Empresas y finanzas

Economía/Motor.- Los sindicatos de Bosch en Alcalá de Henares (Madrid) convocan cinco días de huelga contra el cierre

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

Los sindicatos con representación en el comité de empresa de la planta de Bosch en Alcalá de Henares (Madrid) han convocado cinco días de huelga contra los planes de la empresa de cerrar estas instalaciones, que cuentan con una plantilla de 417 trabajadores.

La Federación Minerometalúrgica de CC.OO. indicó hoy que con estas movilizaciones los representantes de los trabajadores pretenden exigir a la empresa un plan industrial que garantice, mediante inversiones, el futuro y la ocupación de los centros de Bosch en Madrid.

Las acciones comenzarán mañana con un paro de 24 horas y una concentración en la sede de Bosch en Madrid. Además, el 17 de mayo está convocada otra jornada de huelga y dos concentraciones ante la embajada alemana y el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Las organizaciones sindicales han solicitado una reunión con la dirección del grupo al más alto nivel, han reclamado el apoyo de la Federación Europea de Metalúrgicos y la solidaridad de los miembros del comité de empresa europeo.

Además, está previsto que en la próximas semanas se desplace un 'convoy' de trabajadores desde Alcalá de Henares hasta la sede central de la empresa en la ciudad alemana de Stuttgart, donde tendría lugar una jornada de protesta.

Bosch anunció en febrero pasado un programa de reestructuración para su división de Sistemas de Gasolina, que supone cesar en 2009 la producción de la planta madrileña de Alcalá de Henares (Madrid), que cuenta con 417 trabajadores.

La empresa tiene previsto el traslado de 250 puestos de trabajo de la planta de Alcalá de Henares a la fábrica de Aranjuez, también en Madrid, que tiene actualmente 241 empleados, si bien condiciona esta traslado a que se alcancen acuerdos con los sindicatos para garantizar la competitividad del producto.

Asimismo, la multinacional alemana pretende implementar todas las medidas "socialmente soportables", como la elaboración de un plan de prejubilaciones para los trabajadores afectados por la reestructuración.

La producción de la planta complutense, que fabrica válvulas de inyección y filtros de combustible, se trasladará de forma gradual, con el fin de adaptar los costes de producción a las exigencias del mercado y garantizar la competitividad de los dos productos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin