Empresas y finanzas

Hojiblanca negocia entrar en Deoleo para crear un gigante del aceite

  • La cooperativa tomaría una participación significativa

Hojiblanca, la mayor cooperativa de aceite española, está negociando su desembarco en el capital de Deoleo, líder del sector a nivel mundial con marcas como Koipe, Carbonell o Bertolli.

Fuentes próximas a la negociación han confirmado a elEconomista la existencia de conversaciones muy avanzadas entorno a un "acuerdo industrial", que permitiría a la firma andaluza ocupar además dos puestos en el consejo de administración de la empresa, poniendo así en marcha la constitución de un nuevo gigante aceitero. Aunque todavía no hay nada cerrado, la idea inicial es nombrar en los próximos días consejeros de Deoleo a José Moreno y Antonio Luque, presidente y director general de Hojiblanca respectivamente.

Sobre la mesa existen ahora mismo varias opciones. Una de ellas pasaría porque la cooperativa adquiriera la participación en venta de las cajas de ahorros -CaixaBank, Bankia y Kutxabank quiere desprenderse de acciones que suman en conjunto casi el 30 por ciento-, pero tampoco se descarta, por ejemplo, que haya una traspaso de activos a cambio de la toma de una participación, algo similar a lo que hizo Ebro, que se quedó con la marca SOS y adquirió un 9,3 por ciento del capital hace dos años.

Interés desde hace años

Hojiblanca no ha ocultado nunca su interés por su competidor. En 2010 estuvo buscando financiación para entrar en el capital en la ampliación llevada a cabo por la misma y el año pasado, su director general, volvía a insistir en una idea similar en una entrevista con elEconomista.

"Deoleo es la empresa líder mundial en aceite de oliva, tiene unas marcas magníficas y tanto con ellos, como con otras empresas, estamos hablando continuamente y no descartamos distintas posibilidades", reconoció.

En este mismo sentido, Hojiblanca ya adquirió a Deoleo en julio de 2011 su filial de procesado y envasado de aceituna de mesa Acyco, ubicada en Dos Hermanas (Sevilla), por 13 millones. Hojiblanca, que alcanzó el año pasado una facturación de 535,9 millones de euros, produce 200 millones de kilos de aceite, de los que envasa un tercio y vende el resto a granel.

En 2011, la compañía firmó la primera operación de financiación bancaria a largo plazo de su historia con Cajamar, la mayor caja rural de España con sede en Almería, por 30 millones. Parte de ese importe se empleó en la compra de Acyco a Deoleo, y el resto se empleará en nuevas operaciones de crecimiento. La compañía cuenta además con fondos propios por valor de otros 40 millones y estima que puede acometer operaciones de compra de hasta 30 millones de euros sin dificultad. Luque ha reconocido ya que el objetivo de la cooperativa es alcanzar en cinco o seis años un volumen de negocio de 1.000 millones mediante la expansión internacional o acuerdos de compra o fusión con otras marcas.

Deoleo, que alcanzó en 2011 unas ventas de 960 millones de euros y que volverá a entrar este ejercicio en beneficios tras cuatros años en pérdidas, vale en bolsa tan sólo 368 millones después de que la acción haya caído un 95,7% desde 2008.

A la espera de esta posible operación con Deoleo, recientemente ha habido cambios relevantes en Mercaoleo, la empresa que controla al 50% con Cargill para el envasado de aceite de oliva bajo marca blanca para Lidl, Eroski o Carrefour. Desde la puesta en marcha de la fábrica (ubicada junto a la sede de Hojiblanca en Antequera, Málaga) en septiembre de 2009, el gigante estadounidense de las materias primas gestionaba la compra del aceite y su venta ya envasado directamente desde su sede europea de Bruselas.

Fuentes del sector aceitero andaluz han explicado a este diario que la multinacional ha dado ahora un paso atrás y ha dejado la gestión en manos de la propia filial. Estas fuentes señalan que la política de Cargill en cuanto a joint-ventures como la que tiene con Hojiblanca es la de aprender del negocio concreto para luego tomar el 100 por cien y desarrollarlo.

En este caso, el paso atrás se debe a que Cargill no está todo lo satisfecha que esperaba de su entrada en el aceite de oliva, un mercado que no acaba de comprender bien y del que habría decidido retirarse. El escenario más probable es que Hojiblanca acabe tomando el control del conjunto de la empresa. Este diario ha intentado sin éxito contactar con los portavoces de Cargill en España. Fuentes de Hojiblanca, por su parte, señalaron que no hay nada previsto a corto plazo.

La cooperativa andaluza, no obstante, está desde hace años en un proceso de crecimiento que le llevó en 2011 a cerrar tres operaciones corporativas: la adquisición de la planta de envasado y área logística de la quebrada Fedeoliva en Jaén; la compra de la aceitunera Acyco a Deoleo; y la integración de la malagueña Agropecuaria del Sur para entrar en el negocio cárnico.

Mercaóleo factura 16 millones (2011) y envasa 15 millones de litros anuales de aceite, que en un 90 por ciento adquiere a Hojiblanca.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud