Empresas y finanzas

Bonistas españoles de Lehman Brothers demandarán a la banca privada

Los afectados españoles por la quiebra de Lehman Brothers empiezan a organizarse. Alrededor de medio centenar de ellos, clientes de banca privada de Banif, Bankinter, Citibank, Banco Madrid y Altae, entre otras entidades, se han agrupado bajo el asesoramiento legal del abogado Fernando Zunzunegui, especializado en derecho financiero, y estudian demandar a sus bancos, a través de los cuales invirtieron en emisiones de bonos de Lehman.

El patrimonio que cada uno de estos inversores colocó en productos del banco estadounidense va desde los 300.000 hasta el millón de euros.

El número de inversores agrupados todavía puede crecer, porque, según calcula Zunzunegui, "el impacto de la quiebra de Lehman sobre el patrimonio de la banca privada puede ser mayor que sobre los fondos de inversión".

El impacto puede ser mayor

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) estimó la semana pasada que la exposición de los fondos a Lehman Brothers era de 300 millones de euros. La cifra exacta, sin embargo, no se conoce porque "solo cada banco conoce cuánto dinero en bonos de Lehman ha colocado entre sus clientes".

Por el momento, la acción legal de los afectados se encuentra en los primeros pasos. "Todavía no sabemos cuántos inversores pueden llegar a unirse porque, al contrario que en Estados Unidos, los abogados no podemos ser proactivos en el agrupamiento de los clientes; nuestro papel es más bien pasivo, a la espera de que reclamen nuestros servicios", señala Zunzunegui, que ya ha asesorado a los afectados de los casos AVA y Gescartera, entre otros.

Además, y antes de decidir si se presenta o no la demanda, "estamos realizando una auditoría legal, que tardaremos unas semanas en completar, viendo cuál es la situación de los clientes, la posible vía de reclamación y si recibieron información adecuada sobre los bonos".

Normativa Mifid

Y es que la información al cliente se ha vuelto una pieza básica de su relación con el banco desde la entrada en vigor, en noviembre de 2007, de la nueva normativa Mifid. Esta ley, de aplicación en toda la Unión Europea, obliga a las entidades a clasificar a sus clientes por perfiles de riesgo -generalmente mediante un cuestionario que deben rellenar estos últimos-. Y, de acuerdo con ese perfil, limita la capacidad de la entidad para ofrecer al cliente activos de riesgo, y obliga a proporcionarle información muy detallada sobre el peligro que corre realizando esa inversión.

"Aunque muy probablemente todas las entidades han dado orientaciones a sus redes para que la aplicación de Mifid sea muy estricta, es posible que la información que el cliente haya recibido a través de los comerciales no sea la adecuada para su perfil de riesgo", explica Zunzunegui.

El perfil de riesgo de los clientes "es muy bajo, como suele ocurrir en España", y la mayoría de los productos afectados, alrededor de una decena y emitidos a través de la filial holandesa de Lehman, "son productos estructurados, complejos, sobre los que probablemente no ha habido avisos suficientes del riesgo que conllevan". "Si eso ha ocurrido, o si hay un error en el contrato, existe la posibilidad de reclamar la devolución del dinero invertido inicialmente", asegura el abogado.

Zunzunegui resalta que "la quiebra de Lehman va a servir de banco de pruebas para comprobar el funcionamiento de la Mifid en España", y que "lo que está en juego es el prestigio de la banca privada, que en realidad es el pilar principal de su negocio. El fondo de comercio de la banca privada es la reputación".

Por eso, y una vez terminado el proceso de auditoría y se haya decidido cuál es el camino a seguir, la idea del abogado es "proponer a los bancos una solución negociada, que en mi opinión es la forma ideal de solucionar este tipo de situaciones". Sin embargo, Zunzunegui tiene pocas esperanzas. "La banca en España es reacia a llegar a acuerdos y prefiere dejar las demandas en manos de los juzgados".

comentarios12WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 12

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Pablo
A Favor
En Contra

casi todos los sinverguenzas prefieren dejar la solución en manos de los Juzgados, pues la carga de la prueba la tienen los demandates y se la aplican con rigor, con lo cual se consigue siempre muy poco o nada.

Puntuación 8
#1
emilio
A Favor
En Contra

La pérdida de confianza en el sistema financiero, eje de la economía liberal-capitalista, será irrecuperable y lo que queda por ver. La gente ya no confiará sus ahorros e inversiones a nadie, salvo con garantía del Estado. Para eso, la Banca será pública y la economía será, en gran parte, pública, especialmente los sectores estratégicos energía, transportes, telecomunicaciones, construcción de obras públicas y residenciales; si residenciales, este sector vital para la vida y proyectos de los ciudadanos, no puede estar en manos de Poceros y Martinsas. Seguirá habiendo democracia, con unas finanzas y economía en gran parte estatalizada; todo gobierno que no haga los deberes, con gestores eficientes, en la buena marcha de la economía y bienestar de los ciudadanos, será tumbado en las urnas. No me vengan los liberales de pacotgilla con lo de Cuba, Corea etc. que el sermón está muy visto, allí no hay democracia.

Puntuación -10
#2
alba
A Favor
En Contra

La Asociación de Usuarios de Bancos está preparando también la defensa de los bonistas de Lehman, con un cuotas modestísimas y han llevado ya casos como Gescartera,Fadesa,ect. y jamás van a porcentaje como otros abogados. Se debería comparar también las cuotas que cobran unos y otros. El teléfono de ADICAE(Asociación de Usuarios de Bancos) es el 976390060. Mi consejo es que antes de decidirse, hableis claramente de los honorarios del que os va a representar.

Puntuación 1
#3
javier
A Favor
En Contra

Acabo de informarme en la Asociación de Usuarios de Bancos. Me han dicho que ellos jamás cobran por porcentaje de las cantidades reclamadas, y que las cuotas pueden estar sobre los 200 euros por cada afectado.

Puntuación -1
#4
Invertir en Bolsa
A Favor
En Contra

El abogado dice que los clientes tienen un perfil de riesgo "muy bajo" y los productos son "muy complejos". Una persona que quiere correr un riesgo muy bajo no debe invertir en productos muy complejos.

Puntuación 5
#5
Baniflehman
A Favor
En Contra

Los afectados encontraréis más información en http://baniflehman.wordpress.com/ y http://afectadosporbanif.ning.com/

Puntuación 2
#6
Carlos
A Favor
En Contra

Me parece bien que los clientes se asocien para defenderse. A muchos clientes les colocan productos o los hacen accionistas de empresas que valen la mitad de lo que decían los bancos. Hoy hay mucha gente a la que le compraron acciones por el doble de lo que hoy valen esas empresas que, ni por asomo, eran tan buenas y tan maravillosas.

Puntuación 1
#7
Aristoleches
A Favor
En Contra

Seguid los consejos de Alba (comentario 3). En lo que respecta a Pablo (comentario 1) le digo que la gran ventaja de la MIFID es que "invierte la carga de la prueba". Así no es el cliente el que tiene que demostrar que no conocía los riesgos sino que es el Banco el que tiene que demostrar que el cliente los conocia.

Puntuación 4
#8
pepiño
A Favor
En Contra

a mi me vendieron sellos en España, y me llamaron poco menos que avaro porque quería cobrar un 6%...a los que compran papeles y piensan ganar un 12% les vamos a salvar todos...joder, joder con la justicia...

Puntuación -1
#9
Juan Francisco M.C.
A Favor
En Contra

Veremos quienes estarán afectados por la quiebra de Washington Mutual. Por ahí tenía invertido un gran banco español.......

Puntuación 1
#10
Javier
A Favor
En Contra

Mi perfil es 2, como dice un pequeño riesgo a corto plazo pero para tener una mejor rentabilidad.

Y de la noche a la mañana te digan LB, a quebrado y no tienes nada, si desea cobrar algo debes proceder a reclamar (mis conocimientos no me dan para eso sino contrato abogados) y lo mejor es que el banco (CITI para más conocimiento) dice que sino estoy de acuerdo que lo denuncie.

Y quieren que confiemos en el sistema bancario y la justicia como se come eso.

Puntuación 0
#11
Usuario validado en elEconomista.es
jonasmikos
A Favor
En Contra

Yo soy un afectado por la quiebra de Afinsa, y aunque me solidarizo completamente con los afectados de Banif, creo que lo tienen mucho mejor que nosostros, ya que he visto en la documentación de Banif que por lo menos están haciendo algo para compensaros,(la podéis encontrar aquí: http://publicaciones.banif.tukiosco.es y aquí: http://www.banif-informes.es) y en la presentación corporativa a medios (leedla http://www.banif.es/csbnf/Satellite?cid=1157697667979&pagename=InterBANIF/Page/BNF_ContenedorGeneral ) dicen que el 99% de los afectados fueron compensados"¦

Es cierto?. Porque nosotros los de Afinsa ( http://www.crisisforumafinsa.com/ ), nos hemos quedado con una mano delante y otra detrás"¦

Puntuación 0
#12