Empresas y finanzas

El recorte de Ribera facilita la entrada de IFM en el capital de Naturgy

El consejo de administración de Naturgy se reunió ayer para valorar la opa del fondo australiano IFM. El máximo órgano de administración tiene que dar a conocer su opinión sobre la oferta esta semana pero, según fuentes del mercado consultadas por este diario, se espera que del mismo salga un comunicado a la CNMV en las próximas horas en el que se indique que la oferta del inversor australiano no refleja el valor de la compañía tras la presentación del plan estratégico. En dicho comunicado, el consejo no pedirá explícitamente un incremento de la oferta del fondo.

Para llevar a cabo la valoración, el máximo órgano de administración de la compañía ha contado con el asesoramiento de Citi y del bufete Freshfields, colaboradores habituales de la entidad, pero en fuentes financieras se duda de que sus informes puedan recoger ya en este momento el impacto de la reforma de Ribera en la valoración de la compañía.

Criteria, principal accionista de la gasista, inició el pasado 18 de mayo una oleada de compras de títulos de Naturgy que le ha llevado a incrementar su participación desde el 22% hasta casi el 26% del capital y que ha permitido mantener el valor frente a las caídas que han experimentado algunos de sus principales competidores durante el año, como Endesa e Iberdrola, que acumulan ya retrocesos superiores al 15% en el ejercicio. Sonatrach, el otro gran accionista de la compañía, con cerca de un 4% del capital, tampoco piensa desprenderse de su participación, ya que es clave para Argelia el desarrollo de los planes de crecimiento de Medgaz y la venta de gas a Europa y más en un año como este en el que dicho abastecimiento será estratégico.

La oferta de IFM no contará con el apoyo de CVC y GIP por expreso deseo del fondo que les pidió antes de lanzar la opa que no vendieran su participación en la operación. Entre ambos controlan el 40% del capital de Naturgy. Es decir, que en total hay alrededor del 70% de los títulos que no se va a mover por esta oferta de compra. Riesgo regulatorio El 30% restante será el que tendrá la llave del éxito o fracaso de la oferta de IFM. El fondo australiano puede verse beneficiado de la inseguridad jurídica que ha provocado la reforma de la vicepresidenta Teresa Ribera y la confiscación de 2.600 millones de los resultados de las eléctricas para garantizar el éxito de su opa.

Frente a una oferta que se había ido reduciendo por el pago de los dividendos de Naturgy, el atractivo de la misma puede haber cambiado esta misma semana. Prueba de ello, indican en fuentes financieras, la encontramos en la fuerte caída que han registrado las compañías energéticas desde principios de año y la debacle que acaban de sufrir tras conocerse las medidas puestas sobre la mesa por el Gobierno. La reforma energética de Ribera ha hecho que en estos últimos días las valoraciones de las eléctricas se reduzcan notablemente y que en numerosos informes de bancos de inversión internacionales España vuelva a ser protagonista por la inseguridad jurídica. No obstante, Naturgy ha sido una de las empresas menos afectadas por los cambios, ya que en lo que respecta al gas, las medidas resultan neutras, y lo que supone de recorte de beneficios para la generación no emisoras apenas afectaría a 4.000 MW de la compañía.

Preocupación en Australia

Fuentes financieras indican además que hay preocupación en el fondo australiano por las medidas adoptadas por el Gobierno pero, a la vez, se muestran optimistas en que servirán para facilitar el éxito de la oferta. En opinión de estas mismas fuentes, los títulos de la compañía podrían retroceder hasta un 35% si no existiese la opa y creen que se podría llegar incluso a una situación en que tuviese que llevarse a cabo un prorrateo, es decir, que hubiese más títulos a la venta de los que el fondo quisiera comprar. IFM mantiene en su folleto de la operación el límite de aceptación mínima del 17%, pero abrió la puerta a poder reducirlo hasta el 10% si fuera necesario, un extremo que no afectaría a la financiación de la oferta y que seguiría garantizado si solo se alcanzarse dicho porcentaje. El plazo de aceptación de la oferta finalizará el 8 de octubre después de algo más de un mes para poder aceptar la operación. Fuentes financieras aseguran también que las condiciones planteadas por el Gobierno a IFM solo las podría aceptar un fondo de estas características y auguran mayores recortes de dividendo en la gasista. Al cierre de esta edición, el consejo de administración de Naturgy no había comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores su postura sobre la oferta de compra planteada por el fondo australiano IFM.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin