La startup española ApetEat cierra una ronda de inversión de 200.000 euros

ApetEat (www.apeteat.es), la startup española que te lleva tu menú diario de comida mediterránea diseñada por chef profesionales directo a la oficina, ha cerrado una ronda de financiación de 200.000 euros que permitirá a la joven compañía continuar con su evolución, crecimiento y consolidación en el mercado del ‘food delivery’.

 

Se trata de la tercera inyección de capital lograda por la startup y en ella han participado un grupo de inversores privados que prefiere mantenerse en el anonimato. Ya en 2015, la compañía recibió una primera aportación de 78.000 euros a través de FFF (Friends, Family and Fools) y en septiembre de 2016 consiguió  60.000 euros procedentes del Enisa Jóvenes Emprendedores.

 

ApetEat nace en noviembre de 2015 de la mano de Pablo Samaranch y Eduardo Liviano que vieron una oportunidad clara de negocio de ser la primera startup de food delivery especializada en el entorno laboral. “Nuestra misión es dar respuesta a una necesidad básica como el almuerzo en un contexto desfavorable como el de la oficina, en el que solemos comer mal y rápido, aportando valor y experiencias únicas a las personas”, señala Samaranch, CEO de ApetEat.

 

En la realidad laboral actual, los trabajadores en su oficina no tienen acceso sencillo a comida de calidad, comiendo lo primero que consiguen en las máquinas de vending adquiriendo hábitos poco saludables, y en ocasiones sin tiempo para poder bajar al restaurante a comer. La propuesta de ApetEat son platos mediterráneos y saludables, diseñados por chefs profesionales utilizando materias primas de calidad y un servicio de entrega directa al lugar de trabajo de sus clientes. “Actualmente tenemos más de 50 platos disponibles en nuestra carta que vamos rotando e incluso añadiendo nuevas referencias todos los martes con el objetivo de dinamizar la oferta y que los clientes no se cansen nunca”, comenta el responsable.

 

Al igual que en un restaurante, ApetEat ofrece la posibilidad de elegir entre medio menú desde 6 euros, menú completo desde 9 euros o pedir a la carta los platos que deseen. Solo hay que registrarse en la web, confeccionar el menú deseado o escoger los platos de la carta que más le gusten y realizar el pedido antes de las 11:30h. La entrega se hará entre las 12h y las 14h de ese mismo día. No se obliga a un pedido mínimo, tampoco hay costes de entrega y se puede pagar tanto con tarjeta como con cheques restaurante (excepto efectivo). Además, ApetEat da la opción de contratar su servicio de menús diarios a empresas que quieran incluir entre sus incentivos esta oportunidad de premiar y cuidar a sus empleados a través de una alimentación adecuada.

 

En la actualidad, la compañía opera en los principales núcleos empresariales de la zona noroeste de Madrid como Alcobendas, Las Tablas, Sanchinarro, Campo de las Naciones y barrios aledaños, así como la mayoría de códigos postales del interior de la M30. “Ahora mismo gestionamos una media 2.000 pedidos al mes. En cuanto a los platos de mayor éxito entre los clientes destacan la crema de zanahoria y naranja, el pollo Tikka Masala con quinoa o el bizcocho integral de zanahoria y nueces, entre otros”, añade Samaranch.

 

Una startup socialmente comprometida

Cabe destacar que uno de los valores de ApetEat es su compromiso social tanto con la sociedad como con el cuidado del medio ambiente. Con este motivo, la compañía ha trabajado duro con los fabricantes para utilizar en la mayoría de sus productos envases reciclados, biodegradables y/o compostables así como cubiertos, servilletas o bolsas que, también, cuidan del medio ambiente. 

 

Además, colaboran también con algunas ONG como la Fundación Salto, que ayuda en la inserción laboral a personas con discapacidades psíquicas, empleando a personas con estos perfiles; o la Fundación RAIS, que cuida y alimenta a personas sin hogar, donando todo el excedente de comida que está a punto de caducar. “Cada año los restaurantes tiran más de 66.000 toneladas de comida a la basura y el exceso de consumo de plástico por parte de la sociedad está produciendo un gran impacto en nuestro planeta. En nuestro ADN como empresa está el de ayudar a quienes lo necesitan y ponemos nuestro granito de arena para paliar esos efectos y colaborar con quienes nos rodean”, apuntan.

 

Consolidarse en el mercado del Food Delivery

Gracias a esta nueva inversión obtenida, los socios fundadores de ApetEat han señalado que el objetivo es consolidar su presencia en Madrid, mercado en el que actualmente está operando, sumando nuevos códigos postales de reparto hasta llegar a dar servicio a toda la Comunidad a lo largo de este año, para posteriormente llegar a otras ciudades. Además, se ampliará semanalmente la oferta gastronómica que actualmente se ofrece a los usuarios, permitiéndoles elegir entre una mayor variedad de platos. Por último, trabajarán en la optimización de la tecnología, abrirán nueva oficina y llevarán a cabo nuevas contrataciones de personal. “Con todo ello queremos romper nuestros objetivos multiplicando por cinco el número de pedidos realizados mensuales a finales de este año y posicionarnos como un actor de referencia dentro del sector del foodtech y el food delivery”, finaliza Samaranch.

 

Sobre ApetEat:

ApetEat (www.apeteat.es), es la primera startup española que te lleva tu menú diario de comida mediterránea  a la oficina. La compañía nace en 2015 de la mano de Pablo Samaranch y Eduardo Liviano con el objetivo de ofrecer una solución para el almuerzo en la oficina de miles de trabajadores. Ofrece más de 50 platos en su carta diseñados por chef profesionales con materias primas de calidad, sin conservantes ni aditivos, y que son repartidos al momento en el lugar de trabajo de sus clientes. Actualmente, ofrece su servicio de entrega en los principales núcleos empresariales de la Comunidad de Madrid y está realizando una media de 2.000 pedidos mensuales. Además se trata de una startup socialmente responsable, sus envases y cubiertos están elaborados con materiales biodegradables y compostables, y colabora con la Fundación Salto, empleando a personas con discapacidades psíquicas, y la Fundación RAIS, donando el excedente de alimentos. La compañía ya ha recibido más de 278.000 euros de inversión por parte de inversores privados. Más información en su web, Twitter, Facebook, Instagram y Linkedin.

 

 

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin