Empresas y finanzas

La Comisión Europea da vía libre a un IVA reducido para el autoconsumo

  • Propone eliminar las exenciones a fertilizantes, pesticidas y combustibles fósiles
Foto: Dreamstime

La Comisión Europea ha abierto la puerta a la aplicación de un IVA reducido del 5% para el autoconsumo de uso residencial con la intención de incrementar su uso para conseguir los objetivos del Pacto Verde europeo.

El autoconsumo cuenta desde el pasado mes de abril en España con un tipo reducido del 10% siempre que se enmarque en una rehabilitación y que suponga menos del 40% del coste de la obra, pero el sector reclamaba desde hace tiempo una rebaja al 5% para poder agilizar su implantación.

De acuerdo con un estudio del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), el autoconsumo puede alcanzar entre 9.000 MW y 14.000 MW de potencia instalada en 2030.

Desde 2018, cuando se puso fin al llamado impuesto al sol, el autoconsumo se ha multiplicado por 2,5 hasta alcanzar casi 600 MW instalados durante el año 2020 y para este 2021 se prevé un aumento de aproximadamente 1.000 MW, con lo que el total acumulado podría llegar a los 2.500 MW. Además, la CNMC espera que se cuadruplique el número de clientes durante 2022.

La propuesta de reforma de la directiva, que fue analizada el pasado 7 de diciembre por el Consejo Europeo, facilitará al Ejecutivo español una nueva reducción y abre la posibilidad también de que los Gobiernos europeos lo puedan extender a las calefacciones y sistemas de aire acondicionado considerados sostenibles, el acceso a Internet, bicicletas (incluidas las eléctricas), sillas de bebé y asesoramiento legal en materia laboral.

Quiere incluir bicicletas, acceso a Internet y calefacción sostenible en los tipos mínimos

Asimismo, el Consejo Europeo quiere eliminar las exenciones para los combustibles fósiles u otros materiales con similares efectos en las emisiones como la madera antes del 1 de enero de 2030 o los pesticidas químicos o fertilizantes antes del 1 de enero de 2032.

Íñigo de Amorebieta, consejero delegado de Otovo, una compañía especializada en la instalación de autoconsumos, explica que el sistema actual de autorizaciones "sobrecarga a una administración pública ya saturada, además de alimentar la inflación, en un sector donde ya se observan fuertes incrementos de precio, alimentados por un esquema actual de ayudas que hace al cliente menos sensible a estas subidas. Adicionalmente, la complejidad administrativa ha favorecido la aparición de agentes para tramitar estas ayudas. Estos intermediarios están quedándose con grandes cantidades de este dinero (300-500 euros por instalación) por procesar el papeleo".

Para evitar esta situación, el Gobierno ha aprobado esta semana que todos los proyectos menores de 100 kW queden exentos de presentar garantías económicas para tramitarse. Además, las distribuidoras deberán disponer de canales de comunicación abiertos -como un número de teléfono gratuito o una dirección electrónica- para atender consultas y obtener información relativa a los expedientes de acceso a la red de instalaciones de autoconsumo. Al igual que con la recarga eléctrica, el RDL actualiza el régimen sancionador para evitar retrasos en los procesos de tramitación y alta de las instalaciones.

Según explica Solar Profit en su folleto de salida a bolsa, España cuenta ya en estos momentos con un mercado muy desarrollado en autoconsumo. En primer lugar, existen empresas en cuya área de actuación se encuentran las compañías especializadas en la instalación de placas fotovoltaicas como Solar Profit o Contigo Energía. Estos pueden actuar tanto en el segmento residencial como industrial (por ejemplo, Solarwatt), o se pueden especializar en uno de ellos (como Greening o EiDF, que satisfacen exclusivamente la demanda de carácter industrial).

En segundo lugar, se encuentran las compañías eléctricas que han empezado a incluir servicios de estudio o instalación fotovoltaica. Estas compañías mayoritariamente subcontratan el servicio. En este grupo se ubican empresas como HolaLuz, Naturgy, Iberdrola o EDP.

En tercer lugar, existen los vendedores en grandes superficies (muebles, productos de bricolaje, de construcción, etc.), entre los cuales se incluyen placas solares. Los vendedores no están especializados en la instalación de placas, por lo que generalmente existen acuerdos con terceros, para que realicen la instalación o pueden vender paneles fotovoltaicos DIY (Do It Yourself) con accesorios para la autoinstalación. Finalmente, los consumidores pueden encontrar servicios de instalación de paneles a través de diferentes marketplaces, donde pueden comparar presupuestos.

EiDF tiene pedidos por 110 MW

EiDF, especialista en instalaciones de energía solar fotovoltaica, cierra el presente ejercicio con pedidos en curso en el área de autoconsumo por valor de 110 MW, equivalentes a un importe aproximado de 65 millones de euros, para ejecutar en 2022. Esto supone una mejora sustancial respecto a las previsiones de ingresos para el ejercicio de 2022 recogidas en el plan de negocio aprobado para los próximos cuatro años. La compañía registró este año su récord de ventas semanal, consiguiendo firmar obras por un volumen de 17,5 MW, equivalentes a 13 millones de euros, en la tercera semana de octubre.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud