Empresas y finanzas

Hasta 36.000 euros se pagan por el último anuncio de fin de año

Los protagonistas del nuevo anuncio de Freixenet, Gwyneth Paltrow y Ángel Corella. Foto: Archivo

Dos frases protagonizan siempre los minutos previos a las campanadas: "Primero vienen los cuartos" y "¿cuál será el último anuncio del año y el primero?"

Lo que para los espectadores supone incertidumbre, para las cadenas de televisión es uno de los momentos de mayores ingresos publicitarios.

Anuncios de telefonía móvil, bancos, higiene y belleza protagonizan esos últimos y primeros instantes del año que se va y del que viene. En este caso las "telecomunicaciones y las bebidas protagonizarán esos minutos", aclaró Jorge Serrano, director de negociación de televisión de Media Planning. Un anuncio destaca por encima del resto; Freixenet llega incluso a aparecer como un espacio más y queda reflejado en la parrilla de programación en ese último día. Eso sí, no ha ocupado desde el 2001 ni el primero ni el último del año.

En T5, Nokia protagonizará el último anuncio

Lo que sí ha podido saber elEconomista es que la cadena que preside Alejandro Echevarría despedirá el 2006 con el anuncio de Nokia, que tendrá una duración de 45 segundos. Los anteriores serán Puleva, Movistar y Turismo de Canarias. Será Volvo el que primero abra las ventanas del nuevo 2007 en Telecinco. El spot durará 20 segundos y estará seguido de Turismo de Canarias, Movistar y Puleva de nuevo. Y es que la cadena este año parece que ha negociado en pack.

Las relaciones entre las televisiones y los anunciantes de cara a las navidades comienzan a mediados de septiembre. Éstas subastan un espacio y los anunciantes lo compran. "Salen con precios muy altos. Se llega a pedir hasta 6.000 euros el segundo", señala Serrano.

Fuentes de Antena 3 señalaron que es a partir de septiembre cuando se empiezan a fijar las tarifas "excesivas, nunca se aceptan". El precio para el último anuncio ronda los "80.000 euros mientras que para el primero se fija en 60.000".

TVE1, la más vista

El anunciante escoge la cadena en función de la audiencia. El año pasado hablaron por sí solas. TVE1 se llevó la palma acaparando el 49,2 por ciento de cuota de pantalla (6.811.000 espectadores) seguida, aunque de lejos, por Antena 3 con un 13,7 por ciento (1.915.000), Telecinco con 9,4 por ciento (1.312.000) y Cuatro con 2,5 por ciento (349.000). La cadena pública tuvo un 70 por ciento de cuota de pantalla en los últimos minutos del año.

Precisamente por eso TVE1 llegó a cobrar hasta 8.600 euros por segundo en el primer spot. "Se llega a pagar hasta 36.000 euros por un anuncio de fin de año según el minutaje", señaló Serrano. Como en esta ocasión se han abierto nuevos canales de televisión, la audiencia, publicidad y el dinero estarán más repartidos.

Espacios en venta

Pero, ¿están ya todos los anuncios cerrados? "Depende de cada cadena, en TVE está todo prácticamente, pero hay spots que incluso se cierran el mismo día", aclaró Serrano. Por cierto, la cadena pública recibirá el 2007 con el anuncio de INGDirect que además estrenará nuevo lema, como ya adelantó elEconomista.

La cadena que preside José Manuel Lara emitirá, para decir adiós a 2006, un spot de Polaris World por el que se embolsará unos 50.000 euros. El anuncio encargado de recibir el nuevo año será Climatización del Mediterráneo que pagaría poco menos que el anterior.

Las televisiones son reticentes a hablar de su caché por no dejar "con el culo al aire al anunciante", señalaron desde una cadena. Es TVE 1 la que se lleva la palma en cuanto a tarifas publicitarias, ya que acapara más de la mitad de la audiencia en los minutos previos a fin de año.

El 2005 los encargados de despedir el año y recibir el 2006 fueron: La Caixa Obra Social y McDonal´s (TVE1 y La2), Nokia y Polaris World (Antena3), Nokia y HP Invent (Telecinco) y Andalucía Turismo y Movistar (Cuatro). Al menos tres de ellos vuelven a repetir, lo que significa que pagar cantidades astronómicas por menos de un minuto les es rentable. Las tarifas después de la última campanada disminuyen de precio, ya que está comprobado que según acaban las uvas, se desconecta rápidamente de la televisión; será para brindar.

Cadenas que hacen su agosto en diciembre y anunciantes que no escatiman en gastos para acaparar esos segundos tan cotizados y rentables.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint