Empresas y finanzas

Iberia ganará este año la mitad que el pasado: el petróleo pasará factura

Fernando Conte, presidente de Iberia.Foto: Archivo

IBERIA

17:35:41
3,420
0,00%
0,000pts

La aerolínea de bandera española ya sabe que su cuenta de resultados comenzará a sufrir en 2008 por la subida del precio del petróleo: según los expertos, ganará 175 millones este año frente a los 327 del pasado. Además, el próximo miércoles será el aniversario del máximo histórico de Iberia en bolsa: el 16 de abril de 2007 llegó a cerrar en 4,11 euros.

Hasta el momento, Iberia (IBLA.MC) había bandeado con soltura la tiranía del encarecimiento del combustible con unas políticas de cobertura envidiables, pero la situación empeora cada día. Con un barril de petróleo a 110 dólares en Europa y a 112 dólares en Estados Unidos, la aerolínea presidida por Fernando Conte ya sabe que su ingeniería financiera no será suficiente para evitar que el beneficio caiga a la mitad en 2008.

El consenso de los analistas es bastante claro. Iberia ganará este año 175 millones de euros, un 46,5 menos que los 327,6 millones de euros registrados en 2007. Y para el siguiente ejercicio, los expertos tampoco son mucho más optimistas: la aerolínea se embolsará 188 millones de euros, según los datos que recopila FacSet. Aún así, cuando finalice este ejercicio será el decimotercero consecutivo en el que Iberia haya ganado dinero.

Un coste estratégico

El gasto del combustible de la aerolínea el pasado ejercicio representó casi el 22 por ciento de sus costes de explotación. En el pasado ejercicio tuvo que desembolsar por el queroseno 1.145 millones de euros. Pese a ello, este gasto cayó un 2,7 por ciento respecto a 2006, sobre todo porque la flota de la aerolínea se está rejuveneciendo constantemente y los nuevos aviones consumen menos combustible. Estas cifras las consiguió con un barril que empezó el año a 55 dólares pero que finalizó 2007 superando los 80 dólares.

El problema puede llegar en 2008. Tras fulminar la barrera de los cien dólares, la cobertura de riesgos planteada por el equipo financiero de la aerolínea no podrá paliar de la misma manera el efecto de la subida del combustible en los gastos de la compañía. De hecho, si a finales de 2007 Iberia había firmado asegurarse la cobertura del 30 por ciento del queroseno por debajo de 80 dólares el barril, Conte anunció a comienzos de 2008 que esta cobertura se ha ampliado hasta el 40 por ciento del combustible.

Para que los no entendidos nos demos cuenta de la importancia de estos contratos que aseguran un precio determinado del queroseno, Iberia siempre pone un ejemplo: por cada diez dólares que sube el precio del barril, los costes para la aerolínea aumentan en 200 millones de euros.

Si el Brent sigue estando por las nubes, Iberia ya ha avisado que podría repercutir parte de esta subida en el precio final del billete pero todavía no se ha atrevido porque tampoco está el mercado como para permitirse lujos en tarifas. La fuerte competencia obliga a todas las aerolíneas a ajustar los precios en todos los frentes. Y no sólo en los vuelos de corto y medio recorrido, sino en los trasatlánticos.

Posibles compras y situación bursátil

Las previsiones que los analistas realizan para el ejercicio 2009 no incluyen ninguna de las dos posibles adquisiciones que puede realizar Iberia a corto plazo. La aerolínea negocia de la mano de Gestair la compra de Spanair y se convertiría en el máximo accionista de la nueva aerolínea de vuelos baratos española si se confirma la fusión Vueling-Clickair.

Estas incorporaciones pueden ser un arma de doble filo en las cuentas de Iberia , ya que la primera aerolínea española tiene los ratios de eficiencia muy pulidos y cualquiera de estas dos incorporaciones podría perjudicar la buena marcha de coeficientes tan relevantes para el negocio de las líneas aéreas como son los asientos-kilómetro ofertado o los pasajeros-kilómetro transportados.

Con estas perspectivas el potencial de revalorización en bolsa de la compañía está bastante limitado. Los expertos sitúan el precio objetivo a 2,8 euros, cuando la cotización cerró el pasado viernes a 2,56 euros. Atrás quedan los buenos tiempos de Iberia en el parqué, en los que los tambores de opa alimentados por Texas Pacific Group y British Airways, que ofrecían 3,6 euros por la aerolínea, incrementaban el precio objetivo por encima de 4 euros.

Ese techo se antoja ahora inalcanzable. Sobre todo tras la retirada de candidatos por Iberia y después de la toma de posición de Caja Madrid en el capital de la compañía, que con su participación del 23,9 por ciento prácticamente bloquea cualquier intento por lanzar una oferta pública de adquisición sobre la aerolínea.

Y es que la caída en bolsa desde que Iberia lograra su máximo histórico de 4,11 euros el 16 de abril de 2007 sigue sin amainar después de un año. En lo que va de 2008, los títulos de la española ceden un 15,67 por ciento. En doce meses, un 37,38 por ciento.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum4

V for Vendetta
A Favor
En Contra

Habra que reducir los sueldos. Especialmente los sueldos de la cupula....y despues los de las azafatas y ayudantes de vuelo.....y despues pagar menos a los de tierra ....especialemente a los mozos de equipajes....y despues cambiar la bandera y llamarse EASYBERIA.

Puntuación 1
#1
uno
A Favor
En Contra

Comprar la segunda aerolinea española, tener el 40% de la tercera y ser la primera. Quien dijo monopolio??

Puntuación 3
#2
pepe
A Favor
En Contra

o tendra que subir los precios de todos los billetes y a quien no le guste que vaya un bicicleta. jeje

Puntuación 0
#3