Agro

El campo, en guardia ante la aparición de enfermedades en los cultivos por las abundantes lluvias

Óscar Salafranca, agricultor

Las abundantes lluvias obligarán a incrementar los tratamientos para evitar problemas que en el caso de la Roya puede acabar rápidamente con el 50% de la cosecha.

La tan esperada lluvia ha devuelto la vida a unos campos muy necesitados de agua llenado de esperanza una campaña que esperamos que haga olvidar el desastre del año pasado.

La alegría por borrascas tan sucesivas que han llenado generosamente los pluviómetros, no ha hecho bajar la guardia al agricultor, que sabe que debe estar más alerta este año. La aparición de enfermedades es más previsible ya que las condiciones que se están dando son más propicias.

Las enfermedades fúngicas en los cereales si no se vigilan y controlan, pueden arruinarnos un buen año. Algunas de ellas como la Septoriosis (Septoria tritici y Septoria nodorum) y las Royas (parda y amarilla) son muy agresivas extendiéndose muy rápidamente pudiendo acabar con hasta el 50% de nuestra cosecha.

En este sentido, BASF recientemente ha lanzado Priaxor EC, un nuevo estándar en el control de las enfermedades de los cereales gracias a la gran eficacia que aporta la combinación de los sus dos ingredientes activos: el Xemium (fluxapiroxad) y la estrobilurina referente, F500 (piraclostrobin). Xemium es una innovadora molécula desarrollada por BASF, cuya estructura única le confiere una movilidad excepcional dentro de la planta, facilitándole el acceso al hongo para eliminarle de forma más rápida y eficaz con respecto a los demás SDHI (inhibidores de la enzima succinato dehidrogenasa) del mercado.

"Priaxor EC es la evolución del Lovit Comet ya que presenta todas sus ventajas y es todavía mas eficaz en cebada donde tiene mayor efecto preventivo y curativo", explica Silvia Martínez, Crop Manager de Cultivos Extensivos de Cereales en BASF. Este año, Priaxor EC por primera vez se presenta en un pack mezclado ya que hasta el año pasado se vendía la mezcla por separado lo que facilitará su uso al agricultor.

Una de sus ventajas es su amplio espectro y su elevado nivel de control máximo contra las principales enfermedades fúngicas de los cereales: Helmintosporiosis, Rincosporiosis, Roya Parda y Ramularia en cebada, y Septoriosis (Septoria tritici y Septoria nodorum), Royas (parda y amarilla) y Dreslera en trigo. "Priaxor EC es el único fungicida del mercado registrado contra Ramularia, una enfermedad muy extendida en países centroeuropeos y que en los últimos años está adquiriendo mayor importancia en algunas zonas de España", señala Martínez.

Uno de los aspectos más valorados de esta nueva innovación en el campo de las enfermedades fúngicas es que con Priaxor EC el agricultor minimiza el riesgo de aparición de resistencias, ya que se combinan 2 materias activas que actúan con modos de acción diferentes. Algo muy común en el resto de Europa (y ya también en España) debido a que nuestros vecinos realizan muchos más tratamientos de forma preventiva por la humedad ya que suelen tener más problemas de enfermedades por sus condiciones climáticas. "Esta campaña por las abundantes lluvias, más que nunca el efecto preventivo, pero sobre todo el curativo va a ser fundamental principalmente en aquellas explotaciones que por el agua y el barro no se tenga tiempo de entra a aplicar", comenta la responsable de BASF.

La combinación de Xemium® y F500® presenta unas propiedades de distribución únicas dentro de la planta "confiriéndole una gran actividad preventiva y curativa, y además, altos rendimientos y gran calidad", explica Jesús Delgado, responsable de Marketing de la División de Protección de Cultivos de BASF Agro en España. Al igual que el Lovit Comet, Priaxor EC muestra también efectos AgCelence: una mejora del rendimiento del cultivo, junto con un incremento en la calidad del grano. "A modo de ejemplo, las cebadas tratadas con Priaxor Pack presentan un color de hojas espectacular, mostrando el más alto nivel de sanidad del cereal", señala Delgado. Un aspecto que corrobora el agricultor Óscar Salafranca "Lo que más me ha llamado la atención es su persistencia, se ve una planta más sana con más hojas verdes, lo que se traduce al final en que el llenado de grano sea mejor, un mayor peso específico y por lo tanto, un mayor rendimiento".

En trigo, para obtener los mejores resultados se recomienda aplicar Priaxor EC desde que la hoja bandera se encuentra totalmente desarrollada hasta el inicio de la floración del cereal a fin de obtener la máxima protección y rendimiento. Debemos recordar que en trigo, la contribución de las hojas en la producción de grano es del 43% la hoja bandera, 23% la hoja -1 y 7% la hoja -2, por lo que cualquier estrategia debe pasar por mantener libre de enfermedad la hoja bandera y preferiblemente, las 3 superiores.

En cebada, como el cultivo ahija mucho más que el trigo, se recomienda aplicar Priaxor EC en estados de desarrollo más tempranos, al final de ahijado y durante el encañado, ya que en este cultivo el máximo rendimiento se obtiene si la hoja bandera y las 4 inferiores están libres de enfermedad.

Complementando a Priaxor, BASF lanzó también en la anterior campaña Systiva, un nuevo fungicida formulado con Xemium pero que a diferencia de Priaxor EC no se trata de un tratamiento foliar sino de un tratamiento de semilla. Systiva a diferencia de los tratamientos de semilla que hay en el mercado, actúa contra las enfermedades foliares como la rincosporiosis y la helminosporiosos de la cebada con lo que el cereal está ampliamente protegido desde el inicio.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

Noticia?
A Favor
En Contra

Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y trae mucha agua: publirreportaje sobre los últimos productos de BASF.

Puntuación 0
#1