Empresas y finanzas

REE denuncia ante la CNE que las eléctricas fuerzan subidas de precios

  • Ofertan sus centrales por debajo del mínimo de potencia para lograr mayor coste
  • El megavatio hora se llega a pagar a 4.300 euros frente a los 44 euros habituales

REE

17:38:00
19,63
+2,40%
+0,46pts

Red Eléctrica ha abierto fuego sobre las eléctricas tradicionales. El gestor técnico del sistema ha denunciado ante la Comisión Nacional de Energía una situación anómala en el funcionamiento del mercado eléctrico para forzar alzas de precio en la bolsa eléctrica.

Según indicaron fuentes del sector consultadas por elEconomista, varias centrales térmicas de régimen ordinario (principalmente gas y carbón) están aceptando ofertas por debajo de su mínimo técnico de potencia en el mercado diario, lo que obliga al operador del sistema a realizar los llamados requerimientos de reserva a subir sin tener en cuenta la energía casada de esas unidades. Esto supone incrementar las necesidades de reserva y provoca unos precios más altos de la energía ya que las unidades trasladan al precio de pocas horas todo el coste de arranque de las unidades.

Tal y como figura en el análisis que se ha realizado, el pasado 1 de noviembre todas las térmicas que casaron en el mercado diario lo hicieron por debajo del mínimo técnico, lo que provocó la queja de Red Eléctrica al organismo supervisor.

Informe de la CNE

La Comisión Nacional de Energía realizó recientemente un informe sobre las subastas Cesur en el que no detectó anomalías en el mercado mayorista de la electricidad. Ahora, Red Eléctrica ha puesto de nuevo el asunto sobre la mesa la necesidad de una reforma del mercado mayorista de la electricidad.

Las eléctricas están haciendo uso de una triquiñuela legal. Ofrecen una menor potencia de sus centrales que les obligaría a no arrancar para que cuando sea necesario utilizar su energía, el operador del sistema tenga que exigirles su funcionamiento y poder cobrar más por la producción de estos megavatios en las zonas en las que son necesarias.

Con esta situación, si el precio normal en el mercado supone alrededor de 44 euros por cada megavatio hora producido se pasa a precios que han llegado en algunos casos hasta los 4.333 euros para algunos ciclos combinados de gas.

Estas cantidades que se reciben en el funcionamiento, explican fuentes del mercado, son muy superiores a las que cobran las centrales termosolares, que con las primas llegan a los 450 euros por cada megavatio u otras tecnologías de renovables y añaden que generan también déficit de tarifa.

Sin renovables

Según los datos de Red Eléctrica, a día de hoy, están habilitados 83 grupos térmicos de régimen ordinario como proveedores del servicio de reserva de potencia adicional a subir, de un total de 110 grupos térmicos de régimen ordinario. Del mismo modo, existen 14 unidades de producción térmicas del régimen especial gestionables -principalmente termosolares- pero ninguna de ellas puede participar aún como proveedor del servicio de reserva de potencia adicional a subir, ya que ninguna de ellas dispone de habilitación para su participación en este tipo de servicios potestativos de ajuste del sistema eléctrico español. Es decir, que las plantas renovables no pueden aún aprovechar estos sobreprecios.

Red Eléctrica ha informado al comité de agentes del mercado de esta situación y les facilitó los precios medios aritméticos registrados durante los últimos meses.

Concretamente, en agosto el precio medio del megavatio hora cuando el operador ordenó entrar en funcionamiento fue de 413,06 euros, en septiembre de 1.032,18 euros y en octubre de 1.783,04 euros por cada megavatio hora.

Los precios máximos registrados, según los datos del operador del sistema, fueron en septiembre de 4.057 euros y en octubre llegaron a 4.333 euros. Por zonas, Cataluña supone el 34%, el Campo de Gibraltar el 22%, Andalucía Oriental el 12%, Levante Sur el 10%, el Centro el 9%, Levante Norte el 4%, País Vasco el 4%, Galicia el 3% y Huelva el 2%, según los documentos que elabora mensualmente Red Eléctrica.

Avances del mercado europeo

Red Eléctrica está trabajando en la migración de las subastas IFE de interconexión con Francia a la plataforma Casc, que actualmente gestiona 11 subastas de interconexiones en Europa. de este modo, se permitiría la gestión única de garantías y la utilización de una única plataforma.

En colaboración con Omie, la lusa REN, la francesa RTE y la European Power Exchange (Epex) está trabajando para agilizar al máximo el acoplamiento de los Mercados Diarios Mibel CWE/ NWE. La región SWE es, a día de hoy, la más avanzada para este acoplamiento en el ámbito europeo, tal y como se prevé presentar en el Foro de Florencia. La compañía que preside José Folgado también trabaja en la creación de servicios transfronterizos de balance que se gestionarían por la plataforma que ya se utiliza entre Francia e Inglaterra, el Balit.

comentarios56WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 56

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

www.elazote.es
A Favor
En Contra

¿alguien ten''ia alguna duda?

www.elazote.es

Puntuación 7
#25
carymer
A Favor
En Contra

2 cosas:

1º la mayoria de los medios viven de la publicidad de las electricas por tanto no morderan la mano de su amo

2º el deficit de tarifa viene dado por el precio de generar energia y por lo que se gana con ella. pero, son las electricas las q dicen cuanto les cuesta y nadie se digna a comprobar ese precio (auditoria independiente), POR ESO ENGORDARA TODO LO QUE QUIERAN ,PARA MANTENER SU BENEFICIO

Puntuación 21
#26
Alberto
A Favor
En Contra

GRANDE JORDI EVOLE,!!!!, gracias a gente como tu estamos sabiendo cosas que desconociamos.Por favor presentate con una opción política , creo que te llevarias una sorpresa con la gente que te votariamos.Tío sencillo y que SÍ mira por destapar las mentiras.ESCORIA POLÍTICA, BANCARIA y otras...

Puntuación 26
#27
Manuel
A Favor
En Contra

Ahora les pondrán una multa de 5 euros como mucho y a seguir robando.

Puntuación 14
#28
Ana de las calzas Verde
A Favor
En Contra

El último recibo de la luz, en el que graficamente se ve que he consumido menos de la mitad, me han cobrado el doble que en la lectura anterior.

Ladrones!! HDLGP!!! Y que harán. polítiocos, legisladores, fiscales y jueces??? NADA!! Pues a la MIERDA CON ELLOS!!! Ahorremonos sus sueldos.

Puntuación 16
#29
Zas guillotina
A Favor
En Contra

Este país necesita muchos Jordi Evola! Sobran instituciones Corruptas, Gobierno. Cortes, Tribunales

Puntuación 27
#30
The Widowmaker
A Favor
En Contra

Leyendo esto me están entrando unas ganas brutales de bajar al contador y pegarle un hachazo a los cables, hdlgp. ¡¡Aunque tenga que alumbrarme a velas!!

Puntuación 16
#31
hh astulí­n
A Favor
En Contra

Para empezar a hablar, lo primero, guillotina para todos los políticos que están a sueldo de las empresas energéticas.

Y segundo, liberalización real o si no nacionalización. ¡Estamos hasta las pelotas de nos roben!

Puntuación 14
#32
arrmando
A Favor
En Contra

La culpa es de los españoles que ni se molestan en salir cuando aye una huelga general y despues cuando aye votacion como en Galicia votan en massa al pp

Joderos ahora

Puntuación 12
#33
Luis Rojo
A Favor
En Contra

Rubén:

Le ha costado a usted descubrir donde está realmente el fraude. No en las renovables, aunque todo es susceptible de mejora, sino en el oligopolio eléctrico.

Siga por esta línea y encontrará el problema.

Un saludo y enhorabuena.

Puntuación 12
#34
el castigador
A Favor
En Contra

Y MIENTRAS TANTO MUCHOS POLITICOS TIENEN UNOS CUANTOS ASIENTOS EN LOS CONSEJOS DE ADMINISTRACION DE ESTAS IMPORTANTES EMPRESAS, SI NO MANEJAN TODO A SU CONVENIENCIA QUE VENGA DIOS Y LO VEA¡¡ QUE MAS LES DA QUE LES MULTEN CON 6 MILLONES DE EUROS POR ESTAS PRACTICAS SI GANAN 6.000 MILLONES. ES TODO UNA PANTOMIMA ESTE LIBRE MERCADO Y ESTA DEMOCRACIA

Puntuación 15
#35
Vigilante
A Favor
En Contra

Noticia falsa desmentida por REE http://www.ree.es/sala_prensa/web/notas_detalle.aspx?id_nota=305

Puntuación -4
#36
Vigoleis
A Favor
En Contra

El programa habla de un oligopolio, pero está trazado en línea gruesa, tendenciosa. Este sería sin duda la radiografía de cómo se encuentra actualmente el sector, el análisis de eficiencia estática. Hay una concentración cuyo poso ha ido disminuyendo con el paso de los años, y aquí entronco con la eficiencia dinámica, es decir, cuál es la evolución del sector y cómo la posición de las compañías tradicionales se ha ido debilitando con el paso de los años. Hay índices de concentración de eficiencia estática, y se podía haber medido la volatilidad del sector, que en cuestión de cinco años, ha sido muy elevada. Porque han irrumpido las renovables, que han incrementado los costes regulados hasta el 25%, y con la demanda más endeble y de capa caída, hemos llegado a un escenario con clara sobrecapacidad. El artículo es tendencioso como la presunta denuncia de REE, que debe velar también porque las distintas tecnologías reciben una retribución acorde con los costes de producción.

No hay que observar por tanto, el precio de 1 Mw que trata de cubrir en un par de horas los costes de arranque que no son desdeñables, sino el ingreso total medio percibido por Mw, sumando todas las viñetas referentes a los distintos mercados. Podemos llevarnos sorpresas, pues quizá algunos ciclos combinados estén bordeando el temido mínimo de los costes variables, que aboca al cierre ( hay excepciones que a tenor de la influencia que tienen en un nudo, pueden vivir holgadamente, no lo descarto). No en vano, hay dos indicadores relevantes, la caída del consumo industrial de gas natural, que es consecuencia en su mayor parte de la reducción drástica de la producción eléctrica de ciclos combinados, y un segundo consecuencia del primero, que algunos ciclos se planteen cerrar y otros deslocalizarse a mercados que paguen sus costes. Aquí la demagogia, como dice el Presidente de Grifols, creamos el mito, las eléctricas y las farmaceúticas se forran, y no queremos pagar. El programa de Evolé es demasiado tendencioso, soslaya algunas causas de la bancarrota del sector, inducidas desde los poderes públicos, con directivas de la UE disparatadas, que el anterior inquilino de la Moncloa interpretó con mucho ímpetu, y han llevado a las compañías ante un callejón sin salida.

Puntuación -10
#37
vergonzoso
A Favor
En Contra

¿Dimitirá el ministro por vergüenza o ya sabemos todos que aquí no asume un error ni un asesino en serie?

Puntuación 14
#38
es gratis ser una hdp
A Favor
En Contra

Bravo Évole, les has dado donde más duele.

Ya está REE desdiciéndose y supongo que el gobierno habrá dado las correspondientes instrucciones.

Mucho HDP anda suelto

Puntuación 14
#39
ALX
A Favor
En Contra

Bravo REE ha descubierto la pólvora!!! Hay tres sectores que agrupan la estafa al consumidor con la complicidad de la casta politica: telecomunicaciones, energias y petroleras.

Puntuación 24
#40
SI ERES CATALíN Y QUIERES SALVAR LA SEGUIRIDAD SOCIAL, VOTA PXC, PLATAFORMA PER CATALUNYA
A Favor
En Contra

Este interesante artículo, obra de la Asociación Víctimas de la Inmigración, es de obligada lectura para todo ciudadano posicionado contra la inmigración masiva e ilegal ofreciendo unas sencillas pero muy útiles bases ideológicas para defender su postura política.



Los españoles también hemos sido emigrantes

Dicen que las mentiras más grandes son las verdades a medias, y eso ocurre con esta afirmación. Es verdad que los españoles han emigrado, principalmente a Latinoamérica y, tras la segunda guerra mundial, a otros países de Europa. Pero hay diferencias sustanciales con los actuales flujos inmigratorios con destino a España:





1º) Los españoles, en su mayoría, emigraban de acuerdo a la ley, tanto española como del país de destino. No cruzaban clandestinamente las fronteras, burlando a las autoridades. Los servicios consulares en colaboración con el ministerio de trabajo cooperaban, en la medida de sus posibilidades, con el país de acogida con vistas a regular el trabajo de los españoles, y éstos, también en su gran mayoría, no pasaban a engrosar las filas de la economía sumergida, sino que desempeñaban trabajos debidamente dados de alta en la seguridad social, cotizando y pagando los correspondientes impuestos. Sin embargo, la inmigración masiva que padece España está compuesta en buena parte por inmigrantes sin papeles, que burlan los controles fronterizos de las autoridades españolas, incrementan las filas de la economía sumergida, que no paga impuestos, al tiempo que los gobiernos de sus países de origen se desentienden de ellos y apenas cooperan con las autoridades españolas, ya sea para regular el trabajo de sus ciudadanos, para impedir la actuación en su territorio de las mal llamadas mafias de la inmigración que atentan contra los legítimos derechos de España, o para la repatriación de los indocumentados.



2º) Los países a los que se dirigían los españoles necesitaban mano de obra, ya fuera en América, continente con múltiples posibilidades, o en la Europa de la posguerra, que había visto reducida su población masculina e iniciaba las políticas de reconstrucción. Sin embargo, España es el país de la CEE con mayor índice de paro, y resulta absurdo pretender traer mano de obra extranjera mientras un 15% de la población activa se encuentra en situación de desempleo.



3º) Las diferencias culturales y sociológicas de los emigrantes españoles y de la población de acogida no tienen comparación con los de buena parte de la población inmigrante que llega a España, y por tanto los problemas de asimilación eran bastante menores. Los españoles que emigraban a Francia, Suiza o Alemania compartían con la población de dichos países unos mismos valores socioculturales procedentes de su historia común y de su identidad religiosa cristiana. Nada de esto sucede con la inmigración procedente de China, del magreb, del área subsahariana, etc.





Los inmigrantes desempeñan trabajos que los españoles no quieren realizar



Quien esto afirma viene a decir que los españoles somos muy finos y se nos caen los anillos trabajando como peones agrícolas o de la construcción, empleadas del hogar, personal de limpieza, ayudantes de bar y de cocina, y en general, trabajos de baja remuneración. Lo cierto es que todo trabajo, mientras sea honrado, es digno, lo cual se olvida fácilmente en una sociedad eminentemente capitalista que alienta lo material y lo superficial. En cualquier caso, la realidad es que los españoles quieren trabajar de acuerdo a las conquistas sociales de los últimos decenios, es decir, llevando a cabo una jornada laboral adecuada, en unas condiciones laborales adecuadas y por un salario adecuado. En el caso de una empleada del hogar, deseará la jornada laboral que marca el convenio, en las condiciones que marca el convenio y por el salario que marca el convenio. Pero siempre habrá una inmigrante que esté dispuesta a hacer más horas, por menos dinero y sin alta en seguridad social, de ahí que pocas españolas estarán dispuestas a renunciar a los derechos laborales que tanto tiempo y esfuerzo han costado al pueblo español y adaptarse a las pretensiones más humildes de la población inmigrante. En el campo no faltan españoles dispuestos a realizar las tareas agrícolas, pero siempre habrá inmigrantes que aceptarán jornadas de diez horas, seis días a la semana, por menos dinero, sin seguro agrario y en invernaderos insalubres y desprotegidos frente a los pesticidas. Y así podemos seguir con el resto de trabajos. Y aún cuando se cumpla a rajatabla la normativa laboral, siempre habrá inmigrantes de sobra para cubrir esos puestos, de forma que al sobrar la mano de obra los empresarios no necesitan incentivar a los trabajadores aumentando los salarios y por consiguiente elevando su poder adquisitivo. Los salarios bajos permiten que los de siempre tengan más beneficios que nunca. Los perjudicados son, una vez más, los españoles que componen la clase trabajadora, es decir, la mayoría de la población.





