Empresas y finanzas

Orange ofrece ceder su red a MásMóvil o Yoigo para que la CE le deje comprar Jazztel

Bruselas percibe con agrado la propuesta que permitiría reforzar a un 'cuarto jugador' convergente.

Orange España ha ofrecido a la Comisión Europea una fórmula que se antoja exitosa en su afán por lograr el permiso de Bruselas para adquirir Jazztel. La estrategia de la filial española del grupo francés consiste en transferir a un pequeño operador parte de sus activos de red, ya sean redundantes o no. De esa forma, el futuro receptor de la fibra óptica, líneas ADSL o frecuencias radioeléctricas del grupo resultante de la integración de Orange-Jazztel podría reforzarse y competir con los tres grandes del sector: Movistar, Vodafone y Orange.

Según ha podido saber elEconomista de fuentes conocedoras de la situación, los representantes de Orange en las negociaciones con la Bruselas han ofrecido esta concesión para convencer a la Comisión que dirige Margrethe Vestager sobre las bondades de la compra de Jazztel.

Frente al temor comunitario de que se reduzca en España el número de grandes operadores en el negocio de las telecomunicaciones -de cuatro (Movistar, Vodafone-Ono, Orange y Jazztel) a solo tres (Movistar, Vodafone-Ono y Orange-Jazztel)-, la compañía que dirige Jean-Marc Vignolles ha propuesto impulsar a un cuarto jugador proporcionándole los recursos e infraestructuras necesarias para erigirse en un posible maverick, es decir, un nuevo competidor capaz de dinamizar el mercado gracias a su dinamismo, flexibilidad, audacia e independencia.

Servicios de fijo, móvil y TV

Orange ha considerado que la sana competencia en el mercado español de las telecomunicaciones no se satisface con la apertura de las infraestructuras de fibra o ADSL a otros operadores que carezcan de ellas. Al parecer el camino debe ser otro, en opinión de Orange. La solución pasa por facilitar a un nuevo rival todos los recursos para que pueda ofrecer servicios integrados de telecomunicaciones (de triple, cuádruple o quíntuple play) tal y como ya atesoran los tres grandes del sector. Tanto Movistar como Orange y Vodafone acaparan más del 80 por ciento del mercado español de las telecomunicaciones gracias a sus propuestas convergentes que suman cinco servicios: telefonía fija, móvil, banda ancha fija y móvil y TV de pago.

Las miradas de los expertos apuntan hacia dos direcciones: Yoigo, cuarto operador de telefonía móvil, propiedad de Telia Sonera; y MásMóvil, pequeño operador que en el último año ha ganado dimensión competitiva gracias a las fusiones y adquisiciones emprendidas.

El 16 de septiembre de 2014, Orange alcanzó un acuerdo para la compra de Jazztel, a través de una opa amistosa, por un importe de 3.400 millones de euros. Un mes más tarde, la teleco anunció formalmente estos planes a los organismos europeos. Las complicaciones de Orange en Bruselas no se hicieron esperar. En diciembre de 2014, la CE decidió analizar en profundidad la operación de concentración, a través de la denominada Fase 2. Las cosas no estaban claras en Bruselas y el posible acuerdo se antojaba lejano. De hecho, la Comisión Europea ha parado el reloj en dos ocasiones, para interrumpir las negociaciones y tomarse más tiempo. La última de ellas se produjo el pasado 4 de marzo.

Dos días después, el 6 de marzo, Orange remitió a la Comisión Europea una serie de remedios, concesiones que tampoco lograron seducir a los responsables europeos. Pero esa situación de tensión se alivió pocos días después, cuando el pasado 12 de marzo Orange presentó ante la Comisión Europea una oferta mejorada en respuesta a la Declaración de Objeciones (Statement of Objections), con propuestas más sensibles con los deseos de Bruselas. Por último, el pasado lunes, los representantes de Orange mantuvieron una nueva reunión en sede comunitaria para afinar las posibles propuestas que facilitara el visto bueno de la Comisión Europea a la compra de Jazztel. En esa cumbre se encontraban autoridades nacionales de la competencia de Francia, España, Italia, Reino Unido y Rumania, así como los directivos de Vodafone, Yoigo y MásMóvil.

Según las fuentes consultadas por este periódico, en ese último encuentro ya entraron en juego el nombre de los posibles adjudicatarios de los remedios para favorecer la competencia, entre ellos los aludidos Yoigo y MásMóvil. Estas dos compañías mantienen un silencio sepulcral ante el devenir de unos acontecimientos que podría resultarles muy favorables. El salto de gigante que obtendría el posible receptor de los remedios sería histórico.

La situación de Yoigo y de MásMóvil son muy diferentes. La primera es una filial de Telia Sonera que se encuentra en venta desde hace años. La hipotética inyección de activos procedentes de Orange permitiría aumentar el valor de la compañía y dificultaría su adquisición por parte de cualquiera de los operadores establecidos en España, tanto por el incremento del precio como por las trabas regulatorias que arrastraría.

MásMóvil, cotizada en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) y con vocación de dar el salto al mercado continuo, trabaja desde su creación con la red de Orange, circunstancia que facilitaría las negociaciones y posibles acuerdos.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Ceder red es ser complaciente
A Favor
En Contra

Venga adelante que todavía se pueden hacer más concesiones, que puedan utilizar su red donde este Orange las otras operadoras como Telefónica, ya que Movistar esta dándole líneas de fibra a Orange, venga que aún se puede sacar más

Puntuación -5
#1