Empresas y finanzas

La inversión en bienes tangibles, bajo la lupa

Bosques Naturales, Ecobosques, Arte y Naturaleza son algunas de las compañías del sector que operan con normalidad en España desde hace años

¿Rentabilidad segura? ¿Sin riesgos? ¿En bienes contantes y sonantes?
Esto es lo que ofrecían Afinsa y Fórum Filatélico, dos empresas con una larga historia que han sido acusadas de fraude por la Audiencia Nacional.

Ahora miles de españoles temen no recuperar su dinero. Los expertos están de acuerdo: las consecuencias de la situación actual todavía son incalculables.

Paco Sanz, responsable de estudios y publicaciones de ADICAE (Asociación deUsuarios de Bancos Cajas y Seguros), cree que lo que está sucediendo puede convertirse en el mayor fraude para el pequeño ahorro que ha ocurrido entre las fronteras españolas.

Por su parte, Andrés Vilacoba, uno de los principales abogados de la acusación en el caso Gescartera, afirma que los afectados se encuentran exactamente igual “que si un atracador les hubiera quitado su dinero: el Estado no se va a hacer cargo de lo que les han quitado”.

Sin supervisión
Advierte que ni el Banco de España, ni el Gobierno central, ni los autonómicos ni la CNMV se encargan de supervisar a las empresas que ofrecen inversiones en bienes tangibles (todo lo que no son acciones, fondos, emisiones de renta fija o productos financieros).

Sí están bajo la responsabilidad del ministerior de Sanidad aunque advierte que su actividad sí podría considerarse “captación pública de inversión”, lo que podría dar pie a que, a partir de ahora, sí estuvieran bajo la tutela de un organismo regulador.

En el saco de las inversiones tangibles, además de los sellos, se engloban otro tipo de productos como las monedas, los árboles o las obras de arte.

Bajo sospecha
Todos están bajo sospecha ante el escándalo, aunque los responsables de
estas empresas afirman que sus actividades no tienen nada que ver con las de Fórum y Afinsa.

Por su parte, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) alerta de que sí tienen algo en común con las dos implicadas en el supuesto fraude: no cuentan con un supervisor ni se les exige crear un fondo de garantía, como sí ocurre en el caso de las entidades financieras.

Unas de estas empresas son las dedicadas a invertir en madera. En España hay varias, como Maderas Nobles de la Sierra del Segura, Ecobosques, Foresta Natural o Bosques Naturales .

El director financiero de esta última, Julián López, niega cualquier semejanza con la inversión que proponían Afinsa o Forum Filatélico: “Vendemos los árboles (cerezos o nogales) a los clientes y nos dedicamos a cuidarlos para que, en un plazo de 20 años, alcancen su máximo valor”.

López advierte que no garantizan ninguna rentabilidad mínima, pues el
éxito de la inversión depende del precio de la madera. “La serie de precios
indica que históricamente su trayectoria es alcista, pero no hay nada que
pueda garantizarlo”, agrega.

Esta materia prima, cuyo último comprador son los fabricantes de muebles, cotiza en el mercado de futuros de Chicago.

En su página web, Bosques Naturales realiza una estimación, aunque advierte que no tiene ningún valor contractual, de la rentabilidad de sus
productos. Según este simulador, una inversión de 25.000 euros en el plan a más largo plazo (20 años) obtendría un capital superior a los 151.000 euros.

Ventas a terceros
Sin embargo, en un informe publicado en 2004, la OCU afirmaba que el
precio al que Bosques Naturales valoraba cada árbol era de 400 euros, mientras que “el coste total de cada una de ellos rondaría los 220 euros para una plantación a 25 años, según el Consorcio Forestal de Cataluña y otros viveros consultados”. López asegura que “esta comparación está fuera de lugar, porque en ningún caso son productos homogéneos”.

La posibilidad de que los compradores puedan obtener liquidez antes de que la plantación de árboles haya maximizado su valor, se contempla a través de las ventas a terceros. Bosques Naturales pone en contacto a un vendedor y a un comprador y éste último desembolsará una cantidad más elevada a la que puso sobre la mesa el primer inversor.

Bosques Naturales obtuvo un resultado neto de 1,3 millones de euros en el pasado ejercicio, concluido en el mes de septiembre, y espera facturar en torno a 15 millones en 2006, según su director financiero.

Explica además que la empresa tiene más de 2.000 accionistas y, según asegura, el fondo de capital riesgo Capital Riesgo Madrid, participado por CajaMadrid formó parte del capital hasta el año pasado con una participación superior al siete por ciento.

“Ahora estamos buscando un accionista de referencia”, agrega. Ecobosques es otra de las más conocidas compañías del sector. Su modelo
de negocio es muy similar, aunque el plazo para obtener el máximo
beneficio se reduce a 15 años.


Sin rentabilidad mínima
El consejero delegado de esta empresa, Eliseo Quintanilla, advierte también que “no puede asegurarse una rentabilidad mínima”. Además, a diferencia de BosquesNaturales, cuyas fincas están situadas en diversas provincias españolas, las plantaciones de Ecobosques están en varios países de América Latina, según su página web.

Tanto Ecobosques como Bosques Naturales afirman tener asegurados
los árboles objetos de la transacción, pero no la rentabilidad de la inversión.

Obras de arte
Las obras de arte son otro de los bienes tangibles que algunas sociedades
anuncian como inversiones ganadoras. Arte y Naturaleza es una de ellas.
La OCU afirma en su informe que invirtió 1.200 euros, a cambio de dos serigrafías de un artista húngaro, y que, transcurridos seis meses, la empresa se compromete a recomprar las obras por un importe superior al inicial, garantizando una rentabilidad anual que ronda el 8 por ciento.

La organización de usuarios afirma que se puso en contacto con dos casas
de subastas y le comunicaron que, en el caso de que estuvieran interesados, sacarían a subasta las dos serigrafías por un precio de salida entre 60 y 120 euros”.

Desde esta empresa, que tiene presencia en lamayor parte de España, se ha asegurado que su actividad no tiene nada que ver con las de las empresas intervenidas y ha declinado hacer más declaraciones “por respeto a las decisiones judiciales”.

Otra empresa es Afinworld, que asegura en su página web estar dedicada “a planes de ahorro e inversiones en obras de arte”. Sus áreas de actuación son los mercados financiero, inmobiliario y del automóvil además de los bienes tangibles de colección y los metales y las piedras preciosas”.

Según su página en Internet, tiene varias soluciones de inversión, entre
las que destaca un plan de aportaciones anuales con un mínimo de 600 euros.

La rentabilidad sería similar a la ofrecida por un depósito de interés creciente y llegaría hasta el 8 por ciento anual.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint