Empresas y finanzas

Los operadores 'gastan' lo mismo en un SMS que en una llamada perdida

Es uno de los secretos mejor guardados de la industria de las telecomunicaciones, quizá por la cuenta que les tiene: los recursos de red empleados en un mensaje corto (SMS) son idénticos a los de una llamada perdida. Es decir, a un operador de móviles le cuesta exactamente lo mismo un SMS que una llamada rechazada, en ambos casos menos de 0,0020 euros.

Por el contrario, el precio para los usuarios es muy diferente. En un caso pagan 0,15 euros históricamente por cada mensaje corto enviado, mientras que en otro es gratuito.

Según han explicado a elEconomista expertos en telecomunicaciones, el recorrido por los circuitos de señalización de un SMS y una llamada perdida es coincidente, siempre que se trate de comunicaciones entre usuarios del mismo operador (tráfico on net) y en el supuesto de que la llamada perdida incluya un aviso de notificación de la misma. Esto último es un servicio habitual en la mayoría de las compañías de móviles, ya que de esa forma se incentiva la realización de una llamada que, a la postre, recompensaría con creces el coste de la notificación.

Las mismas fuentes precisan que ambas actividades emplean recursos excedentes de la red de GSM, cuyo coste unitario para el operador resulta insignificante. "Es difícil calcularlo, pero una vez descontado el gasto de marketing, el impacto contable de un mensaje corto gestionado dentro de la misma red viene a ser entre 60 y 75 veces menos de lo que el operador cobra por el mismo". La misma fuente asegura que "todo en los SMS es margen de beneficio, quizá superior al 7.000%, por lo que todos los ingresos obtenidos por los mensajes van directamente a la cuenta de resultados". De lo anterior se desprende -añade- "que cualquier rebaja en este negocio afectaría directamente en el margen de EBITDA, y eso es sagrado. Ningún operador tocará la gallina de los huevos de oro hasta que alguien se lo imponga", explican los ingenieros consultados.

Ambas actividades emplean recursos excedentes de la red de GSM, por lo que el margen comercial de un SMS supera el 3.000%, una vez excluido el gasto publicitario. "Sólo hay que pensar que el operador no pierde en las promociones de paquetes de SMS, ni incluso cuando el usuario alcanza el límite de la promoción". A modo de ejemplo, Vodafone regala estos días 6.000 SMS a los clientes que capten procedentes de otro operador.

El precio nominal de los SMS de los operadores principales no se ha rebajado desde mediados de los 90, cuando costaban 25 de las viejas pesetas (0,15 céntimos). Este precio es un 50% más caro que la media europea, según un estudio de Czech Telecom Office.

Los ingresos por SMS obtenidos en 2008 en España superaron los 1.744 millones, lo que representa el 12% de la facturación de los operadores de móvil.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud