Empresas y finanzas

El Congreso aprueba las tasas eléctricas para acabar con el déficit de tarifa

José Manuel Soria, ministro de Industria, Energía y Turismo. Foto: archivo

El Congreso de los Diputados ha aprobado hoy el proyecto de ley de medidas fiscales para la sostenibilidad energética con una enmienda transaccional en la que se especifica que los ingresos obtenidos con las nuevas tasas se dedicarán a acabar con el déficit de tarifa.

El proyecto de ley, que continuará su tramitación en el Senado, recoge varios impuestos para la generación de electricidad -uno genérico del 6 % y otros específicos para determinadas tecnologías-, entre otras medidas dirigidas a acabar con el déficit de tarifa.

La normativa se ha aprobado con la mayoría del PP y con una enmienda transaccional que prevé que los Presupuestos Generales del Estado financien cada año el déficit tarifario con un "importe equivalente" a la cantidad que el Estado ingrese con los nuevos impuestos.

Además, el Grupo Popular ha retirado la enmienda por la que proponía que el 38,3% de las primas al régimen especial (renovables y cogeneración) corrieran a cargo de los Presupuestos, algo que, según algunos grupos y el propio sector, politizaba y restaba visibilidad a la cuantía de las ayudas.

El déficit de tarifa se genera porque los ingresos del sistema no son suficientes para cubrir todos los costes y en lo que va de año superan los 3.900 millones de euros, cuando se supone que en el conjunto de 2012 estaba limitado a 1.500 millones.

Reacciones

El portavoz del Grupo Popular Antonio Erias ha destacado que el proyecto de ley pretende acabar con el déficit tarifario, porque con el tiempo este podría convertirse en déficit público y porque, de no ponerse en marcha estas medidas "las tarifas subirían sí o sí".

El socialista José Segura ha tachado el proyecto de "disparatado" porque "contraviene" los objetivos ambientales europeos y "vulnera principios de justicia tributaria" establecidos constitucionalmente.

El diputado de CiU Josep Sánchez Llibre ha defendido que la ley representa "un hachazo muy importante a la competitividad de nuestro tejido industrial", lo que, en su opinión, "conllevará graves perjuicios a la economía productiva española".

Desde UPyD, Carlos Martínez se ha mostrado "decepcionado" por el proyecto, que ha calificado de "puramente fiscal", mientras que Laia Ortiz, de la Izquierda Plural, ha criticado que la normativa "ni es verde" ni "resuelve los problemas de fondo de nuestro sistema eléctrico".

El diputado de UPN Carlos Salvador ha considerado que este proyecto es un "tema de Estado" y ha pedido "más sosiego" para su análisis, al tiempo que Pedro Aspiazu, del PNV, ha advertido que la normativa afectará a la competitividad industrial.

El diputado del grupo mixto Joan Baldoví ha advertido que estos nuevos impuesto suponen "un atentado claro" a la viabilidad de la industria, mientras que, desde el BNG, Rosana Pérez ha criticado que la nueva fiscalidad obvia "el principio de que quien contamina paga".

El proyecto de ley prevé la creación de un impuesto genérico del 6% para la producción eléctrica y de "céntimos verdes" para la generación con gas natural, carbón, fuel oil y gasóleo.

También recoge nuevo gravámenes para la generación y almacenamiento de residuos nucleares, así como para la utilización de aguas continentales para generar electricidad, entre otras medidas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud