Empresas y finanzas

Un análisis del cerebro permitiría detectar precozmente el Alzheimer antes de que falle la memoria

Investigadores de la Universidad de Washington en Saint Louis, Estados Unidos, aseguran que un análisis del mapeo cognitivo en el cerebro permitiría detectar precozmente la enfermedad de Alzheimer antes de que aparezcan los problemas de memoria que caracterizan a esta enfermedad neurodegenerativa.

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

Según han explicado en un artículo publicado en la revista 'Journal of Alzheimer's Disease', antes de que este trastorno pueda diagnosticarse clínicamente se producen en el cerebro de los afectados mayores dificultades a la hora de construir los mapas cognitivos de lo que les rodea, que podrían avisar del inicio de la enfermedad.

"Un hallazgo que muestra que una evaluación de este mapeo cognitivo podría representar una nueva y poderosa herramienta para detectar antes la enfermedad", ha destacado Denise Head, profesora de Ciencias Psicológicas y del Cerebro que ha dirigido la investigación.

Estudios previos han demostrado que los pacientes con Alzheimer comienzan antes a desarrollar este tipo de problemas cognitivos que afectan a su sistema de navegación, que se han asociado a una mayor acumulación de placas amiloides y ovillos de la proteína tau en la corteza prefrontal del cerebro y el hipocampo.

Esta última región cerebral se asocia al almacenamiento de memoria a largo plazo, al reconocimiento de nuevos espacios y la creación de mapas cognitivos, que aparecen dañados en estos pacientes al igual que el núcleo caudado, asociado al aprendizaje y los movimientos voluntarios.

Y el hallazgo ahora descrito apunta a que la evolución preclínica del Alzheimer se caracteriza por una atrofia en el hipocampo que causaría dificultades para desarrollar mapas cognitivos, "en especial durante la fase de aprendizaje", ha añadido Samantha Allison, también autora del estudio.

En el estudio los investigadores utilizaron un laberinto virtual para ver si estos problemas específicos en el aprendizaje y la formación de un mapa cognitivo podían detectarse en pacientes en una fase preclínica.

Los 71 participantes fueron divididos en tres grupos y se sometieron a un análisis cerebral y del líquido cefalorraquídeo para detectar posibles biomarcadores que pudieran alertar del desarrollo futuro de placas u ovillos en el cerebro, a pesar de que en el momento de las pruebas estaban clínicamente sanos.

En total hubo 42 individuos que tampoco tenían signos moleculares que alertaran de la enfermedad, 16 en los que se detectaron algunos síntomas asociados a la fase precoz de la enfermedad y 13 en los que no hubo signo alguno --clínico o de biomarcadores-- que mostrara alguna anomalía.

DOS HORAS EN UN LABERINTO VIRTUAL

Todos ellos se pasaron cerca de dos horas frente a un ordenador probando su capacidad para navegar por un laberinto virtual formado por una serie de pasillos interconectados y 20 puntos de referencia. Los investigadores tenían 20 minutos para aprender una ruta preestablecida y otros 20 para estudiar y explorar el laberinto para luego recrearlo y decir dónde estaban los puntos de referencia establecidos.

Así, vieron que las personas con biomarcadores en el líquido cefalorraquídeo presentaban más dificultades significativas cuando tuvieron que recrear el laberinto, si bien no presentaron ningún problema para aprender la ruta establecida. Y los pacientes con síntomas preclínicos de la enfermedad fueron los que tenían los mayores problemas para memorizar dónde estaban ubicados los puntos de referencia.

"Estos hallazgos sugieren que las dificultades para encontrar el camino que experimentan las personas con un Alzheimer preclínico están en parte relacionadas con problemas para adquirir la información de su entorno", ha añadido Head, lo que les obliga a utilizar información adicional para conocer nuevos espacios y poder diseñar un mapa cognitivo tan bien como el resto de individuos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin