Takeda promueve una campaña de concienciación para la mejora de las condiciones de los vuelos en los que viajan los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal

Los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal, cuyas manifestaciones más comunes son la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, conviven cada día con síntomas provocados por la enfermedad que pueden tener un gran impacto en su calidad de vida. El dolor abdominal y la diarrea, entre otros factores, pueden condicionar al paciente a la hora de desarrollar actividades comunes, como viajar, especialmente en avión y en vuelos de larga duración.

Por ello, en el marco del Día Mundial de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal, que se celebra este próximo jueves 19 de mayo, la compañía Takeda pone en marcha una campaña de concienciación para promover una mejora de las condiciones en las que vuelan estos pacientes. Se trata de una campaña desarrollada a nivel europeo, llamada “Fly With IBD” (Vuela con EII - Enfermedad Inflamatoria Intestinal), que anima a las aerolíneas a adoptar una serie de medidas que mejoren la estancia de estos pasajeros durante los vuelos.

Entre las medidas, se encuentra otorgar a estas personas prioridad de asiento cerca de los aseos. “Los pacientes con esta enfermedad tienen el condicionante de que a veces no pueden controlar la necesidad de ir al baño. Una situación en la que esto puede ser especialmente delicado es cuando se vuela en un avión, sobre todo en vuelos largos”, afirma el Dr. Xavier Aldeguer, Jefe del Servicio de Digestivo del Hospital Universitari Doctor Josep Trueta de Girona. “Cuando se van de viaje, muchos pacientes se intentan adaptar buscando un asiento en el pasillo para poder levantarse. Pero es obvio que si esto viene regulado con la complicidad de las aerolíneas, el vuelo sería mucho más fácil para ellos”, asegura. Según el Dr. Aldeguer, “esto generaría satisfacción en el paciente por no tener que estar pendiente de si ya están ocupados los asientos que necesita”.

El Dr. Aldeguer sugiere también que se les permita emplear el aseo de la clase business “que tiene menos volumen de gente”.  La tripulación de las aerolíneas estaría sobre aviso para que la implantación de estas medidas fuese posible, siempre a través de una notificación previa del paciente acerca de su dolencia.

Otra de las propuestas de la campaña es que las aerolíneas faciliten más opciones nutricionales a estos pacientes. “Si no están en brote, a priori estos pacientes no necesitan ningún requerimiento nutricional específico. Pero si están en brote, la dieta es mejor que sea baja en fibra, de tipo astringente”, explica el Dr. Xavier Aldeguer.

Bajo el hashtag #flywithIBD se puede apoyar en las redes sociales esta iniciativa, con la que se pretende animar a asociaciones de pacientes y a la población general a crear concienciación en este ámbito. “El objetivo es, por un lado, generar concienciación de que existen enfermedades como Crohn y colitis ulcerosa que condicionan la calidad de vida del paciente y su vida cotidiana, y por otro, hacerles la vida más fácil a estas personas”, explica el Dr. Aldeguer.

La campaña se está difundiendo a través de la web Thunderclap (http://thndr.me/4wlD1W). A través de este link, cualquier persona, ya sea paciente o población en general, puede dejar constancia de su apoyo. A la hora de volar, estas medidas podrían beneficiar a todas las personas que viven con enfermedades gastrointestinales. La enfermedad inflamatoria intestinal es una dolencia del tracto intestinal que padecen alrededor de 3.7 millones de personas en Europa, y cuyas formas más comunes son la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. También podría beneficiar a las personas con síndrome de intestino irritable que, por su parte, afecta a más de 30 millones de europeos. Tanto una enfermedad como otra son muy diferentes pero presentan síntomas muy similares.

Takeda apuesta por iniciativas cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida del paciente con enfermedad inflamatoria intestinal. Entre estas iniciativas, se encuentra la Guía sobre alimentación para pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal, llamada “Y ahora, ¿qué puedo comer?, elaborada con el apoyo de ACCU Asturias y Takeda, que pretende dar a conocer los conocimientos nutricionales básicos a las personas que padecen esta enfermedad.  Además, se ha desarrollado para los pacientes con EII la App OKEII, que recoge el contenido de esta guía de nutrición, y que ayudará a los pacientes a resolver sus dudas en este ámbito.

Acerca de la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn

La colitis ulcerosa (CU) y la enfermedad de Crohn (EC) se caracterizan por la presencia de inflamación en el tracto gastrointestinal.  La CU afecta sólo al intestino grueso, que incluye el colon y el recto. Los síntomas más frecuentes de la CU son malestar abdominal y diarrea con sangre.  La EC puede afectar a cualquier parte del tracto digestivo y los síntomas más frecuentes pueden incluir dolor abdominal, diarrea, sangrado rectal, pérdida de peso y fiebre. No hay una causa conocida para la CU o la EC, aunque muchos investigadores creen que la interacción entre genes, el sistema inmunitario del organismo y factores medioambientales pueden jugar un papel importante. El objetivo de los tratamientos de la CU y la EC es inducir y mantener la remisión, o al menos alcanzar períodos prolongados de tiempo en los que los pacientes no experimenten síntomas.

Acerca de Takeda Pharmaceutical Company

Takeda Pharmaceutical Company Limited es una empresa farmacéutica global basada en la I+D comprometida con ofrecer un futuro mejor y más brillante a los pacientes, convirtiendo la ciencia en medicamentos que cambian vidas. Takeda concentra sus esfuerzos de investigación en las áreas terapéuticas de oncología, gastroenterología y sistema nervioso central. También cuenta con programas de desarrollo específicos en enfermedades cardiovasculares, así como candidatos de última fase para vacunas. Takeda trabaja en I+D a nivel interno y conjuntamente con socios con el fin de mantenerse a la vanguardia de la innovación. Los nuevos productos innovadores, especialmente en oncología y gastroenterología, así como su presencia en los mercados emergentes, impulsan el crecimiento de Takeda. Más de 30.000 empleados de Takeda están comprometidos con mejorar la calidad de vida los pacientes, trabajando con nuestros socios en el sector de la salud en más de 70 países. Para más información, visite http://www.takeda.com/news.

 

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint