Empresas y finanzas

Carrefour unirá su filiales financieras para crear un gran banco europeo

  • Quiere ampliar su oferta con nuevos productos de ahorro e hipotecas en España

CARREFOUR

17:30:00
14,003
0,00%
0,000pts

El grupo de distribución Carrefour recupera viejas ideas y vuelve a tomar una iniciativa pionera. Después de que el Banco de España rechazara en 2003 la creación de un banco nacional, que iba a constituir el primero puesto en marcha en el país por una cadena de hipermercados, la compañía francesa vuelve a la carga.

Según ha reconocido el director financiero del grupo, Pierre Bouchut, la intención de Carrefour (CA.PA) es integrar a finales de 2010 todos los servicios financieros de la compañía en un solo banco europeo, para operar en los mercados de Francia, Italia, España y Bélgica.

En la actualidad, Carrefour cuenta con una pata financiera, participada al 40% por la compañía de créditos personales Cetelem, que comercializa préstamos de hasta 30.000 euros y créditos al consumo, pero ahora, con esta nueva estrategia, pretenden ofertar nuevos depósitos e hipotecas.

Aunque todavía no está definido el plan de actuación, la intención de Carrefour es pedir, en principio, la ficha bancaria en el mercado francés para operar como sucursal en el resto de países, igual que ya lo hace, por ejemplo, ING Direct. Desde Carrefour Francia reconocen esta operación aunque prefieren no dar más detalles al respecto.

La idea central de Carrefour, según aseguran fuentes del mercado, sería cambiar el régimen actual de la financiera para poder captar depósitos ya que en la actualidad no cuenta con el permiso para hacerlo. El gigante francés intenta así dar un impulso a la diversificación de su negocio en un momento especialmente complicado para el consumo, sobre todo en España.

El resultado neto de las actividades financieras de Carrefour ascendió el pasado ejercicio a 834 millones de euros, lo que representa una subida del 9% en relación al año anterior.

Caída del resultado

Como el resto del sector, Carrefour está sufriendo los rigores de la crisis, con una caída de su beneficio del 74,2% en 2009, hasta los 327 millones de euros, lastrado por el impacto negativo de 1.072 millones de elementos extraordinarios y diversos gastos relacionados con la reestructuración del negocio en algunos países de Europa.

La cifra de negocio de la segunda mayor compañía mundial del sector alcanzó los 87.379 millones de euros, un 1% por debajo del dato del año anterior.

Carrefour ha comenzado ya a tomar medidas para intentar recortar costes y volver a crecer en los próximos años. Ayer anunció que tiene previsto cerrar 21 tiendas y suprimir un total de 1.672 empleos en Bélgica, así como invertir 300 millones en tres años en el resto de los establecimientos.

En España, la situación no es demasiado boyante, pero Carrefour mantiene una apuesta firme por el país. Su facturación cayó un 5,8% en el último año, hasta 14.296 millones, aunque que en términos comparables el descenso fue del 7%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud