Empresas y finanzas

Varios grupos de inversores preparan demandas por estafa y apropiación

  • Goirigolzarri afirma que encontrar culpables no está entre sus cometidos
El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato. Foto: Archivo

A medida que van pasando los días las voces que apuntan a la necesidad de depurar responsabilidades por lo sucedido en Bankia no dejan de multiplicarse y ya son varios los grupos de inversores que preparan demandas contra la entidad y los antiguos gestores de la misma.

Así lo confirman varias fuentes a este diario, las cuales apuntan a que los exdirectivos podrían ser acusados de estafa y de apropiación indebida. En este sentido, el abogado de Jausas Abogados, Agustín Bou, ya advirtió hace unos días de que el proceso de nacionalización de Bankia provocará que los clientes presenten numerosas acciones judiciales ante los tribunales penales y civiles. "Cuando acabe el proceso de nacionalización, los clientes de preferentes y los ahorradores que compraron acciones en la salida a bolsa van a sufrir grandes pérdidas", apuntó.

Bankia, por su parte, asegura que cuando repartió el folleto informativo para preparar su salida a Bolsa, en junio de 2011, avisó a los inversores sobre el "efecto adverso" que podría tener en el precio de las acciones su exposición al ladrillo y el "riesgo" de un aumento en la morosidad.

Especialmente crítico se mostró el pasado sábado el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, con la situación del banco, quien apuntó que su partido "no avalará la presencia de un euro más de dinero público en Bankia sin saber lo que ha pasado, de quién es la culpa y cómo se va resolver".

"Lo que no vamos a hacer es recorrer un camino en el que las pérdidas se socializan y los beneficios se privatizan". El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, fue más vehemente y señaló directamente a los expresidentes del banco, Miguel Blesa y Rodrigo Rato, al ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, como responsables del "agujero".

Sin embargo, el actual presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, se desmarcó el pasado sábado de esta polémica afirmando que él no buscará culpables por la actual coyuntura del banco. "No he venido aquí a depurar responsabilidades", dijo Goirigolzarri en su primera rueda de prensa tras ser nombrado presidente de Bankia. Del mismo modo, el directivo quiso justificar la labor de su predecesor, Rodrigo Rato, que tuvo que trabajar en un "entorno regulatorio convulso".

Las críticas al banco también salpicaron ayer al actual presidente de la Comunidad Valenciana, comunidad de origen de Bancaja, una de las siete entidades fusionadas que dieron lugar a Bankia en 2010. Aquí, la coordinadora de EUPV, Marga Sanz, pidió a Fabra que asuma "de una vez por todas el elevadísimo nivel de responsabilidades que corresponde al Consell" respecto al "desastre" y la "escorrentía de dinero público" de Bankia.

Causas penales

Por su parte, el actual coordinador de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha pedido que se abra una comisión de investigación para depurar las responsabilidades, "incluso penales", en la gestión de las cajas de ahorro y se preguntó por el papel que el gobernador del Banco de España ha estado jugando durante todo este proceso.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud