Empresas y finanzas

¿Puede Tesla suministrar su mega fábrica de baterías sólo con renovables?

  • La superficie cubierta de la fábrica ocupará casi tanto como el Retiro, en Madrid
  • Propone un mix solar-eólico-geotermal... y usar las propias baterías que fabrica

El multifacético emprendedor Elon Musk, consejero delegado (entre otras) de la start up automovilística Tesla, confirmó la pasada semana la localización de la gigantesca fábrica de baterías para sus coches eléctricos, pero además realizó un anuncio que a muchos les hizo levantar una ceja: pretende que la factoría consuma únicamente energías renovables.

El objetivo de que una instalación sea neutra desde el punto de vista energético no es extraño cuando de lo que se habla es de pequeños grupos de viviendas o de instalaciones como granjas, pero lo que Musk pretende va mucho más allá de cualquier proyecto de renovables ejecutado hasta la fecha.

Los números marean: la mega fábrica será capaz de producir baterías equivalentes a 50 GWh cada año, y ocupará 929.000 metros cuadrados, poco menos que el madrileño parque del Retiro.

Conforme a un detallado análisis realizado por Engineering, se estima que la instalación requerirá 2.400 MWh cada día, más o menos lo que un pueblo con 80.000 viviendas. Mix de renovables

Eso, por el lado de la demanda. Por el lado del suministro, se calcula que en cerca del 90% del techo de la instalación se podrían utilizar paneles solares que, al rendimiento actual, serían capaces de generar 850 MWh.

La energía solar sería por tanto insuficiente, pero si se añade a ese mix un grupo de plantas eólicas dimensionadas para la zona donde se instalará la fábrica (Reno, Nevada), éstas podrían generar unos 1.836 MWh diarios (de media).

Eso ya supondría más que las necesidades máximas de la planta, pero para estabilizar la producción en los días de menos viento, la fábrica podría obtener otros 240 MWh diarios de energía geotermal, algo nada extraño en una zona donde abundan y donde la planta más reciente tiene una capacidad de 20 MW. A Tesla le bastaría, en el escenario propuesto, con la mitad.

La cosa no acaba ahí, porque el análisis propone que Musk podría estar pensando no tanto en la capacidad de generación media, como en las puntas. Al fin y al cabo, si el objetivo de la instalación es fabricar baterías de última generación, ¿no podría la fábrica de Tesla disponer de su propio sistema de almacenamiento eléctrico?

Relacionados

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum25

bur
A Favor
En Contra

Si señor, siiii..... pero aún me cuesta creer que el viejo y rancio poder se lo permitan.

Puntuación 47
#1
samael
A Favor
En Contra

que no, que lo mejor para almacenar es el hidrógeno...

Puntuación -2
#2
QUEOSDENFACHA
A Favor
En Contra

LO CONSEGUIRÁN PESE A SINVERGÜENZAS COMO REPSOL Y CHUPACULOS COMO SORIA

Puntuación 29
#3
Ibredrola
A Favor
En Contra

Igualito que aqui en Spanistitin.

Puntuación 17
#4
Hola
A Favor
En Contra

Hola

Puntuación -7
#5
Hola2
A Favor
En Contra

Hola2

Puntuación -9
#6
jajajaja
A Favor
En Contra

Estamos llenos de tontos como el del comentario 3

Puntuación -11
#7
HIDROGENO para todos
A Favor
En Contra

Todavía hay antiguos cerebros (lo de cerebro es un eufemismo) que piensan que las actuales productoras de electricidad convencional ponen trabas a las renovables. Pues enteraros, porque también son propietarias de huertos solares y parques eólicos. ¿Os habéis creído que esas empresas son tontas? Otra cosa es que la prima que PAGAMOS ENTRE TODOS a las renovables sea la bicoca de hace años. Eso no. ¡¡NUNCA MAS!!.

Son cosas distintas, las primas a las renovables y las productoras eléctricas de siempre, aunque están relacionadas. Las grandes empresas productoras de energía eléctrica juegan con muchas barajas. No olvidarlo.

Cambiando de tema. Asunto HIDROGENO. Por si algún "enteraillo" no se ha percatado: EL FUTURO ES EL HIDROGENO. El único comentario certero en esa cuestión es el num. 2, samael.

Pues si, listillos de la energía, las empresas que mas dinero invierten en la investigación sobre el uso del Hidrógeno son las grandes compañías petrolíferas. Y lo triste es que, según la información y noticias que me llegan, España no es precisamente una nación puntera en ese campo. Y mira que tenemos recursos naturales para producir hidrógeno: SOL Y AGUA, son las materias primas para la producción de hidrógeno a gran escala y de forma económica.

¿Sabíais, listillos, que un kilo de hidrógeno haría funcionar a un vehiculo eléctrico (con célula de combustible) durante unos 100Km. mientras que necesitaría unos 8-10 litros de gasolina para el mismo recorrido un vehiculo convencional? ¿Sabíais que la “ceniza” de esa “combustión” es vapor de agua? Pues así de eficaz es el hidrógeno. Y esa “ceniza” serviría como parte de la materia prima para volver a producir hidrógeno. EL ciclo se cierra en unos días, en combustión abierta (sistema clásico) sin alterar en absoluto el medio ambiente. En combustión cerrada se aprovecha la “ceniza” del hidrógeno en la propia célula y de esta manera un vehiculo eléctrico de tal naturaleza no expulsaría producto alguno a la atmosfera.

Existen muchos problemas tecnológicos en el mundo del hidrógeno relacionados con las técnicas de: Producción, Almacenamiento, Distribución y Utilización. Se necesita mucha I+D+I (o sea, muchíiiiisima pasta y gente de primera talla entre científicos e ingenieros) para ponerse en la vanguardia del sistema energético que gobernará el mundo desde la mitad de este siglo. Y hay una infinidad de posibilidades de patentes que le pueden hacer millonario a mas de uno. Todavía estamos a tiempo en España. Pero si no se actúa pronto nos quedaremos atrás, como con los avances tecnológicos de finales del XX y principios del XXI

Así que tomen nota los jóvenes de hoy día. Yo ya estoy jubilado y desgraciadamente no podré disfrutar de ese panorama pero los que venís detrás debéis pensar con esa mentalidad. EL petróleo hay que reservarlo para otras cosas más sutiles. Quemarlo es una salvajada. Se tardaron muchos millones de años en fabricarse y se está agotando.

El hidrógeno se agotará cuando desaparezca el agua del planeta. Pero para entonces ya habrá desaparecido la Humanidad. Así que eso no debe preocuparnos. A todos los efectos el hidrógeno es inagotable.

WARNING!! Cuando se fabrique hidrógeno a partir del agua, o se expulsa el oxigeno al ambiente o se guarda para combinarlo posteriormente con el hidrógeno. No debe olvidarse que el hidrógeno sin el oxigeno no sirve como combustible. Por eso debe mantenerse el equilibrio del oxigeno en la Naturaleza cuando volvamos a capturarlo en una futura combustión del hidrógeno.

Puntuación 12
#8
una mierda tesla
A Favor
En Contra

¿cuánto paga la mierda esta de tesla por estar todos los días hablando de ellos?

Puntuación -25
#9
pesados
A Favor
En Contra

8# Menudo ladrillo, me lo leo cuando lo saques en dvd...

Puntuación -9
#10
Gonzalez
A Favor
En Contra

Estoy hasta los Teslticulos de todas estas mamonadas, la respuesta clara es NNNOOOO, quizas con aquella torre que tesla dejo a medio construir por falta de financiacion.....

Puntuación -13
#11
Usuario validado en elEconomista.es
Jaime Oro
A Favor
En Contra

Cuando los periodistas caen en la ciencia ficción, es que da la risa. A la última pregunta, la respuesta es NO. No existe forma de acumular todos esos MW para alimentar una fábrica de semejante calibre. Si fuese posible almacenar electricidad para el consumo equivalente de una ciudad de 80.000 habitantes, nuestros problemas eléctricos estarían resueltos desde hace mucho. Pero es que la gente no entiende que la energía, en esos voltajes e intensidades de corriente (potencias) no se puede acumular. No se ha descubierto a día de hoy cómo. Si fuese posible, Tesla no estaría fabricando baterías que tienen una autonomía de 350 Km como máximo, ¿no? Pero que por imaginar y por caer en la ciencia ficción no quede. Pero claro, estamos hablando de un país que por caer en la ciencia ficción ha generado 30.000 millones en pérdidas con el sector fotovoltaico, principalmente.

Que una fábrica pueda alimentarse de solar, eólica y el soporte imprescindible de alguna forma de energía que no dependa de si está nublado, hace sol o viento, está claro que sí. La geotérmica es esa opción. Ahora, es un proyecto muy complejo sólo apto para aventureros. Musk ha demostrado ser muy bueno. Ahora, otra cosa es suponer avances científicos que no existen, como hace el redactor de esta noticia con esa pregunta final.

Puntuación 0
#12
gnx
A Favor
En Contra

Número 8. ¿Del sol a la electricidad, de la electricidad al hidrógeno, del hidrógeno a la electricidad? ¿Para qué tantas vueltas? ¿No es mejor lo de tesla, del sol a electricidad y punto?

Puntuación -2
#13
Usuario validado en elEconomista.es
Ivano
A Favor
En Contra

Me rio yo del Tesla! un coche modificado de gas licuado, con un deposito que lleno con agua y urea, la cual descompongo mediante hidrolisis y obtengo hidrogeno a chorro para hacer funcionar el coche..y en lugar de a la gasolinera, en un apreton de cuneta tengo para 500km mas! Yo leia los inventos del TBO..se nota no?

Puntuación -3
#14
La verdad
A Favor
En Contra

A Estados Unidos le va bien PORWUE NO HAY PARTIDOS DE IZQUIERDA, Ni socialismo ni comunismo

Puntuación 0
#15
A Favor
En Contra

Si que puede almacenarse, y de hecho se hace. Se bombea agua con la energia sobrante a cotas superiores y cuando hace falta se obtiene energia hidroeléctrica.

Puntuación 11
#16
A Favor
En Contra

Tengo una fuente inagotable de energía verde, pero no tengo dinero para la patente

Puntuación 3
#17
A Favor
En Contra

Logran almacenar energía eléctrica de fuentes renovables

El proyecto Store, puesto en marcha por un consorcio empresarial liderado por Endesa, desarrolla baterías que abastecerían hasta 1.000 viviendas durante cinco horas tras ser cargadas con excedente energético limpio.

La electricidad que hay en casa o en el trabajo, la que usamos al dar al interruptor de la luz, encender el microondas o poner el lavavajillas está siendo generada justo en ese momento en alguna central eléctrica, luego viaja por las redes de transporte y distribución, y es directamente consumida por el cliente. Aunque existen métodos de almacenamiento, su aplicación a gran escala no era viable por su alto coste, falta de recursos, complejidad... De hecho, a pequeña escala sí se podía almacenar energía en una batería (de un coche, o como parte de una instalación fotovoltaica en una vivienda), pero sin embargo no era viable construir una batería que pudiera alimentar una ciudad entera. Hasta ahora.

El proyecto Store, en el que participan Endesa, Televent, Isotrol e Ingeteam ha conseguido precisamente eso. Un almacenamiento de energía eléctrica a gran escala y viable económicamente. Es el proyecto más importante de Europa de estas características en entornos insulares, y su principal objetivo es demostrar la viabilidad técnica y económica de sistemas de almacenamiento de energía a gran escala. “Hemos demostrado que es posible almacenar energía eléctrica con el excedente de las energías renovables. Y que esto ayuda al sistema eléctrico y es además beneficioso para el medio ambiente. Es el proyecto de almacenamiento de electricidad más importante de Europa. Toda la tecnología y electrónica de potencia es nacional. Estamos muy orgullosos de este proyecto”, asegura Juan Carlos Ballesteros, subdirector de I+D de Endesa.

El proyecto fomenta la integración plena de las energías renovables, ya que el almacenamiento de energía eléctrica permite ampliar la capacidad operativa de estas energías durante las 24 horas del día, independientemente de las necesidades puntuales del sistema. Según Jose Luís García Fierro, profesor de Centro Superior de Investigaciones Científicas (Cesic): “Es un proyecto con una relevancia extraordinaria. Durante la noche tenemos aerogeneradores que producen electricidad porque el viento sopla a esas horas. Pero en ese momento hay poco consumo eléctrico y tenemos exceso de energía eléctrica. Por eso, diseñar una alternativa para acumular ese exceso tiene una importanciaextraordinaria.”

Desde el punto de vista medioambiental, al fomentar el uso de energías renovables, como la eólica y la solar, la reducción de CO2 es considerable. Para García Fierro: “el concepto de producción y uso, intercalando el concepto de almacenamiento en medio es de enorme utilidad desde el punto de vista de la eficiencia. Pero también medioambiental. Porque reduce considerablemente las emisiones de dióxido de carbono”

Pionero

Store ha sido un proyecto pionero en España en investigación sobre almacenamiento de energía en entornos insulares que se puso en marcha en 2008. Un año más tarde obtuvo la aprobación del CDTI y se iniciaron las actividades. A principios de este 2014, ya estaban puestas en marcha las tres primeras plantas de almacenamiento de energía eléctrica que se integran en la red eléctrica en España en las instalaciones de generación de Endesa en las Islas Canarias.

El proyecto Store quiere demostrar la integración de tres tecnologías de almacenamiento energético (baterías de Ión Litio, ultracondensadores y volantes de inercia) en un entorno real, de forma eficiente, en ámbitos eléctricos aislados, donde su impacto es de mayor relevancia, como es el caso de los sistemas insulares.

El consorcio, liderado por Endesa, cuenta con la participación de Televent, Isotrol e Ingeteam (como socios industriales), y varios centros de investigación. El proyecto, de 11 millones de euros, ha contado con el apoyo del Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI), dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, y del Fondo Tecnológico (una partida especial de fondos Feder de la Unión Europea dedicada a la promoción de la I+D+i empresarial en España).Cada instalación que se ha desplegado en el archipiélago canario desarrolla una tecnología distinta:

La planta instalada en Gran Canaria, en el municipio de La Aldea de San Nicolás, es de almacenamiento electroquímico mediante baterías IonLi, de 1MW/3 MWh, y busca probar las capacidades reales para aportar servicios complementarios como una unidad de generación convencional, permitiendo gestionar la demanda, aportar inercia y potencia activa al sistema, regular tensión, y participar en la regulación secundaria.Los equipos de almacenamiento que se han instalado en el municipio de Alajeró, en La Gomera mediante un sistema de volante de inercia de 0.5MW/18MWs, aportan inercia y potencia activa para la regulación primaria, además de conseguir una estabilización continua de la frecuencia de la isla.

En Breña Alta, en La Palma, la instalación de la tecnología de ultracondensadores de 4MW/20MWs aporta estabilidad a la frecuencia del sistema, y valida su capacidad para evitar pérdidas del suministro ante averías imprevistas, dotando al sistema de mayor robustez y calidad de suministro.La planta de La Gomera y de La Palma utilizan tecnologías para almacenamiento de energía con tiempos de respuesta muy rápida. Por tanto, son adecuadas para evitar eventos imprevistos, que en los sistemas eléctricos de pequeño tamaño son capaces de provocar pérdidas parciales del suministro eléctrico o provocar incluso un corte general del suministro.La planta de Gran Canaria, por su parte, cuenta con una mayor capacidad de almacenamiento y puede funcionar como un grupo de generación gestionable, cuya carga y descarga se podrá programar diariamente. Estas baterías podrían abastecer a unas 1.000 viviendas durante 5 horas.

La elección de las Islas Canarias para desarrollar este proyecto ha sido clave, puesto que se intenta dar respuesta a los problemas que presentan los sistemas en las islas, en las que la estabilidad de la red se ve más afectada por tecnologías de generación no gestionables, como es el caso de las renovables.El futuro del almacenamiento de energía: la generación distribuidaEl proyecto STORE será clave en el desarrollo de sistemas eléctricos independientes. Es lo que se llama generación distribuida. “Consiste en que un pueblo se va aislar de la red principal y va a crear su propia red. Para esto los sistemas de almacenamiento son muy importantes,” añade Juan Carlos Ballesteros.

Puntuación 8
#18
Scipion
A Favor
En Contra

Para PESADOS sí te resulta un ladrilló el comentario 8 tu capacidad lectora se limitará exclusivamente a titulares, más allá dolor de cabeza asegurado, y tu comprensión lectora será la de un niño de 8 años, siendo generoso

Puntuación 7
#19
cometo
A Favor
En Contra

A los comentaristas amigos del hidrógeno, tan sólo recordarles que el problema de este es su densidad energética. Un kg de hidrógeno ha de ser comprimido a muchos bares para que ocupe un volumen razonable.

El futuro de la acumulació de energía, salvo avances revolucionarios, será en forma de metano obtenido del CO2 atmosférico y del agua mediante la la reacció de sabatier.

Por cierto, #12, la autonomía de estas baterías nuevas de Tesla son 800km, no 350.

Saludos.

Puntuación 7
#20
Carlos
A Favor
En Contra

Musk, enseñale al juntaletras la servilleta donde tienes apuntado todo, para que deje de elucubrar. Vamos, seguro que te compra otras cuantas acciones mas.

Puntuación 0
#21
A Favor
En Contra

El pequeño pueblo de Wildpoldsried, a 100 kilómetros de Munich (Alemania), no destaca sobre el resto de municipios de la región de Allgäu, en Baviera. Pero a medida que el visitante se acerca, la localidad toma forma de maqueta escolar con todos los componentes necesarios para convertirse en el pueblo más verde de Europa.

Ya hay pocos tractores, pero siete aerogeneradores dan la bienvenida a los turistas. A pocos metros, las vacas pastan sin percatarse de que gracias a su estiércol los vecinos obtienen agua caliente. Mientras, los tejados de casas y establos de madera captan con sus placas solares los rayos que alumbran las campiñas cercanas a los Alpes.

Entre todas estas fuentes se consigue una ecuación difícil de creer: Wildspoldsried produce 6 veces la energía que necesita, un hito que se convierte en un problema para un país en pleno debate sobre su modelo energético. Compañías energéticas y tecnológicas, como Siemens, colaboran con los 5.000 vecinos de este enclave rural para conseguir aprovechar al máximo esta generación gracias al despliegue de redes inteligentes para el transporte y su distribución.

Tan solo en 2012, Alemania desperdició 385 GWh de energía de carácter renovable por no existir una tecnología capaz de distribuirla correctamente o almacenarla. El Gobierno alemán fue uno de los pioneros en Europa a la hora de promover las fuentes energéticas verdes, sobre todo tras el desastre de Fukushima. Incluso el alcalde de esta localidad japonesa visitó la villa germana para interesarse por el despliegue renovable antes del fatal suceso.

En la actualidad, el encarecimiento del precio de la luz por el sistema de primas ha puesto en tela de juicio el modelo y se ha saldado con la paralización de muchos proyectos eólicos y solares. «El interés de Wildspoldsried por las energías renovables se remonta a los años 80 tras la explosión en la central de Chernobil», asegura Arno Zengerle, alcalde de la localidad. En el año 1999, los habitantes fueron llamados a votación para considerar la instalación de placas solares para obtener energía limpia. «Todos los edificios públicos están cubiertos por paneles solares. Hace una década nos marcamos el objetivo de que en el 2020 todo nuestro suministro fuera renovable, pero ya lo superamos en octubre de 2012», explica Zengerle. En esta fórmula energética, el consumidor se convierte también en productor y consigue hasta 57 céntimos de euro por cada kilovatio.

Para conseguir esta figura de prosumidor, el primer edil señala que «lo más importante es contar con el apoyo de la gente y que se sientan involucrados. Desarrollamos concursos de ideas entre los vecinos para aplicar nuevas medidas de eficiencia energética y en los colegios también se inculcan este tipo de valores». Además de las placas solares, Wildspoldsried cuenta con 7 aerogeneradores que producen 16.000 MWh de los 26.000 MWh cultivados en este municipio entre todas las fuentes energéticas. «El parque eólico contó con una inversión de 16 millones de euros, en la cual participaron 300 ciudadanos aportando un máximo de 100.000 euros. El resto se financió», agrega. El papel de las compañías energéticas locales también resulta de vital importancia para poder distribuir la energía sobrante a otros pueblos.

Al igual que sucede en España, Alemania discute su modelo energético por la distorsión de los precios debido al abono de primas y el Gobierno ha paralizado los proyectos que contemplaban la instalación de hasta 15.000 aerogeneradores en la zona.

Además del sol y el viento, en este pueblo bávaro también brota energía bajo tierra. Una tubería de 4 kilómetros y medio cruza la villa para transportar el combustible generado en la planta de biogás, custodiada por 70 vacas. «Ahora los animales tienen más que ver con la electricidad que con la ganadería», asegura uno de los copropietarios. La central se encuentra en una de las partes más altas del municipio y posee cinco tanques donde el estiércol de los bóvidos o el maíz cultivado en la zona pasan por diferentes procesos de fermentación para obtener gas. Este elemento se almacena y sirve para activar cuatro motores que hay repartidos por la localidad. «Por un lado, generamos electricidad, y con el calor residual, calentamos el agua. Con la energía que producimos con esta planta ya somos capaces de abastecernos. El resto de fuentes producen energía que se vende», agrega el socio de la instalación.

Este diluvio energético se convirtió en un problema cuando en 2012 los vecinos ya producían más de lo que consumían. Para solucionar este quebradero de cabeza, Siemens, en colaboración con dos universidades, inició hace ya cuatro años el proyecto Irene, el ensayo de un nuevo tipo de red inteligente. «Las redes de hoy ni están concebidas para la creciente demanda de energía, ni tampoco para las fluctuaciones que originan las fuentes renovables. Las redes de suministro deben concebirse como smart grids para ayudar a resolver estos problemas», asegura Bernd Koch, experto en redes inteligentes de Siemens.

Con el proyecto Irene, la compañía ha distribuido 200 dispositivos de medición, como sensores y cámaras, para conocer quién alimenta la red a cada momento o quién está extrayendo energía de ella, y estudiar cómo afectan estos movimientos a la estabilidad de la red, ya que solo puede oscilar un 5%. «A veces, el sol está brillando, a veces el viento sopla, se nubla o deja de hacer viento. La energía renovable no puede resolver todos los desafíos que la transición energética alemana plantea», agrega Koch. A la espera de una tecnología de almacenamiento definitivo, los vecinos de esta villa seguirán generando ideas para mejorar la eficiencia.

El software que vigila la tensión

La pieza clave de todo el engranaje de Wildspoldsried se llama SO-EASY, un software basado en un sistema automático que equilibra inteligentemente oferta y demanda para mantener estable la red gracias a la comparativa masiva de datos. Por ejemplo, aconseja a los vecinos recargar las baterías de su flota de vehículos eléctricos cuando haya un pico en la oferta para ajustar la electricidad generada. Este software avanzado ha permitido a Siemens escalar este tipo de productos a ciudades más grandes como Londres o Bristol haciendo uso de los algoritmos recogidos en este pequeño pueblo alemán. Ahora que se ha superado el reto de producción fijado para 2020, las autoridades y las compañías persiguen mejorar los sistemas para almacenar energía. «Ahora nuestro reto es desarrollar tecnología para el almacenamiento y estudiamos si tiene más sentido que este sistema esté centralizado o que cada uno tenga su propia batería», asegura Arno Zengerle, alcalde de la localidad. Muchos de los vecinos dueños de paneles solares tienen este tipo de dispositivos en sus hogares. Un ejemplo del viaje desde el sector primario al de las utilities que ha realizado esta villa bávara lo demuestra la fábrica de baterías Sonnen Batterie, que ocupa hoy el mismo lugar que en la pasada década se erigía una fábrica de muebles. Siemens ha desarrollado una batería gigante, con apariencia de transformador eléctrico, que sirve para estudiar los comportamientos de la red ante subidas y bajadas de demanda. Construidas con ion litio, la compañía estudia en colaboración con universidades si es más apropiado que cada prosumidor tenga su propia infraestructura de almacenaje en casa. Hasta el momento, la tecnología no ha permitido crear grandes centrales de almacenamiento para aprovechar los excedentes energéticos. «Se calcula que ampliar las redes para cubrir la demanda creciente de la población de Alemania supondría una inversión de 30.000 millones de euros, pero aplicando las tecnologías de la smart grid no será necesario ese desembolso», asegura Bernhard Rindt, responsable de Egrid, una consultora especializada en energía. Por el momento, los investigadores continuarán utilizando Wildspoldsried como campo de pruebas para poder exportar modelos energéticos a ámbitos más complejos, como las grandes capitales.

Puntuación 3
#22
veamos
A Favor
En Contra

Si las nuevas baterías de Tesla son las de ánodo de grafeno, que triplican la velocidad de carga y duplican la capacidad, va a ser la bomba. Esto ya está aquí

Puntuación 5
#23
envernalles
A Favor
En Contra

Siempre que el terreno lo permita,se puede almacenar toda la electricidad que se quiera en forma de energia potencial.

Puntuación 2
#24
a la espera
A Favor
En Contra

Campofrío lleva años sin estar conectada a la red.Cada uno se las apaña como puede. ellos no han generado el "deficit de tarifa " ni lo estan pagando

Que cunda el ejemplo

Puntuación 1
#25