Empresas y finanzas

ACS y FCC se disputan un contrato de 2.300 millones

  • En junio se sabrá quién construye y explota el nuevo puente sobre el río Mersey
Imagen del actual puente sobre el río Mersey, conocido como Silver Jubilee. Foto: Getty.

Con sus ofertas finales presentadas hace pocos días, la suerte para ACS y FCC está echada. Ahora ya sólo falta esperar a junio para saber si alguna de las dos se adjudica la construcción y explotación de un nuevo puente sobre el río Mersey, muy cerca de la ciudad de Liverpool, en Inglaterra.

El proyecto, uno de los más jugosos del año, está valorado en casi 2.350 millones de euros, 2.000 millones de libras al cambio actual. De este total, cerca de 460 millones (600 millones de libras) se han asociado a la construcción del puente y el resto al contrato de concesión, que tendrá un periodo de explotación de 30 años.

El puente, que será uno de los más grandes del país cuando esté terminado, será atirantado, tendrá seis carriles de pago, una longitud de un kilómetro y conectará las localidades de Runcorn y Wides.

Tanto FCC como ACS, dada la complejidad del proyecto, acuden a esta licitación en consorcio con otros socios y pujan en la fase final contra un tercer grupo en discordia, liderado por la constructora inglesa Balfour Beatty y Egis Projects. Así, por el lado de la compañía que preside Florentino Pérez, ésta cerró su participación en el concurso a través de Hochtief PPP Solutions (construcción) e Iridium Concesiones y está acompañada además por Bam Nuttall y la alemana GmbH.

FCC también se postula a las dos partes del proyecto por medio de sus sociedades FCC Construcción y Vialia Gestora de Infraestructuras, a las que acompañan Samsung C&T, Macquarie Capital y Bilfinger Berger.

Todos los consorcios han presentado sus ofertas después de 18 meses de duro trabajo, en los que han dado forma definitiva a sus propuestas. Y no es para menos, teniendo en cuenta que el futuro Mersey Bridge, según KPMG, se encuentra entre los 100 mayores proyectos en todo el mundo. No en vano también se interesaron otras empresas de primer nivel, como Ferrovial o Vinci, las cuales fueron eliminadas en las primeras fases de concurso.

Ahora, si finalmente no hay contratiempos y se cumple con el calendario, la construcción del puente podría comenzar a finales de este mismo año.

Junto al trazado del futuro puente se encuentra otra infraestructura del mismo tipo, el Silver Jubilee Bridge (inaugurado con motivo de las bodas de plata de la Reina Isabel II), el cual será arreglado y al que se le instalará también un sistema de peaje. Según las autoridades, este proyecto creará más de 4.500 puestos de trabajo y ayudará al crecimiento del aeropuerto y el puerto marítimo de Liverpool.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
mfb
A Favor
En Contra

Pagad peaje hasta por respirar, viva la oligarquía! (en Inglaterra echan de menos cuando ahorcaban a un súbdito por apropiarse de un conejo)

Puntuación 1
#1