Empresas y finanzas

British Telecom planta a Telefónica comprando Everything Everywhere a Orange y Deutsche Telekom

British Telecom (BT) ha anunciado la apertura de negociaciones exclusivas con Orange y Deutsche Telekom para comprar el operador de móvil británico Everything Everywhere (EE), según ha confirmado la compañía británica. De esa forma, el operador británico planta a Telefónica, cuyas expectativas de éxito perdieron muchos enteros el pasado fin de semana.

"Ha podido más el deseo de los alemanes y franceses de vender EE, cuyas relaciones en la alianza resultaban últimamente insostenibles, que el poder de convicción del grupo que preside César Alierta", indican fuentes conocedoras de la situación a elEconomista.

Según indican Orange y Deutsche Telekom en un comunicado conjunto, ambas compañías conversarán en las próximas semanas para vender la totalidad de EE, con un precio de salida de 15.700 millones de euros, incluida la deuda. Todo apunta a que el pago se realizará en efectivo más un paquete de acciones que rondaría el 12% por ciento del capital de BT.

British Telecom aceleró las conversaciones el pasado fin de semana mostrándose receptiva debido a que Deutsche Telekom y Orange eran capaces de forzar un acuerdo a un precio casi de derribo.

"Alemanes y franceses son conscientes de que se trata de un ahora o nunca. Perder la oportunidad de vender EE a British Telecom podría representar un severo contratiempo para los intereses de la entente franco alemana", indicaron a elEconomista fuentes cercanas a las negociaciones .

BT recuerda en su comunicado que la apertura de un periodo de conversaciones exclusivas con Orange y Deutsche Telekom no significa necesariamente que se vaya a producir un acuerdo final. Todo depende de los resultados de la due dilligence que en breve se iniciará, así como los pequeños flecos del acuerdo. Además, como es preceptivo, los accionistas de BT siempre tendrán la última palabra. En cualquier caso, se antoja casi imposible un cambio de opinión por parte de BT.

El plan B de Telefónica

El plante de BT a la propuesta de O2 obligará a la multinacional que preside César Alierta a replantearse nuevos escenarios competitivos. Sin perder un minuto, nada más conocer la elección de BT, los estrategas del grupo español habrán puesto sobre las mesa las siguientes jugadas.

De esa forma, y según apuntan a elEconomista fuentes conocedoras de la situación, entre los posibles movimientos que pudieran producirse durante los próximos meses cobra especial fuerza una posible alianza con Talk Talk, operador de fijo y de televisión de pago, compañía con la que mantiene un reciente acuerdo de operador móvil virtual.

También existen otras posibles parejas, como la opción de ofrecer O2 al grupo Liberty, propietario de Virgin Media, también con ganas de crecer en el negocio de las comunicaciones integradas. John Malone es un jugador con ganas de hacerse notar en el sector y la compra de O2 supondría un salto de calidad de dimensiones colosales para su holding.

Tampoco se puede descartar a Sky, compañía de telecomunicaciones fijas que necesita servicios móviles para competir en igualdad de condiciones con BT. Su atractivo catálogo televisivo podría encontrar interesantes sinergias con los activos de Telefónica.

Las apuestas no se harán esperar. Lo que parece seguro es que ningún operador con vocación de permanencia se quedará como está. Las comunicaciones integradas exigen movimientos. Ya no sirve ser un operador de móvil relevante si cojea en fijo o televisión. Y la misma regla se aplica a los que carecen de compañía celular. Es el signo de los tiempos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud