Empresas y finanzas

ANÁLISIS Telecom Italia- Prioridad de nueva dirección será el futuro de la red

Estos también apuntan que otros temas que necesitan ser abordados son la reducción de la deuda del grupo, la presencia de la compañía fuera de Italia y el futuro de la filial de televisión Telecom Italia Media SpA.

MILAN (Thomson Financial) - La principal prioridad de la nueva cúpula directiva de Telecom Italia SpA será alcanzar rápidamente un acuerdo con el Gobierno italiano sobre el futuro de la red de telecomunicaciones de la operadora, según analistas.

'La prioridad será la red y la definición de una estrategia para gestionarla como un ente separado' de la actividad comercial, comenta un analista afincado en el país transalpino.

La contabilidad de la red de TI ya se hace por separado pero el regulador está exigiendo más transparencia y las partes deben tomar una decisión sobre la nueva estructura.

El parlamento examina actualmente una ley propuesta por el Gobierno italiano que concedería a Agcom la potestad para imponer de manera unilateral una separación de las redes, algo que según el regulador de comunicaciones fomentaría la competencia, línea que coincide con las propuestas de la Comisión Europea.

La española Telefónica SA --accionista de referencia de TI junto con los italianos Mediobanca SpA, Assicurazioni Generali SpA, Intesa Sanpaolo SpA y la familia Benetton-- ha mostrado reiteradamente su desacuerdo con una separación funcional.

Otro experto asegura que las partes terminarán alcanzando un acuerdo, y espera que a Telecom Italia le confieran ciertas concesiones para incentivar la inversión necesaria para convertir la red de cobre en una red de fibra óptica.

El coste estimado para la modernización de la red es de unos 6.500 millones de euros en los próximos diez años, según datos de Telecom Italia.

Este último analista también recuerda que el grupo está pidiendo más libertad de acción en la comercialización minorista de sus servicios y podría exigirlo como condición para aceptar la separación.

Ayer, Mediobanca propuso a Gabriele Galateri di Genola como presidente de Telecom Italia en sustitución de Pasquale Pistorio, y a Franco Bernabe como consejero delegado en lugar de Riccardo Ruggiero.

Ahora, el consejo de la operadora transalpina debe ratificar ambos nombramientos.

El relevo en el timón de TI podría acelerar el proceso de decisiones dentro de la operadora tras un periodo de paralísis motivado por las incertidumbres sobre la futura gestión del grupo desde la toma de una participación del 23,6% por parte de Teleco, holding formado por Telefonica y sus socios italianos.

Galateri fue presidente de Mediobanca, mientras que Bernabe ya fue primer ejecutivo de la operadora transalpina y también del grupo energético Eni SpA.

Del último, los analistas destacan que tiene la experiencia y los contactos necesarios para abordar la delicada situación política y empresarial que sufre la operadora.

En el segundo lugar de la lista de prioridades del grupo se encuentra la deuda, que al 30 de septiembre ascendía 37.400 millones de euros.

Los expertos creen que esta deuda es sostenible con el actual flujo de caja, y cualquier decisión para reducirla con mayor celeridad tendría que pasar necesariamente por una venta de activos o una rebaja del dividendo.

En marzo, TI dijo que el payout sobre sus beneficios a partir de 2007 representaría el 80-85% del total consolidado, frente al 90% que pagaba antes.

En cuanto a las posibles desinversiones, los analistas ya cuentan con que el grupo abandonará el mercado de banda ancha francés.

Telecom Italia Media también podría ser otra candidata a una puesta en venta, aunque este caso cuenta con un componente político.

En la actualidad, el mercado de televisión italiano está dominado por la pública RAI y por Mediaset SpA, controlada por Silvio Berlusconi, líder de la oposición en el Parlamento italiano.

Volviendo a la posición financiera del grupo, otra alternativa para aminorar la deuda sería una ampliación de capital o una conversión de acciones preferentes en acciones ordinarias, que incluirían un pago en efectivo por parte de los titulares de las primeras.

Sin embargo, los analistas creen poco probable la opción de una ampliación de capital que requeriría un esfuerzo adicional de los nuevos accionistas de la operadora (que compraron por encima de la actual cotización) para no ver diluidas sus respectivas participaciones.

Por otra parte, los expertos esperan que el grupo defina su estrategia en el exterior, especialmente en Brasil y Alemania, donde podría encontrar sinergias con Telefónica al ser estos mercados los que ambas operadoras comparten.

Está previsto que Telecom Italia presente su plan de negocio el próximo 14 de abril.

Uno de los expertos consultados piensa que la situación actual de Telecom Italia es 'muy compleja con cinco accionistas que no parecen llevarse bien' y otro analista dice que esta estructura accionarial tendrá que cambiar y que Telefónica podría buscar incrementar su peso en la transalpina en un par de años.

El grupo presidido por César Alierta tiene actualmente un 42,3% de Telco, participación que le otorga un 10% del capital con derecho a voto en Telecom Italia.

tfn.europemadrid@thomson.com

pw/sal/jr/rt

COPYRIGHT

Copyright Thomson Financial News Limited 2007. All rights reserved.

The copying, republication or redistribution of Thomson Financial News Content, including by framing or similar means, is expressly prohibited without the prior written consent of Thomson Financial News.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin