Empresas y finanzas

Ebioss crea un vehículo de inversión en Luxemburgo para ahorrarse impuestos

Ebioss vuelve a estar en el punto de mira. Esta vez las novedades vienen de la mano de la entidad financiera Crèdit Andorrá, con la que la compañía energética firmó un acuerdo el pasado abril para la creación de un vehículo de inversión colectiva a través de la filial del banco en Luxemburgo (Banque de Patrimoines Privés).

Con esta operación, la compañía búlgara presidida por el español Óscar Leiva se ahorraría una serie de impuestos gracias a la legislación más permisiva del paraíso fiscal.

Según el comunicado que la energética emitió al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) el objetivo de esta operación es conseguir inversión para su filial EGT Eqtec Gasifier Technology para desarrollar sus plantas de cogeneración de energía basadas en la tecnología de gasificación de residuos.

Inversión en Europa

El vehículo centrará sus inversiones en Europa, en principio en las plantas de Italia, Alemania, Reino Unido y Bulgaria -donde la compañía tiene su sede central-. En palabras de la compañía, este vehículo de inversión permitirá "potenciar el crecimiento del negocio de Ebioss durante los próximos cinco años".

De hecho, en el plan de negocio de la empresa presidida por Óscar Leiva para 2013-2015 se posicionan como una alternativa para frenar la dependencia que el Viejo Continente tiene con respecto al gas procedente de Rusia.

El planteamiento de Ebioss para pagar menos impuestos se une a los escándalos de la compañía que se destaparon el pasado mes sobre la supuesta falsificación de su filial portuguesa (TNL).

Por otro lado, intentando salir airosos de los escándalos que han azotado a la compañía el pasado verano, Ebioss emitió la semana pasada otro hecho relevante al MAB en el que informaban de los avances de la planta propia de gasificación de residuos que están construyendo en Karlovo (una localidad situada a 190 km de la capital búlgara, Sofía).

En palabras de la compañía, "han comenzado la actividad de aprovisionamiento y almacenamiento del combustible necesario para el funcionamiento" de la planta y tienen previsto "iniciar la producción de energía en el 2015".

Por el momento, dispone de un contrato a largo plazo con varios productores agrícolas para adquirir hasta 35.000 toneladas anuales de paja de cereal para la planta. El combustible llegará en forma de bala de paja que será transformado en pellet después, con el objetivo de alimentar el gasificador para su conversión en syngas.

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin