Empresas y finanzas

La banca se enfrenta a un nuevo golpe crediticio por el vencimiento de más de medio billón de euros en deuda

Los bancos europeos y de EEUU, que en el último año se han visto obligados a asumir cuantiosas pérdidas crediticias que han puesto en riesgo la estabilidad financiera de varias instituciones, se enfrentan a un nuevo desafío por las obligaciones derivadas del pago de al menos 787.000 millones de dólares (534.600 millones de euros) por el vencimiento en el próximo año y medio de obligaciones de deuda a medio plazo, según informa The Wall Street Journal.

En este sentido, el periódico augura que los problemas comenzarán ya el próximo mes de septiembre, puesto que se producirá el vencimiento de unos 95.000 millones de dólares (64.467 millones de euros) en títulos de deuda a tasa de interés fluctuante (floating-rate notes), una fórmula ampliamente utilizada por los bancos en 2006 para conseguir financiación, y cuyo vencimiento suele producirse a los dos años de la emisión.

De este modo, puesto que el vencimiento de este tipo de títulos coincide con las dificultades de los bancos para captar capital, el diario apunta que se está produciendo una feroz competencia entre las entidades para captar depósitos y emitir nueva deuda, que resulta más cara.

Asimismo, el analista de JPMorgan, Alex Roever, estima que "antes del final de 2009 tendrá lugar el vencimiento de 787.000 millones de dólares en títulos de deuda a tasa de interés fluctuante y otras obligaciones a medio plazo, un 43% más que en los 16 meses anteriores".

Por este motivo, los bancos pueden sufrir el "hundimiento" de sus márgenes de beneficio ante las demandas de los inversores de mayores intereses por sus préstamos, lo que podría acentuar las restricciones de crédito de los propios bancos a la hora de realizar nuevos préstamos a las empresas y particulares, lo que agravaría la desaceleración económica a ambos lados del Atlántico.

"Va a suponer un problema mayor de lo que fue en la primera mitad del año y probablemente continuará durante al menos nueve meses", dijo Guy Stear, estratega de crédito de Société Générale.

Hasta finales del presente año, algunos grandes bancos como Goldman Sachs, Merrill Lynch, Morgan Stanley, Wachovia y HBOS deberán redimir cada uno más de 5.000 millones de dólares (3.385 millones de euros) en floating-rate notes', según un informe elaborado por JPMorgan, que apunta también que otras compañías como General Electric (GE.NY), Wells Fargo y UniCredit <:UC.IT:> se enfrentarán también a una situación semejante en los próximos meses.

Más tensiones para el mercado

Asimismo, el diario señala que las entidades deberán pagar mayores intereses si quieren emitir nuevas obligaciones, lo que implicará costes mucho más elevados para las entidades respecto a 2006, ya que en julio de 2007 los intereses para este tipo de títulos era sólo de 0,02 puntos porcentuales sobre el Libor, mientras que hoy en día ese diferencial es ya de al menos dos puntos porcentuales para algunas entidades.

De este modo, los bancos se verán forzados a competir por los fondos necesarios para financiarse o vender activos para obtener liquidez, lo que podría acentuar las tensiones en los mercados financieros.

Asimismo, los mercados de titulizaciones, que habían permitido a los bancos estructurar paquetes de deuda que colocaban en el mercado, hoy permanecen cerrados, mientras que las propias entidades "raramente" se prestan entre ellas con plazos superiores a una semana, y las conocidas subastas de liquidez (repos) también experimentan cada vez mayores costes.

Por estas razones, The Wall Street Journal señala que estas tensiones están incrementando la dependencia de las entidades de EEUU, Reino Unido y Europa respecto a sus respectivos bancos centrales.

"Muchos bancos han 'empaquetado' hipotecas en valores que utilizan como garantía ante el BCE y la Reserva Federal, pero ya se está cuestionando cuanto tiempo los bancos centrales deberían apoyar a los mercados financieros y si los bancos europeos se están aprovechando de las condiciones de préstamos del BCE", afirma el periódico.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud