Empresas y finanzas

La hora del Real Estate 'líquido': fluir para innovar

  • Tribuna de Tomás Gasset, CEO de Urbania
Tomás Gasset, CEO de Urbania

"Todo es más fácil en la vida virtual, pero hemos perdido el arte de las relaciones sociales y la amistad". Son las palabras del sociólogo y filósofo polaco Zygmunt Bauman -uno de los intelectuales clave del siglo XX- y que, a pesar de haber fallecido en 2017 -antes del COVID- reflejan el momento histórico que vivimos, donde las barreras entre el mundo virtual y físico se difuminan en ámbitos como el trabajo, la formación, el ocio... y, por supuesto, la vivienda.

Bauman acuñó el concepto de 'modernidad líquida' para retratar un momento presente en el que todo es rápido, efímero y donde desaparecen las relaciones 'sólidas'. Adiós a los trabajos y las hipotecas para toda la vida, bienvenidos a un mundo cambiante, flexible y atractivamente incierto.

Nuestro real estate es y será testigo de estos cambios en los hábitos de vida de los consumidores. Y me atrevo a decir que vamos a saber aprovechar las oportunidades que nos brinda este cambio de paradigma. Avanzamos, con paso firme, hacia un modelo de 'real estate líquido', si se me permite este 'guiño' a la filosofía de Bauman, donde el único camino posible para la supervivencia es la innovación constante, tanto en los procesos de construcción, como en el concepto y por tanto en el producto final.

"Vamos a crear espacios y proyectos híbridos entre vivienda, ofician y ocio"

Algunos piensan que ha sido el COVID el generador de este cambio de paradigma, mi opinión -como uno más de los que llevamos tiempo anticipando este nuevo 'orden social'- es que la pandemia, simplemente, ha servido de acelerador de los grandes cambios que ya estaban en ciernes.

El 'Live Work Play & Learn' como paradigma de un modelo híbrido de proyectos

1) Vamos a crear espacios y proyectos híbridos. Vamos a diseñar conceptos flexibles donde la frontera entre la vivienda, la oficina y los espacios de ocio y aprendizaje se difuminan.

2) Los años del básico "brick and mortar" se han acabado y entramos en la era del "real estate as a service", donde la gestión de las operaciones en las inversiones de activos alternativos se convertirá en clave y determinante para la creación de valor de los portfolios.

3) Dejamos de ser simplemente "vendedores de pisos" y pasamos a ser "facilitadores de nuevos estilos de vida", incorporando servicios hasta ahora desligados de las propias viviendas e incluso proporcionando productos de consumo accesorios.

4) Haremos desarrollos "mixed-use" donde -en un mismo proyecto- cubriremos todas las necesidades en las diferentes etapas de la vida de una persona: residencia de estudiantes, Co-living, Microliving, tradicional Build to Rent, Senior Resort, etc... Y cada uno de los proyectos tendrá su correspondiente oferta de servicios, ligada a las necesidades propias de cada grupo de usuarios. Todo ello generará un intercambio y una riqueza cultural -y generacional- apasionante.

La consolidación de la construcción industrializada

1) La construcción industrializada se consolidará de la mano del boom de la inversión en alternativos y la necesidad de prácticas mas sostenibles y exigencias medioambientales de los fondos intervinientes.

2) La tecnología y la sensorización inteligente de los edificios, algo únicamente realizable en entornos fabriles, nos permitirá anticipar las necesidades y los usos de nuestros usuarios y nos hará mas eficientes en la operación.

La irrupción de la financiación alternativa

1) La forma en la que vamos a financiar los proyectos va a cambiar radicalmente, los bancos van a tener menos presencia y la financiación alternativa va a "anglosajonizar" los modelos de financiación con híbridos entre deuda y equity.

2) La construcción industrializada off-site y la consolidación del mercado de alquiler frente al de venta requerirá una flexibilidad que va a tambalear los principios de riesgos de la banca tradicional.

En definitiva, tenemos ante nosotros la oportunidad de modernizar el sector, haciéndolo más estable y menos expuesto a los históricos ciclos. Podemos desencorsetarnos y aprender a adaptarnos mejor a las necesidades del mercado.

¡Bienvenidos a la nueva era del 'real estate líquido'!

Parafraseando el maestro Bruce Lee: "You better be water, my friend".

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 2
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Usuario validado en Google+
Felipe Garcia
A Favor
En Contra

"You better be water, my friend?", joder, parafraseas anadiendo "You better" al principio de lo que literalmente dijo, gran parafraseador!

Puntuación 0
#1
Usuario validado en Google+
Felipe Garcia
A Favor
En Contra

"You better be water, my friend?", parafraseas anadiendo "You better" al principio de lo que literalmente dijo, gran parafraseador!

Puntuación 0
#2