Los inmigrantes aportan riqueza al conjunto del Estado



Esta es una visión muy simplista que se basa únicamente en las cotizaciones a la seguridad social y el gasto sanitario y en pensiones que ocasionan los inmigrantes. Aún cuando es prematuro extraer resultados concluyentes, y dada la presión gubernamental y empresarial por incrementar el número de inmigrantes, es difícil dar credibilidad a estos datos, pues es sabido que primero se decide qué se quiere demostrar y a continuación se aportan los datos estadísticos que refuerzan esa tesis y se ocultan aquéllos que la debilitan, podemos aceptar en principio que es posible que hoy por hoy los inmigrantes aporten a la Seguridad Social más dinero que el gasto que producen en materia de sanidad y pensiones, pero resulta imperativo hacer las siguientes matizaciones:



1º) La población inmigrante es todavía eminentemente joven y por tanto razonablemente sana. Habrá que esperar dentro de unos años un fuerte incremento en sus necesidades sanitarias y en materia de pensiones. Podemos decir que sus cotizaciones representan para el pueblo español pan para hoy y hambre para mañana. Pero ya que hablamos del gasto sanitario, digamos toda la verdad, puesto que también es necesario mencionar la tristemente conocida alta tasa de portadores del virus VIH en ífrica, así como el hecho de que una parte importante de mujeres inmigrantes se dedica a la prostitución, con el correspondiente riesgo para la salud pública.



2º) Los inmigrantes no sólo ocasionan gastos con cargo a la seguridad social, también hay que incrementar la dotación del ministerio de Trabajo y de Interior para atender a sus necesidades y regular su estancia (ya hay un secretario de Estado para la Inmigración, y no sería sorprendente que en un futuro cercano se cree un ministerio para tal fin). Dada la fuerte natalidad de los inmigrantes y ya que hay que proceder a la escolarización de sus hijos, es necesario resaltar que muchos de éstos precisan, ya sea por dificultades idiomáticas o de integración, de planes pedagógicos especiales que requieren de una parte no despreciable del presupuesto educativo. Muchos de los inmigrantes, documentados o no, tienen problemas de adaptación o viven en bolsas de marginalidad, por lo que consumen buena parte de los recursos del ministerio de Asuntos Sociales y de los departamentos asistenciales de comunidades y ayuntamientos, así como de ONGs de subvención estatal. Los extranjeros, con o sin papeles, protagonizan el 30% de los crímenes cometidos en España [El País, 6 de Agosto de 2000], y representan buena parte de la población reclusa española. Asimismo, y en lo que respecta a la lucha contra la inmigración ilegal, ésta supone un coste colosal (crecientes dotaciones policiales, costosísimas vallas fronterizas en Ceuta y Melilla, helicópteros, patrulleras, gastos de expulsión...).



3º) Buena parte del dinero que obtienen los inmigrantes es enviado a sus países de origen para el mantenimiento de sus familias. Nadie se ha molestado en evaluar el dinero que por este motivo sale de España. Muchas veces se nos informa de las precarias condiciones de vida de los inmigrantes, como el hecho de que muchos viven hacinados o en infraviviendas pese a contar con un trabajo digno, y se nos quiere vender como ejemplo del racismo de los españoles el que estas personas no encuentren a nadie que les quiera alquilar un piso. Esto es cierto sin duda en algunos casos, pero es igualmente cierto que en otros casos el motivo viene dado por el deseo del inmigrante de gastar lo mínimo para poder enviar la mayor cantidad posible de dinero a sus familias.



4º) Por último, no cabe hablar sólo de la riqueza que aportan, también es menester dar a conocer aquélla que impiden crear. Su masiva incorporación a la fuerza laboral posibilita el crecimiento cero de los salarios; al no crecer el poder adquisitivo de los trabajadores, tampoco crece el consumo interior, lo que perjudica a todas las empresas que no se dedican a la exportación (es decir, la mayoría de las empresas, en especial el pequeño comercio). Por desgracia, muchos de los inmigrantes, aún con papeles, engrosan las filas de la economía sumergida, que no paga impuestos y por consiguiente su aportación a la riqueza del conjunto de los españoles es harto discutible. Mientras exista una alta tasa de paro en España, es evidente que la inmigración extranjera dificulta la resolución de este problema, por lo que el Estado deberá seguir destinando una fuerte dotación presupuestaria para satisfacer las prestaciones por desempleo, dotación que podría ser empleada en educación, sanidad, infraestructuras...





Los inmigrantes son necesarios dada la baja natalidad española



Aquí se evidencia la mala fe de los apóstoles de la inmigración. Desde el inicio de la transición se ha venido ridiculizando la política de natalidad alentada por el régimen franquista, a la que se ha achacado como la causante de innumerables males, desde el aumento del paro al crecimiento de los índices de delincuencia y drogadicción de los ochenta. Ahora resulta que la carencia de una política de natalidad pone en peligro las pensiones del futuro. Lo que antes era malo ahora es bueno, y los mismos que antes vituperaban con sorna la política que fomentaba la existencia de familias numerosas, afirman hoy su necesidad de forma solemne y sin rubor alguno. Como quiera que a los españoles se nos ha inculcado en el último cuarto de siglo que ya no están los tiempos para tener muchos hijos (como si durante la época de nuestros padres y abuelos los panes venían llovidos del cielo), y que eso es síntoma de un atraso cultural alentado por la Iglesia para perpetuar a la mujer en su rol de madre y mantenerla aprisionada en el hogar, ahora resulta difícil dar un giro de 180 grados, por lo que afortunadamente y para salvación nuestra ahí tenemos a los inmigrantes, que carentes de complejos mantienen una alta tasa de natalidad. En definitiva, parece que de lo que se trata es de que nazcan pocos niños de españoles y muchos niños de inmigrantes, de forma que España pierda algún día su razón de ser y pueda fusionarse dócilmente a otras ex-naciones.



Si el problema es que nacen pocos niños, lo lógico es que el Estado fomente e incentive las familias numerosas, pero lo cierto es que esa política es prácticamente inexistente. Los partidos políticos en el poder, fieles a los intereses de las multinacionales, lejos de apostar por una política de natalidad preconizan una política inmigratoria, y para ello meten miedo a la población afirmando que hacen falta más cotizantes para poder garantizar el mantenimiento de las pensiones. Si hacen falta más cotizantes, podrían empezar por buscar empleo al 15% de la población activa en paro, pero en cualquier caso, si las cotizaciones no bastan para pagar las pensiones, no hay ninguna ley que prohíba destinar alguna partida presupuestaria para reforzar las prestaciones sociales de nuestros mayores. Parece que existe un principio universal por el cual es imprescindible que la seguridad social se sostenga por sí misma, pero lo cierto es que este principio no se aplica prácticamente a ninguna otra rama del Estado (no hay nadie que sufrague la pretensión de que la educación se autofinancie, o la seguridad ciudadana, o la política de defensa ..., sin embargo, por algún motivo esotérico incomprensible para el común de los mortales, resulta imprescindible que la seguridad social no sea deficitaria). Pero es que además se omite el hecho de que la alta tasa de nacimientos entre los inmigrantes sólo se produce durante la primera generación, tal como sucede en los países que nos aventajan en materia de experiencia inmigratoria (Francia, Reino Unido, Holanda ...), sus hijos, una vez adoptan nuestras costumbres, pasan a tener un bajo índice de natalidad, lo cual les va de maravilla a los políticos mundialistas, puesto que les permite mantener la política inmigratoria de forma indefinida.





El rechazo a la inmigración alienta el racismo y la xenofobia



Este es el último recurso de los grupos de presión que pretenden imponernos su política inmigratoria. Si alguien no queda convencido con los clichés habituales en materia de extranjería (los inmigrantes desempeñan los trabajos que nosotros no queremos, aportan riqueza, garantizan nuestras pensiones y nos recuerdan que nosotros también fuimos emigrantes), debe guardarse para sí su opinión puesto que cualquier duda sobre las bondades de la inmigración puede alentar sentimientos de rechazo, y eso está muy feo. En definitiva, si no estás de acuerdo, te callas. Este es un chantaje moral claramente inmoral (valga la redundancia) que no podemos aceptar, y que además, parte de una premisa falsa consistente en hacernos sentir culpables de un problema del que somos ajenos, y que nos impide identificar a los auténticos culpables: los inmigrantes ilegales (que no los refugiados políticos) que han despreciado las leyes de nuestro país para promocionarse económicamente; los políticos españoles que con su dejadez y aquiescencia han fomentado la actual situación; los gobiernos de los países de origen, que consienten políticas de exclusión social y corrupción, y que posibilitan la existencia de una minoría que sustenta el poder y acapara para sí los recursos de la nación al tiempo que crea una ingente bolsa de pobreza, y por último, un sistema económico mundial que prima la riqueza de las multinacionales en detrimento de la riqueza de las naciones.



Denunciar la demencial y tiránica política inmigratoria no alienta el racismo y la xenofobia (una prueba de la machacona propaganda financiada por los círculos del poder es la ridícula unión de racismo y xenofobia; prácticamente nadie sabría decir cuál es la diferencia entre las dos palabras, y obviamente, nadie conoce a nadie que se califique de racista, pero no de xenófobo, o viceversa), sino que es un derecho soberano del pueblo español. Tengamos presente que la inmigración en cualquier caso no supone un fin en sí mismo, sino un medio para lograr un determinado fin. El sistema democrático español nos permite discutir o discrepar las decisiones políticas, y al igual que podemos alabar o criticar las medidas fiscalizadoras o educativas, nada nos impide hacer lo mismo con las relativas a inmigración. No permitamos que se nos imponga una visión monolítica que por otra parte no responde a los legítimos intereses del pueblo español. Recordemos a quien haga falta que existe una tímida ley de extranjería que ya sabemos que a pesar de su moderación apenas se cumple- aprobada por el parlamento, es decir, por la mayoría de la representación soberana del pueblo español. Defender las leyes, en especial las emanadas del parlamento, no puede convertirse en motivo de vergüenza. Exijamos por tanto que se cumpla la ley, en especial, que se destinen los fondos necesarios para la protección de nuestras fronteras y para financiar la expulsión de los extranjeros que pretenden burlar nuestra soberanía, que no es otra que la emanada de la voluntad mayoritaria del pueblo español expresada libremente en las urnas. La libertad que ampara a los defensores de abrir las fronteras es la misma que permite a los ciudadanos afirmar la necesidad de protegerlas. Aquéllos que desean regularizar a todos los ilegales tienen la posibilidad de lograrlo votando a los partidos que sustentan dicha petición, y no les debería resultar difícil puesto que cuentan con el apoyo de la banca (El BBVA estima que la economía precisa 300.000 inmigrantes al año, El País, 30 de Junio del 2000), las altas finanzas y las multinacionales, así como de los medios de comunicación, todos ellos participados en mayor o menor medida por éstas. Pero mientras no logren esa mayoría, la obligación democrática de todo español es la de hacer cumplir las leyes emanadas del parlamento. Así pues, a los que nos acusen de xenófobos respondámosles calificándolos de dictadores.



No consintamos que nos dobleguen con el falso debate de que los inmigrantes también son personas, que sufren penalidades y que en su mayoría son buenas personas. Nadie lo pone en duda, y es por ello que el pueblo español destina a través de los presupuestos generales del Estado ayudas al desarrollo de sus países de procedencia. Es ahí donde cabe encontrar la solución y los españoles hace muchos años que contribuimos a ella. Pero al igual que si llegamos un día a nuestra casa y nos encontramos una habitación ocupada por un extraño, procederemos a llamar a la policía sin importarnos si el intruso es una buena persona que pasa un mal momento y sin preocuparnos de que nadie por ello se atreva a acusarnos de excluyentes, con la misma determinación hemos de proteger nuestra casa común que es España. Resulta triste que el individualismo de la sociedad de consumo sólo nos permita ver nuestra propiedad particular y nos haga insensibles ante la propiedad colectiva. Esos seres bondadosos que abren las fronteras del país a todos los necesitados pero que les cierran las de su casa recuerdan a los del viejo chiste de aquél que se autocalificaba de comunista-conservador: comunista de lo ajeno y conservador de lo propio.



Tengamos siempre presente que si hoy los españoles gozamos de prestaciones sociales no es por casualidad, sino por el esfuerzo de todos aquellos españoles que nos precedieron y que posibilitaron mediante su trabajo, y en ocasiones dando su vida por ello, que sus descendientes tuvieran una vida más llevadera. Defender el logro de nuestros antepasados es una necesidad y una obligación. Claudicar, callar, agachar la cabeza para que no nos acusen falsamente de insolidarios es una cobardía indigna de las esperanzas de nuestros padres y abuelos. Frente a la visión totalitaria de las bondades de la inmigración, hemos de alzar nuestra voz inconformista y proclamar nuestro derecho a la discrepancia.

Puntuación -5
#41
A
A Favor
En Contra

http://www.avaaz.org/es/petition/NO_al_Tasazo_SI_a_las_Renovables/?cUWiIab

Puntuación 6
#42
Pepee
A Favor
En Contra

Firmad la petición contra estos ladrones!!!

http://www.avaaz.org/es/petition/NO_al_Tasazo_SI_a_las_Renovables/?cUWiIab

Puntuación 6
#43
PEPE
A Favor
En Contra

dice que en HUELVA A SUBIDO EL 2 POR CIENTO ESO ES MENTIRA YO PAGABA COMO MUCHO 1200 EUROS Y AHORA NO BAJO DE 1550 EUROS. NO SE DONDE VAMOS A LLEGAR, PERO CON FRANCO DINERO EN LOS BANCOS Y AHORA EN LAS CAIMAN Y BAHAMAS. SALUDOS

Puntuación 2
#44
Antonio
A Favor
En Contra

Red Eléctrica no ha presentado queja o denuncia alguna

Los mercados eléctricos están funcionando correctamente de acuerdo con la legislación vigente

Red Eléctrica de España, cumpliendo con sus funciones de operador del sistema eléctrico, además de con la normativa vigente, informa a los organismos reguladores de manera periódica y habitual sobre la evolución de los mercados de operación. Una información análoga es puesta con posterioridad a disposición de todos los agentes de mercado.

Dichos mercados eléctricos están funcionando correctamente y los agentes del mercado eléctrico están cumpliendo los procedimientos de operación vigentes en cada momento.

Así pues, Red Eléctrica de España no ha presentado denuncia ni queja alguna ante la Comisión Nacional de Energía ni por el comportamiento de dichos agentes ni por los precios.

Puntuación -8
#45
Antonio
A Favor
En Contra

comunicado de prensa de red electrica desmintiendo esta información.

Puntuación -4
#46
Jauja
A Favor
En Contra

http://www.ree.es/sala_prensa/web/notas_detalle.aspx?id_nota=305

Puntuación -4
#47
A Favor
En Contra

Déficit de tarifa

24.000 millones €/47.190.493 habitantes = 508 €

24.000 millones €/17.433.200 trabajadores = 1376 €

Puntuación 3
#48
Javier
A Favor
En Contra

Si el ministro no estuviera vendido a las eléctricas, en caso de probarse este robo lo que tenía que hacer es DEJAR A CERO EL DEFICIT DE TARIFA EXISTENTE HASTA AHORA. Y desde este momento los precios y su fijación más transparentes que el agua.

Si no, es que está vendido como se ha demostrado por acción y por omisión.

Puntuación 9
#49
sin remedio
A Favor
En Contra

fijaros en acebes,roba en bankia,pasa por el banquillo,e iberdrola lo sienta en su banquillo....ale, a votar corruppcion

Puntuación 11
#50