con la Alta Comisionada para la Agenda 2030 del Gobierno de España y representantes de Ferrovial, del Grupo Pascual y la Fundación Seres.

"La maternidad es un momento de freno y tenemos que hacer cosas para salvar esa situación y que no lo suponga. Tenemos que romper con las barreras en el desarrollo profesional de la mujer y con los techos de cristal", defendió el director de Gestión Ética, Responsable y Excelente de Pascual, Joseba Arano.

Recursos y compromisos

A su juicio, hay "mucho que hacer" para reducir la brecha de género en España y solo puede abordarse con "recursos y compromisos", con planes y activando proyectos. Mirando a su propia empresa indicó que el Grupo Pascual ha identificado seis grandes materias de mejora porque ha constatado, por ejemplo, una infrarrepresentación femenina en el mundo de la industria y comercial, ya que eran áreas tradicionalmente masculinas. "Quemos avanzar hacia la brecha de salarial cero de una manera muy decidida y determinada", desveló, aseverando que hay condicionantes históricos que la han impuesto pero ahora hay determinación para ser "muy exigente" con esa intención.

En lo que respecta a la maternidad, abogó por lograr que la conciliación no sea una cosa solo de mujeres, trabajando en el concepto de la corresponsabilidad en el cuidado de la familia también para los hombres.

La gerente de Responsabilidad Corporativa de Ferrovial, Cristina Moral, relató a su vez que su grupo se han marcado compromisos específicos para incrementar el porcentaje de mujeres tanto para la plantilla, como a nivel de dirección y del consejo de administración.

Se dieron cuenta de que no habían tenido en cuenta al 51% de la población. Tenían muchos sesgos en sus algoritmos a la hora de hacer la selección y eso les estaba impidiendo tener escala, tener oportunidad y que creciese su negocio

En opinión de Moral, el hecho de que ya se esté obligando desde el pasado ejercicio a todas las compañías con más de 250 empleados a reportar datos como la brecha salarial con muchos indicadores de sueldos medios, las jornadas o tipo de contrato predominante en sus fichajes de hombres y mujeres, hace que hoy tengamos una foto clara y será un incentivo. "Nos animará a cualquier empresa privada a ir mejorando esos porcentajes de presencia en la plantilla", estimó.

La directora general de la Fundación Seres, Ana Sáinz, es de la opinión de que la diversidad ayuda a las empresas y al negocio. A título de ejemplo relató un "viaje exploratorio" de Seres a Silicon Valley para conocer las oportunidades que allí se incuban con la sorpresa de que los mismos profesionales se dieron cuenta de que su perfil profesional les limitaba: "Se dieron cuenta de que no habían tenido en cuenta al 51% de la población. Tenían muchos sesgos en sus algoritmos a la hora de hacer la selección y eso les estaba impidiendo tener escala, tener oportunidad y que creciese su negocio", afirmó.

Para la Alta Comisionada para la Agenda 2030 del Gobierno, Cristina Gallach, cerrar la brecha pasa porque haya un liderazgo político claro en esta dirección, por meterlo dentro de la educación y por aplicar "legislación", como demuestra la experiencia de la décadas de los años 2.000 cuando una legislación "importante" por la igualdad logró que España pasase de estar en la cola en las estadísticas del Instituto de Igualdad de la UE a posicionarse "por encima" de la media. "Después desafortunadamente vino un parón, y en las últimas estadísticas continuaba ahí", lamentó.

No vamos a aceptar 100 o 150 años para la plena igualdad de salarios. Por tanto, eso quiere decir que algo tenemos que hacer y en todo caso que algo no hemos hecho bien hasta ahora

El reto de la maternidad "solo se puede resolver a través de decisiones colectivas y generalmente también a través de legislaciones que ayuden a compartir las responsabilidades de nuestras familias", coincidió con el responsable de Pascual, deslizando cierto respaldo a una baja paternal obligatoria: "Y que, por tanto, cuando se trabaje para que el permiso de paternal sea obligatorio pues no se pongan palos a las ruedas".

No actuar supondría según algunos estudios asumir que la brecha salarial tardará un siglo en cerrarse. "No vamos a aceptar 100 o 150 años para la plena igualdad de salarios. Por tanto, eso quiere decir que algo tenemos que hacer y en todo caso que algo no hemos hecho bien hasta ahora. Hay que actuar en muchos frentes", zanjó.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0