Empresas y finanzas

Toyota arrebata a GM título de primer fabricante automovilístico mundial

Toyota anunció el martes que había vendido 2.348.000 vehículos en el mundo entre enero y marzo, y que produjo en ese lapso 2.367.000.

TOKIO (Thomson Financial) - El grupo japonés Toyota se convirtió en el primer trimestre de 2007 en el primer constructor automovilístico mundial, superando a su gran rival estadounidense General Motors (GM) en ventas y en producción.

Durante el mismo periodo, General Motors vendió 2.260.000 vehículos, y tuvo una producción estimada en 2.335.000, según estadísticas publicadas anteriormente por el gigante de Detroit.

Todos los analistas esperaban que Toyota, que goza de un enorme éxito en Estados Unidos, donde los fabricantes locales atraviesan no obstante dificultades, se coronara como líder planetario en el correr de 2007.

'Era casi seguro que Toyota se convertiría en el número uno mundial este año en términos de ventas unitarias. En términos de beneficios y de tesorería, Toyota ya es el fabricante más fuerte del mundo desde hace mucho tiempo', explicó a la AFP Tatsuya Mizuno, analista de Fitch Ratings en Tokio.

Toyota había anunciado a fines de diciembre que pensaba producir 9.420.000 vehículos en 2007, lo que le permitirá posiblemente conservar durante largo tiempo su nuevo título de número uno mundial frente a su rival estadounidense.

El grupo basado en Toyota City, cerca de Nagoya, en el centro de Japón, controla un 15,7% del mercado automotor en Estados Unidos, gracias a los modelos híbridos de los cuales es pionero y a sus otros vehículos que consumen poca gasolina.

Para el ejercicio 2006-2007, que culminó a fines de marzo, Toyota prevé un beneficio neto de 1.550 millardos de yenes (9.620 millones de euros o 13.000 millones de dólares), lo cual constituiría un quinto récord anual consecutivo e implicaría un alza de 13% en un año.

Su facturación anual alcanzaría los 23.200 millardos de yenes (143.000 millones de euros o 195.000 millones de dólares), un alza de 10,3% en un año.

Por su lado, GM sufrió una pérdida de 2.000 millones de dólares en 2006, a raíz de los fuertes gastos que requiere su reconstrucción en Norteamérica, donde el grupo planea suprimir 35.000 empleos.

Pero el nuevo campeón del mundo japonés, que este verano boreal festejará su 70 aniversario, asume su triunfo con modestia.

'Existe un cuento sobre tres dentistas: el primero dice que es el mejor dentista del mundo. Otro dice que es el mejor dentista del país. El tercero dice que es el mejor dentista de la ciudad', declaró en marzo Akio Toyoda, vicepresidente del grupo y descendiente de los fundadores de Toyota, en una entrevista con el diario económico Nikkei.

'Finalmente los pacientes eligen al mejor dentista de la ciudad. Lo digo siempre: convirtámonos en el mejor fabricante automovilístico de la ciudad', añadió.

La prioridad de Toyota sigue siendo la reducción de sus costos y la mejora de la calidad de sus coches, apuntó entonces.

Toyota teme que su éxito se le suba a la cabeza o, peor aún, que desencadene una serie de represalias proteccionistas de parte de Washington, como ocurrió en los años '80.

'Si existe una palabra para describir la cultura de Toyota, sería 'paranoica'', explicó Christopher Richter, analista de CLSA Asia-Pacific Markets. 'Es más bien refrescante, teniendo en cuenta que es el número uno mundial'.

tfn.europemadrid@thomson.com

AFP/cl

COPYRIGHT

Copyright AFX News Limited 2007. All rights reserved.

The copying, republication or redistribution of AFX News Content, including by framing or similar means, is expressly prohibited without the prior written consent of AFX News.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin