Empresas y finanzas

'Don Simón' y Leche Pascual contratan a detectives para espiarse mutuamente

Ni en las mejores películas de James Bond. España se está convirtiendo en el escenario ideal para rodar una serie de espionaje. Primero fueron las persecuciones desde el CNI al presidente de Endesa, Manuel Pizarro, y ahora le toca el turno a la industria alimentaria.

El Grupo Leche Pascual y J. García Carrión, la empresa murciana propietaria de Don Simón, han contratado a agencias de detectives para espiarse mutuamente y demostrar que el otro miente en su publicidad cuando detalla las bondades de su producto.

Leche Pascual cuenta con el respaldo de Inner Risk Agencia de Investigación Privada y Don Simón con Winterman Solvimar Detectives. En las últimas semanas, los espías de una y otra agencia han seguido a empleados y distribuidores de cada una de las empresas obteniendo sin permiso fotos y vídeos sobre el tratamiento que se da a los zumos.

"Han llegado a entrar incluso en los almacenes de nuestros clientes haciendo fotos en la zona de las devoluciones a las personas que se encargan de distribuir nuestros productos", explica Fala Corujo, vicepresidenta y máxima responsable de Marketing de J. García Carrión. "Es cierto que nosotros también hemos contratado a una agencia, pero nuestros detectives sólo han hecho fotos en la vía pública", apuntan desde la empresa.

Respuesta

Leche Pascual insiste en que "no querríamos entrar en polémicas y jamás hubiéramos contratado a una agencia de detectives si ellos no lo hubieran hecho primero". Y no sólo eso. "Nos retaron públicamente a que hiciéramos lo mismo", explica un portavoz de la compañía.

Espías al margen, la batalla entre las dos compañías se ha trasladado a la televisión. Todo empezó cuando Leche Pascual, hace un año, realizó un anuncio en la pequeña pantalla resaltando, con una cata a ciegas, las cualidades de su zumo frente a las de la competencia y de fondo, aunque casi difuminado, se veía un envase de Don Simón.

Guerra de anuncios

El problema es que Fala Corujo, que además de responsable de Marketing de García Carrión es la esposa del presidente y propietario de la empresa, no estaba dispuesta a quedarse callada. En los últimos años no ha dudado en desafiar con publicidad comparativa a Pepsi, Danone, Coca-Cola o Procter & Gamble (Sunny Delight) y con Pascual no iba a hacer una excepción.

Don Simón emitió un anuncio en el que decía que, al contrario que la empresa burgalesa, su zumo es cien por cien natural, sin azúcares añadidos. ¿La consecuencia? Que su rival respondió con una denuncia ante Autocontrol de la Publicidad, organismo encargado de regular el sector y cuyas resoluciones son vinculantes para los anunciantes que la integran.

Como la normativa prohibe utilizar el término natural aplicado a los zumos, Autocontrol obligó a Don Simón a rectificar su anuncio eliminando esa palabra, aunque le permitió seguir haciendo la comparación. Y no paró ahí. Hace unas semanas, García Carrión contratacó con otro spot en el que decía que los zumos de Pascual, al contrario que los suyos, se transportaban a temperatura ambiente, a pesar de que se venden luego en los lineales de frío de los supermercados.

"Nosotros no queremos entrar en ninguna guerra, pero están engañando al consumidor y es algo que no podemos permitir. Hemos invertido mucho dinero para que el zumo esté siempre refrigerado, desde su envasado hasta su venta final. Somos los únicos que lo hacemos en España y ellos se aprovechan", asegura José García Carrión, el presidente de la compañía.

Pruebas

Autocontrol ha reconocido que Don Simón ha aportado "numerosas pruebas" que demuestran esto, pero dice también que es incorrecto decir que su rival no distribuye "siempre" a temperatura ambiente porque hay casos en que sí que es así.

Pascual mantiene a pesar de todo que "nuestros zumos se transportan siempre en frío porque en caso contrario los clientes no aceptarían la recepción del producto, ya que sus normas logísticas no se lo permiten. Tan sólo se llevan sin refrigerar a las pequeñas tiendas, donde es imposible acceder con un camión frigorífico".

No obstante, Pascual asegura también que un zumo refrigerado y uno transportado sin neveras son prácticamente iguales. "No hay diferencias nutricionales entre los dos, especialmente en el caso de Zumosol C (de temperatura ambiente), ya que se le ha añadido más vitamina C para mantener el contenido vitamínico hasta el último día de la vida útil". ¿Y qué dice Don Simón? "Son unos tramposos", dice su responsable de Marketing.

Leche Pascual está estudiando ahora presentar una demanda, pero a Fala Corujo no le preocupa: "Estoy deseándolo. Se aclararía todo".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint