Empresas y finanzas

Telefónica pierde 630 millones por los beneficios sin repatriar de Venezuela

  • Otras empresas minusvaloran el impacto de la devaluación en sus cuentas

Si en algún momento Telefónica consigue repatriar los cerca de 2.000 millones de euros que tiene retenidos en Venezuela se encontrará con un 31,7% menos de lo esperado, lo que viene a ser una pérdida de 630 millones de euros. El menoscabo está directamente relacionado con la devaluación de idéntico porcentaje anunciada el pasado viernes por el Gobierno de aquel país.

Con semejantes datos, Telefónica (TEF.MC) es la empresa española más perjudicada por una decisión de también socava las cuentas de otras compañías con fuerte exposición en la zona, como Mapfre, BBVA y Duro Felguera. El Grupo Santander se libra de esta crisis tras la expropiación que sufrió en Venezuela en marzo de 2009.

Impacto en el resultado

En el caso de Telefónica, los expertos de Fidentiis indican que la devaluación podría mejorar el equilibrio de pagos en el país caribeño, lo que al mismo tiempo favorecería el desbloqueo de los dividendos. De esa forma, los analistas consideran que la devaluación "no debería afectar significativamente las estimaciones de Telefónica para 2013, ya que lo que se perderá en la devaluación de la empresa rápidamente se recuperará a través de la inflación".

En términos bursátiles, el consenso de los analistas coincide en que la devaluación tendrá un impacto limitado en las acciones de Telefónica, al estar descontada esta decisión por los mercados.

Venezuela contribuye con el 7% del beneficio operativo antes de amortizaciones (oibda) del grupo de telecomunicaciones español (el 14% del oibda en Latinoamérica). Sin embargo, con la devaluación, el porcentaje quedará reducido al 5%, 7% en Latinoamérica. Los ingresos de Telefónica Venezuela durante los primeros nueve meses del año pasado ascendieron a 2.305 millones de euros, mientras que el oibda rondó los 1.020 millones de euros.

La posición de otras empresas

El BBVA resta importancia a la devaluación al indicar que las posiciones en dólares de la entidad compensan mayoritariamente el impacto de la pérdida de valor de la divisa venezolana. Por lo general, todos los grandes bancos cuentan con coberturas para protegerse de las fluctuaciones cambiarias con las que operan, por lo que gran parte de los perjuicios están cubiertos ante este tipo de contingencias.

Mapfre no ha cifrado el impacto en sus cuentas de una devaluación que, en buena parte, resultará compensada por la pujante contribución que la aseguradora recibe en otros países latinoamericanos.

Duro Felguera informó ayer a la CNMV que sus contratos en ejecución en Venezuela "están denominados en dólares, euros y bolívares, si bien la parte denominada en la moneda venezolana (tanto los saldos ya recogidos en balance como las cantidades pendientes de cobro), están equilibradas de forma que de la devaluación no se debe esperar impacto significativo en los resultados presentes y futuros".

En el ámbito internacional, el fabricante Colgate Palmolive calcula que la devaluación tendrá un impacto en sus resultados de 89,6 millones de euros.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud