Empresas y finanzas

España roza el podio mundial de calidad en 'Internet móvil'

Sólo Suecia, Dinamarca y EEUU disfrutan de mayores velocidades y penetración en la banda ancha inalámbrica

madrid. Los españoles tienen motivos para sentirse afortunados por las condiciones técnicas que disfrutan cuando acceden a la banda ancha inalámbrica, tanto a través de conexiones celulares y WiFi. En concreto, España ocupa el cuarto puesto mundial en el ranking global de calidad de la banda ancha móvil, según se desprende de un estudio internacional de Cisco al que ha tenido acceso elEconomista, y realizado sobre un universo de 72 países.

El liderazgo global en Internet móvil lo disputan Suecia y Dinamarca, mientras que la tercera plaza la ocupa Estados Unidos, a muy estrecha distancia de España, Estonia y Hungría (por este orden).

Los responsables del estudio Broadband Quality Score III, correspondiente al pasado septiembre, han medido la calidad de la banda ancha de los principales países del mundo tras recabar más de 40 millones de datos. Para ello, la Said Business School de Oxford y la Universidad de Oviedo han ponderado las relaciones que existen entre las velocidades de descarga, el tránsito en la subida de datos, la latencia de las conexiones y la penetración de los servicios de banda ancha móvil en el conjunto de la población. Asimismo, el informe considera 40 factores socioeconómicos distintos para resaltar la estrecha relación que existe entre la inversión privada en infraestructuras de telecomunicaciones con la calidad de las conexiones, el desarrollo económico, la mejora de la productividad y la capacidad de innovación.

Todos los registros sobre los que sustentan la investigación proceden de la base de datos de Speedtest, sistema de medición de velocidad de conexiones en Internet líder del mundo. Dicha herramienta es la principal referencia de los internautas para verificar sus respectivas velocidades de acceso a la Red.

El liderazgo mundial de Suecia y Dinamarca parece indiscutible, en parte por la disponibilidad de las conexiones de LTE (Long Term Evolution), primer paso hacia lo que se considerará la Cuarta Generación de Telefonía Móvil, con velocidades de cien megas por segundo. Dicha tecnología llegará a España a partir de 2011, de la mano de Movistar, Vodafone y Orange. Hasta esa fecha, los principales operadores españoles mejorarán sus despliegues de HSPA+ dual carrier, con velocidades de descarga teóricas de 42 megas por segundo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint