Empresas y finanzas

Los chinos buscan grandes promociones de viviendas para aprovechar el 'visado de oro'

España resulta ahora muy atractiva para el capital asiático. Tanto, que quieren desarrollar en nuestro país auténticas ciudades chinas. Varios fondos y empresas de origen asiático buscan desde hace meses grandes promociones de hasta 2.000 viviendas, que luego comercializarán en su país. 

El objetivo de estos inversores es crear al detalle un Chinatown con todos los servicios, donde habrá colegios para chinos, restaurantes, centros de estética y comercios regentados por empresarios chinos, que comercializarían productos de su país.

España no ha sido tradicionalmente uno de los destinos principales de inversión asiática, pues su dinero terminaba en otros países como Canadá, EEUU, Australia, Reino Unido o Francia. Sin embargo, el derrumbe de los precios de la vivienda, que han caído hasta un 40%, ha hecho que la inversión de los chinos en España se duplique en 2014 respecto al año anterior. Así, del total de viviendas vendidas el año pasado, se prevé que el 6,5% se hayan adquirido por inversores chinos.

Su interés por España está creciendo y aunque sus objetivos son claros, sin embargo, es casi imposible que encuentren promociones de las magnitudes que están buscando y que estén totalmente a la venta.

Según explican expertos del sector, estos inversores deberán asumir que su "ciudad" tendrá que tener unas dimensiones más pequeñas. "Lo que pueden encontrar, en el mejor de los casos, son promociones de unas 200 o 500 viviendas", aseguran.

Sin duda, esta puede ser una muy buena oportunidad para sanear los bancos, que acumulan en sus carteras miles de activos residenciales y promociones que se quedaron a medias y les fueron adjudicadas. Los inversores son conscientes de que las entidades financieras necesitan soltar ladrillo y por eso esperan adquirir los inmuebles a precio de saldo para luego revenderlos, agrupados en paquetes, a otros ciudadanos chinos.

Visado de oro

Es aquí donde entra en juego el conocido como 'visado de oro' o Golden Visa. Este concepto surge de la ley de Emprendedores que se aprobó en septiembre de 2013 y que pone precio a la residencia española. Así, esta normativa permite a los compradores no comunitarios que adquieran inmuebles por un importe superior al medio millón de euros obtener la residencia española. Eso si, se les exige disponer de esa cantidad sin tener que recurrir a ningún tipo de financiación.

Asimismo, los nuevos inversores no podrán tener antecedentes penales en España, ni encontrarse de manera irregular en territorio español. Deberán además tener seguro sanitario privado y contar con recursos económicos para mantener a los miembros de su familia durante su periodo de residencia en España.

De este modo, la intención de estas empresas chinas es vender las viviendas agrupadas para que su precio alcance los 500.000 euros. Así, los compradores podrán adquirir el permiso de residencia y por lo tanto hacer negocios en el entorno de la Unión Europea.

La Golden Visa se esperaba con gran expectación en el sector inmobiliario como un elemento que podía dinamizar la actividad, sin embargo, por el momento España aún no puede presumir de que este visado esté provocando la llegada de mucho capital. Uno de los principales motivos es la falta de promoción por parte del Gobierno en China, algó que si están haciendo algunos países vecinos. En este sentido, Portugal nos lleva la delantera, ya que su Gobierno se ha encargado de vender en China las ventajas de invertir en su país. Asi, en la primera mitad de 2014 la inversión en Portugal realizada por chinos fue de 33 millones, pero tras el viaje a China del presidente Aníbal Cavaco Silva, en la segunda mitad del año pasado, la inversión se incrementó a 760 millones.

Patricio Palomar, director de Inversiones Alternativas de CBRE destaca, sin embargo, que a la hora de establecer comparaciones no podemos perder de vista dos cosas. "En Portugal entró en vigor la medida mucho antes, y ambos países han tenido tradicionalmente relaciones a través fundamentalmente de la colonia portuguesa de Macao".

Precisamente, una de las mayores fortunas de Hong Kong y Macao es la de Stanley Ho Hung Sun, el mayor propietario de salones de juego, que compró hace ya muchos años el Casino de Estoril y que posee importantes negocios en Portugal. Stanley Ho tiene ciudadanía portuguesa, y a través de su compañía en Portugal realiza inversiones en toda Europa.

Sobre la llegada de inversores como Wang Jianlin, que pretende invertir 3.000 millones en el desarrollo de un mega proyecto residencial en Madrid, Palomar asegura que "seguramente en el medio plazo veremos que algunas de sus promociones se diseñan y construyen al gusto de las grandes fortunas asiáticas, y las unidades más lujosas serán comercializadas en Asia, por lo que se potenciará mucho la llegada de capitales desde allí".

comentarios34WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 34

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Raul
A Favor
En Contra

Ahora tendremos una ciudad China, llena de chinos donde solo trabajarán chinos y todos los productos que vendan serán chinos. Vamos, que van a expandir su economía a nuestra consta.Genial

Puntuación 18
#25
Ppsoe=Ruina
A Favor
En Contra

La invasión de los chinos en España ha destruido muchos puestos de trabajo y por lo visto así va a seguir. Nos terminarán meando.

Puntuación 7
#26
Prochino
A Favor
En Contra

Todos los que criticais a los chinos, hebeis vivido alguna vez en China?

No?Verdad?Catetos, quijotes, hablais y no teneis ni idea!Que quereis a los moros y los negros de la valla que sí²lo dan problemas?我爱中国!Los chinos trabajan!Los negritos y moritos que hacen?Llamarme racista, me la suda.

Puntuación 1
#27
Los chinos
A Favor
En Contra

¿Hay chinos en la cola del INEM? ¿O en la cola de las ayudas?

Puntuación 10
#28
Flori-ano tócame el ...
A Favor
En Contra

Esta es la gran política económica del pequeño Rajoy.

Los pisos buenos para los chinos ricos y encima les damos la residencia y para los españoles pobres tenemos los puentes.

"Si es que quizás nos ha faltado piel". Hay que ser un auténtico ridículo para decir semejante chorrada.

Puntuación 6
#29
Usuario validado en elEconomista.es
Juananbcn
A Favor
En Contra

Lo que no explican en el artículo es que se le exige al inversor residir en España seis meses y un día, para tributar fiscalmente en España. Es un bluff de mucho cuidado porque con las condiciones actuales ningún empresario con dos dedos de frente va a hacer eso. Les sale más a cuenta montar un negocio en Malta (UE-Schengen), ni tan estricto ni caro... y con acuerdos con China desde hace años, y además, puerto franco. Otra noticia especulativa para ver si pueden subir precios de cualquier manera... Los del ladrillo no aprendrerán nunca

Puntuación 4
#30
pepeluis
A Favor
En Contra

A vender los cuarteles de Madrid en Km 7 para que se metan aliens que ni se integran ni nada.

Pedisteis Eurovegas como idiotas, y ahora aliens.

Una medida de integracíon qu habría que poner es que todos los nacidos de extranjeros si quieren tener nacionalidad española deberian ponerse un nombre español de un catalogo de nombres claro, entre alguas más.

Puntuación 2
#31
A Favor
En Contra

¿¿Y si comienzan a comprar musulmanes yihadistas multimillonarios???...¿con que ley les vas a decir que no??...tal vez la nueva re-colonización musulmana de la que hablan no sea por las armas...

Puntuación 2
#32
asi es
A Favor
En Contra

se pueden quedar con la mía,yo cuando cambie el gobierno se la entrego al banco

Puntuación 2
#33
Balato, balato.
A Favor
En Contra

Nos están friendo.

Puntuación 0
#34