Empresas y finanzas

Un ejemplo de gestión

Si entendemos la buena gestión empresarial como un arte, entonces Villar Mir puede calificarse de virtuoso. Entre sus secretos está el descentralizar decisiones, actuar sin pensar en la reacción inmediata del mercado y redefinir metas en lugar de penalizar el fracaso.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin