Agua y medioambiente

Guerra por los aceites y grasas de cocina usados

  • Ayuntamientos como el de Sevilla quieren hacerse con el pastel

Los aceites y grasas de cocina usados son agentes contaminantes; un solo litro es suficiente para contaminar 1.000 litros de agua, por lo que son una preocupación ambiental de primer orden. Cada hogar produce anualmente una media de 12 litros y el coste del tratamiento de las aguas contaminadas con ellos asciende a cuatro euros por hogar y año, lo que arroja un coste superior a los 70 millones anuales en España, aunque hay otras estimaciones superiores. Más noticias en el suplemento gratuito Agua y Medio Ambiente.

Por otro lado, resulta que los aceites y las grasas de cocina usados -todo se mezcla tras pasar por los fogones- son valiosos como materia prima para fabricar biodiésel, el biocarburante renovable.

Por consiguiente, su recogida y el tratamiento es una prioridad para los municipios, que tratan de concienciar a la población a fin de que no los tiren por el desagüe del fregadero, a la par que procuran facilitarles la recogida, instalando bidones y contenedores específicos para ello.

Barcelona, por poner un ejemplo, inició en septiembre un programa que aspira, gracias a 200.000 nuevos recipientes retornables, a incrementar un 20% el volumen de aceite recogido en la actualidad -casi el 90% se convierte en biodiésel- y llegar a los 335.000 litros anuales.

Ahora bien, la recogida de este tipo de aceites es mucho más fácil en el caso de la hostelería. Aquí son gestores autorizados los que se encargan de retirárselos, a cambio de un pago que puede ascender a varios cientos de euros anuales; es decir, aporta ingresos a los hoteles, cafeterías, restaurantes...

Según las estimaciones de la Asociación de Gestores de Residuos y Subproductos de Aceites y Grasas Comestibles (Geregras), cada año se gestionan en España unas 135.000 toneladas de aceites, lo que genera un mercado de unos 80 millones de euros anuales en todo el país.

¿Residuo o subproducto?

La normativa europea considera que los aceites de cocina usados no son residuos, sino subproductos animales no destinados al consumo humano. Así se entiende explícitamente en casi todas las comunidades autónomas, que cuentan con un registro específico para las empresas autorizadas a tratarlos, la mayoría socios de Geregras. Sin embargo, Andalucía ha decidido interpretar la normativa a su modo y considera que los aceites sí son residuos. El cambio de clasificación ha dado pie a que algunos ayuntamientos, como Sevilla, Puerto Real y San Fernando, hayan modificado su recogida, otorgándola en régimen de monopolio a una empresa concesionaria, en detrimento de las empresas que venían desarrollando esa labor, y obligando a los hosteleros a entregar los aceites usados sin percibir ningún tipo de compensación a cambio.

El caso paradigmático es Sevilla. El pasado mes de octubre entró en vigor una nueva Ordenanza de Limpieza -famosa porque sanciona con multas de hasta 750 euros a quienes rebusquen en los contenedores-, que otorga la gestión de todos los aceites y grasas de la ciudad a la empresa Biouniversal. Ésta ganó la correspondiente licitación, por 10 años, y debe instalar 1.000 contenedores de calle; a cambio, entregará al Ayuntamiento 50 euros anuales por cada contenedor y 25 euros por cada establecimiento; además, hará una campaña informativa anual con un coste mínimo de 10.000 euros.

De acuerdo con Geregras, el negocio de la recogida de aceites y grasas del circuito Horeca en Sevilla asciende a 2,5 millones de euros anuales e implica a 30 empresas, con 300 empleados, que se han visto, de la noche a la mañana, sin posibilidades de seguir trabajando, a pesar de tener todas las autorizaciones en regla, estar acreditadas como gestores autorizados y disponer de contratos con los hosteleros. A la vez, los 10.000 hosteleros sevillanos han visto volatilizarse los ingresos que percibían por entergarles los aceites, que suponían otros dos millones de euros anuales, y deben servir sus aceites a Biouniversal bajo pena de sanción económica.

Geregras denuncia arbitrariedad en la adjudicación, oscurantismo en el consistorio -ha recibido la callada por respuesta- y el atentado que se comete contra la libre competencia. La Asociación ha denunciado el caso a los tribunales, a las autoridades de competencia autonómicas y nacionales, y prepara otra denuncia ante la Comisión Europea. La Federación Española de Hostelería (Fehr) defiende a sus miembros y respalda el planteamiento de Geregras; su secretario general, Emilio Gallego, califica la situación en Andalucía de "claro ejemplo de ruptura del mercado único nacional".

Convenio con el Ministerio de Medio Ambiente

La cosa puede ir a más: el nuevo modelo concesional podría extenderse por el resto del territorio. Se intentó en Málaga, que dijo que no, en Cádiz, que aceptó, pero no incluyendo el circuito Horeca en la concesión, y ha habido conversaciones con los municipios de Córdoba, Madrid y Valencia. Fuentes de Geregras confiesan que en el sector "hay miedo" y reclaman "una normativa de ámbito nacional, con más trazabilidad y sin monopolios".

Geregras y Fehr han apelado a la autoridad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y las tres entidades han firmado un convenio que debería ayudar a contener la expansión. Gracias a él mejorará la coordinación de los gestores, se elaborará una guía de buenas prácticas y, lo más importente, se ha creado una Comisión de seguimiento del sector, que también atenderá las denuncias sobre operaciones ilegales.

No es raro que haya robos en los contenedores -en noviembre se detuvo a tres personas acusadas de sustraer 40.000 litros en Almería- y cabe la posibilidad de que esos aceites acaben donde no deben. Así se descubrió en Taiwán en octubre: una red ilegal los introdujo en la cadena alimentaria, afectando a la mitad de los 23 millones de habitantes de la isla.

comentariosicon-menu18WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments

Comentarios 18

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

jrv
A Favor
En Contra

Los aceites usados tirados por la fregadera contaminan los mares.

Entregarlos para su reciclaje evitaria lo comentado y ayudaria a combustibles diesel mas baratos.

Puntuación 35
#1
Carlos
A Favor
En Contra

Ya era hora de que se comenzase a concienciar del poder contaminador del aceite usado.

Debería acelerarse y facilitarse la adaptación de puntos de recogida y reciclaje en todas las ciudades.

Puntuación 25
#2
Alberto
A Favor
En Contra

Eso son cosas que hay que fomentar. Es muy bueno para el medio ambiente, tanto desde el punto de vista de tirar aceite al desagüe y contaminar el agua, como para crear biocombustible. Además de generar empleo.

Puntuación 18
#3
Que listo es
A Favor
En Contra

Pues que me los entreguen a mi. Yo pongo el transporte para recogerlo.

Puntuación 29
#4
Usuario validado en elEconomista.es
Ivano
A Favor
En Contra

En mi casa lo recogemos y hacemos detergente para la lavadora. Mirad tutoriales en youtube. Para biodiesel es imposible utilizarlo de forma casera, y al final, acabas dandoles un aceite para que despues no te den ni las gracias. Cuidemos el medio ambiente y de paso a nosostros mismos.

Puntuación 38
#5
Hurl
A Favor
En Contra

Cuanto aceite echa la gente a la sarten? A mi no me sobra aceite, mas allá del que se queda pegado y que hay que quitar con fairy.

Puntuación 21
#6
ya esta bien
A Favor
En Contra

#4 tu si que sabes y no todos los pardillos cococomidos.

Aceite + sosa = jabon. hablamos de acietes vegetales, otra cosa es el mineral de vehículos.

Puntuación 16
#7
beltenebrós
A Favor
En Contra

¡¡Mira que son simples la gentes de mas arriba!!; en casa no se tira un solo gramo de aceite.

La razon es bien sencilla so borricos, hacer uso de las comidas fritas al minimo, por ejemplo freir patatas; el aceite sobrante se guarda y se usa para otros guisos. El aeite por supuesto debe de ser ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA -en DIA vale 2,99 Euros litro- y no otros so cenutrios, que ya os veo lss intenciones.

No me extraña que el pais vaya de cu.lo -como siempre por cierto-, con semejantes cuidadanos que no hacen mas que delpifarrar

Puntuación -16
#8
Benancio Matias.
A Favor
En Contra

Los residuos son gestionados como nuevas materias primas para crear otros productos.

Los ciudadanos lo damos gratis, a pesar de haberlos pagado y otras personas se aprovechan de esa situacion para crear "reciclarlos".

Luegos volveras a pagarlos.

Que sepan que el papel higienico con el que te has limpiado hoy puede ser el mismo papel con el que me limpie yo ayer.

suerte...

Puntuación 8
#9
sardinas llevo
A Favor
En Contra

Pues yo siempre lo guardo para llevarlo a un punto limpio. Lo de usar aceite usado para hacer jabón es viejo, pero si es de freir pescado...puede servir para vaciar un vagón de metro en horas punta, ja, ja, ja

Puntuación 6
#10
Sean
A Favor
En Contra

Pues que fabriquen biocombustibles, si no se tiran es porque no les interesa vender el biodiésel. Pero es que siempre es lo mismo, lo que le da dinero al Gobierno es lo que contamina, porque a éso se le pone impuestos especiales, el resto se lo pasan por el forro de sus caprichos

Puntuación 7
#11
Usuario validado en elEconomista.es
Juliocesar
A Favor
En Contra

de acuerdo con el 9.

añado un matiz.

No solamente se los damos gratis sino que, además de costarnos dinero cuando lo compramos, tenemos que pagar impuestos de reciclaje para que lo retiren con lo que el negocio es perfecto para todos, menos para el pagano.

¿por qué esas empresas o los ayuntamientos no pagan un mínimo por litro reciclado?

Y si quieren las empresas y los ayuntamientos luego hablamos del medio ambiente.

Puntuación 17
#12
Pascual
A Favor
En Contra

Yo llevaba al punto limpio de mi ciudad (Madrid) el aceite usado en casa, ya... paso. Cuando llegas al punto limpio el operario dice que su obligaión no es cogerlo ni manipularlo. Lo tienes que llevar tú con tus manitas. O sea, que el operario cobra por ello, lleva la ropa adecuada para ello y unos guantes y equipo para ello, pero no lo hace "porque no es su obligación". Yo reciclo en mi casa, separo las basuras, lo bajo al contenedor o lo llevo al punto limpio y encima pago la tasa de basura, el ayuntamiento hace negocio con mi esfuerzo y el del punto limpio pasa de todo. Pues eso... yo todo al mismo cubo.

Puntuación 13
#13
paquito
A Favor
En Contra

Pos yo me da igual .No voy a colaborar más en joderme la vida a mí y en hacer millonario a otro asín que voy a tirar tooo el aceite que me salga pol fregadero

Puntuación 2
#14
QUEOSDEN FACHAS
A Favor
En Contra

PUES DESENLO AL MINISTRO SORIA. QUE LE GUSTA MUCHO. QUE DICE QUE MARAVILLOSO. PONÉRSELO TODO EN LA PUERTITA DE SU CASA

Puntuación 3
#15
unomas
A Favor
En Contra

Si pagasen en metálico por el aceite usado en los hogares, se recogería la mayoría del aceite.

Es cuestión de que sea rentable para las empresas que lo gestionan.

Puntuación 4
#16
la sustanciera
A Favor
En Contra

6 A mí no me sobra ni ese, le echo agua, le rasco con la cuchara de madera, lo caliento y salsa con los restos para la comida de los animales. La sustancia, sin sustancia.

Puntuación 3
#17
culpa nuestra siempre
A Favor
En Contra

No será como las medicinas que luego dicen encima que derrochamos, nos persiguen y suben de precio y menos cantidad, después de hacer el... nos la meten doblada.

Puntuación 5
#18