Empresas y finanzas

Los consumidores no son tontos y denuncian a Media Markt

Establecimiento de Media Markt en Madrid. Foto: Archivo.

Contra las cuerdas. Así es como se encuentra la cadena alemana Media Markt después de que varias organizaciones de consumidores hayan presentado una avalancha de denuncias contra ella "por vulnerar sistemáticamente la Ley de Garantías al Consumo de 2002".

Facua, la Federación de Consumidores en Acción, asegura que "se han presentado decenas de denuncias en prácticamente todas las comunidades autónomas porque el grupo alemán se salta la normativa y en lugar de atender las reclamaciones de los clientes que han adquirido un producto defectuoso les remite una y otra vez al fabricante".

En la misma línea, Pedro Varela, vicepresidente de la Unión de Consumidores de España, asegura que "Media Markt ha sido la primera compañía que ha entrado en la lista de Empresas con Prácticas Reprobables, que acabamos de poner en marcha". Varela califica la actitud de las tiendas alemanas de electrodomésticos de "auténtico atropello contra los derechos del consumidor" e insiste en que "su agresividad publicitaria anunciando los precios más bajos del mercado no se corresponde con la realidad". Ante la gran cantidad de expedientes abiertos, la UCE puso en marcha un sistema de tramitación de denuncias contra la cadena y, según sus responsables, en apenas tres semanas se recibieron más de 50 denuncias.

Reclamaciones de los consumidores

En principio, las reclamaciones se están presentando ante las autoridades de consumo de las comunidades autónomas, que son las que tienen las competencias, aunque hay quien está pensando también acudir a los tribunales para defender los derechos de los consumidores. La primera en hacerlo podría ser la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Su presidente, José María Múgica, ha reconocido a elEconomista.es que "el incumplimiento de la ley de garantías del consumo es tremendo y estamos estudiando qué medidas adoptar". La intención inicial de la OCU, sin embargo, no es actuar solamente contra Media Markt sino acudir a la Administración o a la justicia ordinaria mediante una acción global por incumplimiento de la ley contra el sector de la distribución.

La legislación española obliga a las tiendas y cadenas comerciales a responsabilizarse de los productos en mal estado y ofrecer una garantía mínima de dos años. Durante ese tiempo están obligados a reparar el artículo elegido o sustituirlo por una nuevo, según decida el consumidor. La OCU explica además que "en el caso de que ninguna de estas dos opciones sean posibles, el consumidor puede elegir entre una rebaja en el precio o la devolución total del dinero".

Media Markt, que desde su llegada a España se ha enfrentado al resto del sector con lemas publicitarios tan agresivos como "Porque yo no soy tonto" o "No lo hacemos por despecho ni por ira ni desprecio: Competencia, perdón por nuestros precios" estaría incumpliendo sistemáticamente, según estas organizaciones, la normativa en vigor. La mayoría de sus competidores acusan también a la empresa de estar vendiendo sus productos en algunos casos por debajo de coste, haciendo dumping y saltándose también la Ley de Comercio.

Venta por debajo de costes

"Es evidente que están vendiendo algunos de sus artículos por debajo de precio como gancho al consumidor, pero eso es muy difícil de demostrar después ante las autoridades de defensa de la competencia y por eso, hasta ahora, nadie se ha atrevido a actuar", asegura un alto directivo de una de las mayores empresas del sector de los electrodomésticos, que prefiere mantener el anonimato. Media Markt, una empresa propiedad del grupo de distribución alemán Metro, propietario también en España de Makro, es una de las compañías más opacas de todo su sector. La empresa se ha negado, por ejemplo, a revelar cuánto ganan sus administradores en sus últimas cuentas anuales, tal y como marca la legislación vigente. "Las retribuciones no han sido identificadas en la memoria como requiere la normativa mercantil", asegura KPMG, la firma que ha supervisado sus estados financieros y que ha incluido una salvedad en los mismos. La empresa holding, Media Markt Saturn, que integra a todas las sociedades de la cadena reconoce que sus gastos de personal superan los 9 millones, pero no da ningún detalle de cuanto se llevan sus directivos. Ningún responsable de la firma ha querido tampoco atender las llamadas de este periódico para hablar de sus problemas con los consumidores.

Con más de 40 tiendas en toda España, la empresa es una apisonadora que factura ya más de 15.000 millones de euros y que ha provocado una oleada de fusiones en nuestro país. En 2006, Master Cadena e Idea se unieron para plantarle cara y un año antes Milar, Tien-21 y Medimax hicieron lo mismo. Otros, sin embargo, no han tenido la misma suerte. Fnac tuvo que cerrar su cadena de artículos electrónicos Surcouf ante los problemas en el mercado.

comentariosicon-menu117WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments