Empresas y finanzas

"Es increíble, pero Ikea está creciendo otra vez al ritmo de antes de la crisis"

Peter Betzel, el primer ejecutivo de Ikea Ibérica.

Sentado en una sala de reuniones redecorada para la ocasión, el primer ejecutivo de Ikea Ibérica, Peter Betzel, repasa las principales causas de un crecimiento inesperado. Mientras el consumo en España no consigue remontar el vuelo, la compañía sueca ha sabido sacar el máximo partido a su filosofía del "háztelo tú mismo" para terminar este año con unos números positivos. Hasta el propio Betzel reconoce estar sorprendido por el buen momento que atraviesa el negocio en España, a modo de regalo de Navidad.

¿Están satisfechos con el comportamiento del negocio en el mercado español?

La verdad es que estamos muy satisfechos con los resultados de Ikea en su último ejercicio. Nuestra facturación al final del ejercicio fiscal ha caído un 3,3 por ciento, pero cuando empezó la crisis, las expectativas eran mucho peores de lo que finalmente han sido. Además, si se mira la evolución del sector del hogar y decoración en España, donde la caída ha sido del 25 por ciento, es para estar muy contento. Nuestras expectativas son de crecimiento cero, aunque en estos primeros meses y de forma sorprendente, el comportamiento del negocio está siendo muy bueno. Estamos creciendo entre un 4 por ciento y un 10 por ciento desde septiembre, al ritmo de hace dos años. Es increíble, no lo esperábamos.

¿Cómo explica este crecimiento contracorriente?

A pesar de que el mercado aquí ha caído mucho, para nosotros se ha convertido en una oportunidad. Con la crisis estamos ganado cuota de mercado. Desde 2007, Ikea aumenta su cuota cada mes, sin excepción. Este año hemos aumentado 1,5 por ciento los visitantes frente al año anterior. Nuestra respuesta frente a la crisis es ser más Ikea que nunca, es decir, volver a los precios bajos y asequibles para la mayoría.

¿Se han visto obligados a poner en marcha nuevas rebajas?

Somos conscientes de que la gente tiene menos posibilidades económicas que antes, y eso es algo que tenemos siempre presente. Desde que llegamos a España, (hace cerca de 10 años) hemos bajado los precios un 30 por ciento. En el último año, los hemos reducido otro 1 por ciento. No es una respuesta de Ikea a la crisis, realmente está en el ADN de esta compañía.

¿Cuánto los bajarán al final de este ejercicio?

Es difícil de predecir, pero creemos que este año estaremos entre un 1 y un 3 por ciento. Podremos conseguirlo trabajando mejor con nuestros proveedores. Al incrementar el volumen de compra, nuestros socios te pueden hacer un precio mejor. Además, este año nos beneficiará que ha bajado el precio del petróleo, lo que influirá en un abaratamiento importante de una parte de los costes.

¿Se sienten bien tratados por la Administración en materia de nuevas aperturas?

Hay que tener en cuenta que nosotros no contamos con financiación externa para acometer nuestras aperturas. En España somos financieramente independientes, ya que todo viene de nuestros fondos propios. Consideramos que las Administraciones podrían todavía mejorar en términos de velocidad de decisiones e incluso de transparencia. Tenemos apoyo político, pero hay muchos proyectos que nos gustaría abrir cuanto antes y que se ven bloqueados por demasiados trámites.

En este sentido, la Comisión Nacional de la Competencia ha criticado que el Gobierno no aplique la directiva europea de liberalización de servicios.

Soy de los que piensan que hay que dejar al sector autorregularse.

¿Habría abierto Ikea más centros de no ser por las trabas en las licencias?

Desde que llegamos, el principal impedimento que encontramos en España es que los terrenos eran muy caros. Pero, ahora, la situación ha cambiado considerablemente, y no hay muchas empresas que estén invirtiendo en nuevas superficies. Por eso, creo que es el momento de encontrar terrenos a precios mejores. Pero no hay que olvidar que el factor político ha sido el causante en muchas ocasiones de que no nos pudiéramos instalar donde queríamos, como el caso de Valencia.

En el caso de Valladolid, se llegó a decir incluso que si encontraban más problemas, se llevarían las inversiones a otra parte.

Es cierto, pero hace unas semanas, nos reunimos en Valladolid con los representantes gubernamentales y puedo decir que la situación ha mejorado. Ésta ha sido siempre la manera de trabajar de Ikea. Tenemos el dinero y queremos desarrollarnos. En concreto, ahora tenemos previstas 12 tiendas nuevas para 2015, con una inversión de 2.000 millones de euros. Pero, lógicamente, si no encontramos los apoyos gubernamentales y las condiciones deseadas, pues nos llevamos ese dinero a otros países con el mismo o mayor potencial que España. Nuestro reto para este país a partir de ahora es abrir dos tiendas por año.

¿Cuántos empleos generarán con estas aperturas?

Con las doce tiendas que abriremos, se crearán cerca de 20.000 empleos, tanto directos como indirectos. En nuestra red propia de es- tablecimientos emplearemos a 4.500 y en el total en los centros comerciales que gestionemos serán 15.000.

La nueva estrategia de Ikea tiene que ver con la promoción inmobiliaria, ¿han cambiado su política de aperturas?

Lo que pasa es que nos dimos cuenta de que allí donde abríamos una tienda, alrededor siempre se instalaban otras empresas de la distribución y el ocio. Por eso se ha decidido hacer todo esto como un único gestor, lo que nos permite llevar los valores Ikea a nuestros centros comerciales. Además, queremos ofrecer otras actividades más relacionadas con el ocio. También nos permite tener un mayor control de acceso a nuestros centros. Cada tienda Ikea recibe entre dos y tres millones de visitantes al año. Es un movimiento natural.

¿Quiere decir que la prioridad ahora será el desarrollo del negocio en centros comerciales?

Todas las nuevas aperturas serán centros comerciales. Así lo haremos. Menos en Cataluña, que la legislación no lo permite.

¿Ve alguna señal positiva en la economía española?

R Todavía tendremos que esperar un mínimo de dos años para que mejore la situación. En Ikea tenemos claro que esta situación es una oportunidad para nosotros y lo estamos aprovechando. Quizá lo más difícil sea recuperar la motivación del consumidor.

¿Cómo valora la subida de impuestos?

Bueno, era algo esperado, pero nosotros intentaremos hacer lo nuestro, seguir bajando precios en la medida de lo posible. Eso sí, teniendo en cuenta que esta subida también la tendremos que aplicar en nuestras referencias.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum10

luis
A Favor
En Contra

Enhorabuena!!! Ya era hora que hubiera una buena noticia

Puntuación 16
#1
Ernesto García Monteserín
A Favor
En Contra

Hay que tener en cuenta que las empresas cuyos dueños tienen nombre y apellidos tienen un responsable visible detrás, en cambio las S.A. (sobre todo las más grandes) suelen tener incluso miles de dueños que son los accionistas y en ese caso no existe un responsable visible detrás.

Las personas que dirigen estas empresas son los consejeros, que aunque pueden ser accionistas no suelen ser los dueños, y en estas empresas como la mayoría de accionistas son muy minoritarios un pequeño, pero significativo grupo de accionistas nombra los consejeros.

Los consejeros entonces dirigen la compañía a su antojo como auténticos señores feudales pues se ponen el sueldo que mejor les parece y estipulan contratos en los que fijan la indemnización que cobrarán si son cesados, se van o se jubilan. Además de las primas por objetivos sin tener en cuenta si la empresa va bien o mal.

Esto está muy mal, pues debieran ser la mayoría de los accionistas los que establecieran todo esto.

Hay que tener en cuenta que cuando las primeras empresas en el mundo comenzaron a emitir acciones y se crearon las primeras bolsas de valores, la mayoría de los accionistas de esas empresas vivían en la ciudad donde tenía la sede central la empresa. Hoy en día no ocurre eso y sobre todo en las grandes empresas cotizadas, la inmensa mayoría de sus accionistas viven fuera de la ciudad donde tiene la sede central la empresa ( o en su defecto fuera de la ciudad donde se celebra la junta de accionistas) incluso en otros países. Hay que tener en cuenta además que a las juntas de accionistas no pueden, (entre otras cosas por falta de tiempo) acudir la mayoría de los accionistas de la empresa aunque vivan en la ciudad donde se celebran las juntas de accionistas.

Por lo que yo propongo lo siguiente:

Que antes de celebrar la junta de accionistas en la que se propongan a votación todos los puntos citados anteriormente. Se distribuirán, (sobre todo por las empresas que cotizan en las principales bolsas) dos listados de distintas cantidades para que se elija una cantidad como sueldo de los miembros del consejo de administración, vicepresidente, presidente, etc… Y otro en los que se establezcan las primas por objetivos de los consejeros, vicepresidente, presidente, etc…

También tiene que incluirse un apartado en el que los accionistas podrán establecer su desacuerdo si no están conformes con las cantidades estipuladas.

Otras cosas como la jubilación, que sea la que marque la ley dependiendo de lo que hayan cotizado.

La distribución de estos listados debiera hacerse en el país donde tiene la sede central la empresa y en su defecto, (si es una empresa muy grande) en los distintos países donde tiene la mayoría de las acciones o en los países en los que cotiza en sus bolsas.

Estos listados en el caso de España podrían venderse por un módico precio en lugares como los kioscos de prensa o los estancos y de esta forma los podrían comprar los accionistas, rellenarlos con sus datos y depositarlos en el banco donde tuvieran depositadas sus acciones, de esta manera si en el día de la junta de accionistas dichas acciones siguieran en su poder cada acción valdría un voto y saldría elegida la opción que más votos obtuviese.

Este escrito yo, Ernesto García Monteserín se lo enseñé a una abogado amiga mía para que desde un punto de vista legal me diera su opinión.

Me contestó que lo que yo exponía estaba bien, pero que ya existía una ley que regulaba esto que es la ley actual y la única forma de cambiar la ley era que el parlamento o el gobierno la cambiasen por ejemplo a una petición del pueblo avalada por más de 500.000 firmas, pero también me advirtió que eso no convenía ni a los que tienen el poder ni a los políticos.

Si se tiene en cuenta que con lo que yo propongo un pequeño accionista de una gran empresa no va a decidir, ( porque entre otras cosas la mayoría de las veces no lo sabe) si la empresa necesita una ampliación de capital o comprar tal empresa o vender una parte de ella.

Hay que tener en cuenta que de esto la mayoría de los pequeños accionistas no tienen ni idea, pero si pueden opinar sobre sueldo, indemnizaciones, bonos, etc… del consejo de administración y altos ejecutivos de la empresa.

Teniendo en cuenta que además en sitios como kioscos de prensa o estancos debieran poder adquirirse documentos que sirvan para convocar juntas extraordinarias de accionistas, si la mayoría del capital por medio de sus accionistas considera que la compañía no está siendo bien gestionada.

Por lo que convoco desde aquí a pequeños accionistas y a plataformas y asociaciones de pequeños accionistas a que se dediquen a recolectar firmas para que se cambie la ley actual del mercado de acciones sobre todo en las grandes empresas. Que hagan además manifestaciones para pedir esto y que esta noticia la divulguen en todos los idiomas posibles por los máximos países; que en ningún país del mundo existe actualmente una ley que proteja a los pequeños accionistas como la que yo propongo.

Si en España en vez de recoger 500.000 firmas se recogen cinco millones de firmas para cambiar la actual ley hacia una referente a los pequeños accionistas como la que yo propongo y se hacen grandes manifestaciones para que esto suceda, los políticos no tendrán más remedio que cambiar la actual ley.

Si esto se hace en todo el mundo pues no existe una ley igual en el mundo, y asociaciones y plataformas de pequeños accionistas lo promueven y apoyan, la ley que yo propongo saldrá adelante. Por lo tanto animo a los pequeños accionistas a llevarlo a cabo.

Puntuación -18
#2
escepticón
A Favor
En Contra

Al haber tanto parao, queda más tiempo y menos dinero, y entonces, gente de la construcción, o mañosos, que se quedan todo el día en casa, aprovechan para hacer las obrillas y reponer el mobiliario, cosa que no han podido hacer estos años.

pero por ejemplo, sé que los vendores de tresillos y sillones están caninos...

Puntuación 4
#3
natura
A Favor
En Contra

Bueno, me gustaría saber qué opinan los trabajadores de algunos paises terceros que fabrican sus productos.

De todas formas tengo un familiar que tiene una tienda de calzado que vende zapatos baratos, de ésos de plástico por todos lados, que también aumentó la producción y es que muchas veces dejamos de comprar cosas de mejor calidad por otras de un poco menos y más económicas, y es que el presupuesto del Español de a pié se a ajustado demasiado.

De todas formas me alegro por Ikea y por sus trabajadores, especialmente, por éstos últimos que mantienen el puesto de trabajo.

Puntuación 5
#4
mg1
A Favor
En Contra

Es mentira, en Málaga hay 4 gatos y encima no compran, en menos de 6 meses quiebran.

Puntuación 0
#5
panxito
A Favor
En Contra

pos si, lo que ikea vende es porque otros no venden, la gente con las cuatro maderas del ikea y su buen marketing salen palante, en cambio las tiendas de muebles y fabricantes estan mal, mal.

Puntuación 9
#6
Xerach
A Favor
En Contra

Que llegaron a España hace 10 años? Si en Canarias llevan abiertos los Ikea desde los años 81-82!!! No lleva años ni nada esta gente en el país...

Puntuación 7
#7
Alfredo
A Favor
En Contra

a ver si es cierto y suben los sueldos de la mano de obra que utilizan en los paises donde fabrican....

Puntuación 6
#8
uno
A Favor
En Contra

Yo he trabajado en Ikea Málaga y las ventas que se pusieron como objetivo del 2009 sólo han llegado hasta la mitad.

Puntuación 3
#9
Otro
A Favor
En Contra

¿Qué esta pasando con los trabajoadores de Ikea?, Que se lo pregunten a Peter, que desde que entró como jefe en Ikea Iberica, lo único que está creando es mal ambiente y despidiendo a gente. Y para remate, 175 trabajadores fijos de Ikea San Sebastian a la calle.

Puntuación 1
#10