Empresas y finanzas

Industria componentes representa 38% de facturación total sector automoción

Madrid, 18 nov (EFECOM).- La industria de los componentes de automoción ha aumentado su facturación en los últimos diez años y representa ya el 38 por ciento de la facturación total del sector automovilístico.

Según el informe de situación 2007 editado por la Federación Minerometarlúrgica de CCOO, en los últimos diez años la cifra de negocio que mueve el mercado del automóvil crece una media anual del 4,5 por ciento, el 62 por ciento de los ingresos lo aportan el sector de los constructores y el resto proviene de la industria auxiliar de componentes.

La participación del sector de los componentes va en aumento, en detrimento de la de los fabricantes, y desde 1980 la diferencia de lo que aportan uno y otro mercado al sector de la automoción en volumen de facturación es de siete puntos porcentuales.

En la década de los ochenta, la diferencia entre ambos sectores se redujo en casi dos puntos, en los noventa superó los dos puntos y tres en el período transcurrido desde el año 2000.

Según el estudio realizado por CCOO y basado en la Memoria de Anfac y Sernauto, esto refleja el fuerte impulso que el sector auxiliar ha vivido en los últimos 25 años, sobre todo desde 1995.

Asimismo, el sector de los componentes también ha hecho un esfuerzo mayor que los constructores en cuanto a inversión en el mercado automovilístico y en la última década, mientras las inversiones de las empresas fabricantes han crecido un 3 por ciento de media anual (unos 1.700 millones de euros), las de la industria de componentes lo ha hecho en un 7 por ciento (unos 1.500 millones de euros.)

Las inversiones del sector de constructores de automóviles que representaban el 52 por ciento del total de esta industria en 1996 han pasado a ser del 43 por ciento en 2006, en beneficio de las inversiones de la industria de componentes que fue el año pasado de hasta un 57 por ciento.

Sin embargo, el informe publicado por CCOO Metal indica que el principal problema radica en que el sector de componentes dedica escaso margen a la inversión en desarrollo tecnológico y a la investigación, desarrollo e innovación, (I+d+i) y centran sus esfuerzos inversores en la innovación del producto frente a la innovación del proceso.

Esta misma situación también se da en las empresas constructoras, que a pesar de tener más capacidad y facilidad de invertir en I+d+i, trasladan a los proveedores las demandas de innovación y desarrollo de productos.

Las empresas constructoras invierten el 3,9 por ciento de sus ingresos a desarrollos tecnológicos en materia de I+d, y las empresas de componentes invierten el 5,7 por ciento de su facturación en esta materia.

Por otra parte, en cuanto al suministro de componentes el estudio revela que a partir de 2006 se ha reducido el suministro que aportaba la industria auxiliar interior, que del 2000 al 2005 aportaba el 51 por ciento.

A partir de 2006, como consecuencia del incremento de la importación en un 18%, la participación del mercado auxiliar interior se ha reducido en dos puntos (situándose en el 49%) a favor de los suministros de importación.

Esto provoca que la media anual del incremento del suministro interior de piezas y recambios para las empresas constructoras sea del 3,2% en lo que va de década, mientras que las importaciones lo fueron del 4,4 por ciento.EFECOM

rdm/mdo

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin